Un volcán islandés revela el papel de los aerosoles en el cambio climático

140
0
(0)
  • volcán islandés revela papel aerosoles cambio climático
    Erupciones del volcán Eyjafjallajökull en 2010 (Wikipedia/CC)
140

Una erupción de campo de lava islandesa de seis meses podría proporcionar la clave crucial para que los científicos desbloqueen el papel que juegan los aerosoles en el cambio climático, a través de sus interacciones con las nubes. Un equipo internacional de científicos del clima, dirigido por la Universidad de Exeter, en Reino Unido, ha estudiado meticulosamente los efectos que la erupción de entre 2014 y 2015 en Holuhraun, Islandia, tuvo sobre las formaciones de nubes en la región circundante.

Estos investigadores encontraron que la erupción de la fisura de Holuhraun, la más grande desde que estalló Laki que durante ocho meses en 1783 y 1784, emitió dióxido de azufre a una tasa más alta que la de los 28 países europeos juntos causando una enorme columna de partículas de aerosol sulfato sobre el Atlántico Norte. Como era de esperar, estos aerosoles redujeron el tamaño de las gotitas de las nubes, pero al contrario de lo esperado no elevaron la cantidad de agua en las nubes.

Los investigadores creen que estos resultados --que se detallan en un artículo que se publica este jueves en 'Nature'-- podrían reducir significativamente la incertidumbre en las futuras proyecciones climáticas al describir el impacto de los aerosoles de sulfato formados por las emisiones industriales humanas sobre el cambio climático.

El autor principal del estudio, el doctor Florent Malavelle, del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Exeter, señala que la "enorme erupción volcánica proporcionó el experimento natural perfecto en el cual calcular la interacción entre los aerosoles y las nubes".

Estos aerosoles redujeron el tamaño de las gotitas de las nubes, pero al contrario de lo esperado no elevaron la cantidad de agua en las nubes

Los sistemas de nubes, amortiguados contra los cambios

"Sabemos que los aerosoles tienen potencialmente un gran efecto sobre el clima y particularmente a través de sus interacciones con las nubes, pero la magnitud de este efecto ha sido incierta. Este estudio no sólo nos da la perspectiva de poner fin a esta incertidumbre, sino lo que es más significativo, la posibilidad de rechazar una serie de modelos climáticos existentes, lo que significa que podemos predecir el cambio climático futuro con mucha más precisión que nunca".

Los aerosoles juegan un papel fundamental en la determinación de las propiedades de las nubes, ya que actúan como núcleos en los que el vapor de agua en la atmósfera se condensa para formar nubes. El aerosol de sulfato se ha reconocido durante mucho tiempo como el aerosol atmosférico más importante de fuentes industriales, pero también existen otras fuentes naturales de aerosoles de sulfato, como la liberación de dióxido de azufre como resultado de las erupciones volcánicas.

Se cree que la erupción Holuhraun de 2014-15 ha emitido entre 40.000 y 100.000 toneladas de dióxido de azufre cada día durante su fase eruptiva. Utilizando modelos de sistemas climáticos de última generación, combinados con las recuperaciones por satélite detalladas suministradas por la NASA y la Universidad Libre de Bruselas, en Bélgica, el equipo de investigación pudo estudiar la naturaleza compleja de la cubierta de nubes formada como resultado de la erupción.

Estos expertos descubrieron que se redujo el tamaño de las gotas de agua producidas, lo que a su vez llevó a la iluminación de las nubes, lo que resulta en una mayor fracción de la luz del sol que se refleja de nuevo en el espacio y, en última instancia, un efecto de enfriamiento en el clima.

Sin embargo, estos aerosoles no tenían un efecto perceptible en muchas otras propiedades de la nube, incluyendo la cantidad de agua líquida que las nubes contienen y la cantidad de nubes. El equipo cree que la investigación muestra que los sistemas de nubes están "bien protegidos" contra los cambios de aerosoles en la atmósfera.

El profesor Jim Haywood, coautor del artículo y también de la Universidad de Exeter, añade que las erupciones volcánicas explosivas y efusivas son muy diferentes. "La erupción explosiva masiva de Pinatubo en 1991, que inyectó aerosoles a altitudes de 25km + en la estratosfera, ha sido el evento que ha mejorado nuestro modelo de simulaciones del impacto de las erupciones volcánicas explosivas en el clima --explica--. Ahora, los volcanes han aportado una nueva pista en el problema climático: cómo los aerosoles emitidos a alturas similares a las de las emisiones humanas impactan en el clima".

Comentarios