La multitudinaria manifestación ciudadana no logra que el Gobierno irlandés dé marcha atrás en el impuesto del agua

77
0
  • Manifestación en Irlanda.
    Manifestación en Irlanda.
77

Temas

El ministro de Agricultura irlandés, Simon Coveney, ha afirmado este lunes que el Gobierno no tiene intención de dar marcha atrás en el impuesto del agua pese a las masivas movilizaciones contra la iniciativa, como la de este sábado que ha reunido a más de 100.000 manifestantes en Dublín.

"Ha habido mucha confusión, frustración e ira sincera porque la gente no sabe lo que va a pagar", ha reconocido Coveney en declaraciones desde China a la televisión pública RTÉ. En ese sentido, ha reconocido que el nuevo impuesto "no ha funcionado como debería" y que la comunicación al respecto ha sido "muy mala".

En cualquier caso ha asegurado que "el Gobierno escucha a la gente" que ha salido este fin de semana a la calle. "Ya verán cómo el Gobierno responde para dar más certezas a la gente y garantizarles que no van a tener que pagar una tasa inasumible por el agua", ha indicado.

Coveney ha defendido la creación de Irish Waters porque hasta ahora había 34 organismos regionales y porque "la mitad del agua se perdía en fugas". "Necesitamos un cambio y se consigue con un organismo único capaz de satisfacer la demanda del país", ha argumentado, al tiempo que ha justificado el nuevo impuesto para que "quien más gaste pague más".

Desde la oposición, Micháel Martin, del Fianna Fáil, ha pedido la suspensión del impuesto y una revisión del sistema para que sea justo y equitativo. "Necesitamos un debate amplio sobre este asunto", ha afirmado.

El otro gran partido de la oposición, el Sinn Féin, defiende incluso la insumisión fiscal ante este nuevo impuesto. Una de las dirigentes del partido, Mary Lou McDonald, ha asegurado que ella no pagará el nuevo impuesto a título personal.

Comentarios