Los activistas en huelga de hambre por la subida del agua en Irlanda no están aislados en prisión

30
0
  • Imagen de protestas anteriores (Fuente: William Murphy en flickr/CC).
    Imagen de protestas anteriores (Fuente: William Murphy en flickr/CC).
  • Los activistas exigen ser llevados de vuelta a una prisión de Dublín y han iniciado este lunes una huelga de sed
30

El Servicio Irlandés de Prisiones (IPS) ha rechazado que los dos activistas contra el impuesto del agua presos en la prisión de Wheatfield estén en régimen de aislamiento, como denuncian los propios presos en un comunicado en el que anuncian que están en huelga de hambre desde el viernes para protestar por esta situación. Un tercer activista encarcelado se ha sumado a la huelga por solidaridad y han advertido de que a partir de este lunes realizarán además huelga de sed.

"No han estado en ningún tipo de régimen restrictivo y tienen acceso a todas las instalaciones y servicios de la prisión", ha explicado un portavoz del IPS en declaraciones recogidas por 'The Irish Times'.

Los activistas son Derek Byrne, Paul 'Ollie' Moore y Damien O'Neill, condenados el pasado jueves junto a otros dos activistas a entre 28 y 56 días en prisión por desacato a un tribunal. En concreto, incumplieron una orden que les prohibía acercarse a menos de 20 metros de los trabajadores que están instalando los nuevos contadores de agua.

El domingo Byrne y Moore anunciaron que no han ingerido ningún alimento desde el viernes y denunciaron su "confinamiento" en sus celdas. Además, han advertido de que no ingerirán líquidos desde el lunes para exigir que se los lleve de vuelta a la prisión de Mountjoy, en el centro de Dublín, donde fueron encarcelados en un primer momento, por cercanía a sus lugares de residencia. El tercer preso, O'Neill, se sumó a su acción por solidaridad.

El comunicado de Byrne y Moore, difundido por otra activista, Siobhán Walsh, pide además "manifestaciones diarias en los centros comerciales de las principales calles" y "vigilias con velas ante las casas de los diputados de (los partidos) Fianna Fáil, Fine Gael y Partido Laborista".

Rechazo de líquidos

"Si no nos llevan de vuelta a Mountjoy como nos prometieron, en la mañana del lunes iremos más allá y comenzaremos a rechazar líquidos hasta que nos devuelvan a Mountjoy", advierte el comunicado.

Un segundo comunicado de Byrne datado el domingo sostiene que tienen "muy buen ánimo" y que los funcionarios de prisiones "nos están tratando muy bien", aunque confirma que siguen en huelga de hambre. "Queremos que nuestra reivindicación llegue a todo el mundo y saber por qué no se ha encarcelado a los banqueros ni se les ha hecho responsables de los problemas de este país y por qué la ley es distinta para quienes tienen poder en comparación con los ciudadanos normales", demanda.

La hermana mayor de Byrne, Audrey Maher, ha expresado su temor ante la situación ya que cree que su hermano, padre de dos hijos, mantendrá su palabra. "Cuando Derek dice algo, lo mantiene. Derek cumple su palabra. Muchos políticos deberían aprender de él", ha afirmado en declaraciones a 'The Irish Mirror'.

El sábado, miles de personas salieron a las calles de nuevo para protestar contra el nuevo impuesto sobre el agua. En Dublín, unas 10.000 personas han secundado la marcha "Dublín dice no" con los familiares de los activistas presos a la cabeza. La manifestación ha concluido ante la prisión de Mountjoy.

Comentarios