Aqualia
Connecting Waterpeople

"Los desafíos del agua a nivel mundial precisan una respuesta global y sin precedentes"

  • " desafíos agua nivel mundial precisan respuesta global y precedentes"
    Marta Jiménez, Communications Officer en IWA.
  • Traducción de Cristina Novo.

Sobre la Entidad

IWA
La International Water Association es la red de profesionales del agua que luchan por un mundo en el que el agua se gestione de forma inteligente, sostenible y equitativa.
ABB

Continuamos con nuestro ciclo de entrevistas con los responsables de relaciones con los medios de empresas y organizaciones sin ánimo de lucro del sector del agua. Esta vez hablamos con Marta Jiménez, Responsable de Comunicaciones de la  International Water Association (IWA), para conocer cómo la mayor red internacional de profesionales del agua lleva a cabo el trabajo de comunicación sobre este precioso recurso.

Pregunta: En primer lugar, nos gustaría conocer brevemente su trayectoria profesional.

Respuesta: Estudié periodismo en Madrid, y después hice un intercambio con el programa Erasmus en la Haya. Durante mis años en la universidad, realicé prácticas y colaboraciones con diferentes tipos de medios de comunicación, como radio, televisión, prensa escrita y digital, para hacerme una idea de donde podría encajar en el panorama mediático. Volví a La Haya para realizar un periodo de prácticas en IDEAS Magazine, un sitio ideal para explorar la escritura creativa, a la vez que colaboraba con un programa de radio y llevaba a cabo tareas de comunicación para una fundación que impulsa el diálogo para promover relaciones internacionales más justas. Después realicé un Máster en Relaciones Internacionales en Ámsterdam, y trabajé para una asociación, en comunicación estratégica y participación digital en temas de desarrollo, para posteriormente entrar a trabajar en la International Water Association (IWA) en 2015, como Responsable de Comunicaciones.  

P: ¿Cuáles son sus funciones en IWA?

R: Principalmente en IWA me dedico a explicar y mostrar por qué el trabajo de nuestra comunidad multidisciplinar de profesionales del agua es importante para la sociedad en general.

Con la participación de nuestros miembros, me encargo de crear y transmitir contenidos de IWA a través de nuestras plataformas digitales y redes sociales, para informar sobre innovaciones, conocimientos prácticos y soluciones sostenibles relacionadas con el ciclo integral del agua que pueden ayudar a reutilizar y recargar nuestros preciosos recursos hídricos.

Implica desarrollar estrategias de comunicación y participación para establecer relaciones entre la ciencia, las políticas y las prácticas relacionadas con el agua, para que los conocimientos y la experiencia puedan divulgarse a distintas audiencias, y transmitirse a otros lugares, disciplinas y sectores.

Publicidad

Una parte esencial de mi trabajo de comunicación en la IWA es concienciar al público sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo sobre el ODS número 6, y movilizar al público para que participe en procesos de toma de decisiones que afectan al futuro del agua. Desde concienciar sobre el derecho humano al agua y al saneamiento, cómo implantarlo y apoyar a otros para hacerlo realidad, hasta educar sobre la importancia de restaurar los ecosistemas que nos abastecen de agua, o proporcionar a la nueva generación de líderes del agua las habilidades necesarias, oportunidades de conectar con otros, y de desarrollo profesional.

En general, se trata de cumplir la misión de la IWA, como asociación diseñada para conectar a diferentes actores interesados en el futuro del agua, aunando conocimientos y acciones para lograr una gestión acertada, equitativa y sostenible de los recursos hídricos.

Lo que me parece fascinante de la comunicación sobre el agua es que es transversal a todos los sectores: las empresas de servicios públicos, la industria, los servicios ecosistémicos, la agricultura, la pesca, la silvicultura, la salud, la moda, el turismo o la cultura

P: ¿Por qué cree que es importante la comunicación sobre el agua?

R: El agua sustenta todos los aspectos de la existencia humana y el medio ambiente. Los importantes desafíos del agua en todo el mundo precisan una respuesta verdaderamente global y sin precedentes. Esta respuesta tiene que estar fundamentada en conocimiento profesional, ha de acelerarse mediante el intercambio de conocimientos y la innovación, y ser verdaderamente representativa de los entornos sociales dinámicos en los que vivimos, es decir, una respuesta que dé lugar a soluciones descentralizadas y a escala local.

Para mí, la importancia de informar sobre el agua radica en poder diseñar soluciones de forma conjunta a problemas comunes al contar con todas las perspectivas, compaginando y combinando los conocimientos y la experiencia de diferentes actores, poder someter dichas soluciones a una evaluación crítica, mejorar la participación pública en los procesos de toma de decisiones y movilizar recursos humanos y económicos para conseguir objetivos ambiciosos pero alcanzables.

Lo que me parece fascinante de la comunicación sobre el agua es que es transversal a todos los sectores: las empresas de servicios públicos, la industria, los servicios ecosistémicos, la agricultura, la pesca, la silvicultura, la salud, la moda, el turismo, la cultura, etc. Trasciende todas las barreras y aborda las conexiones cruciales entre la igualdad, la justicia, la sostenibilidad y la dignidad. Al mismo tiempo, la comunicación sobre el agua implica hablar de profesionales entusiastas del agua y el saneamiento, que trabajan a diario para proporcionar servicios esenciales de agua y saneamiento. Creo que contar sus historias también es esencial para sensibilizar a los ciudadanos sobre lo que implica llevar agua potable a nuestros grifos.

P: ¿Cuál ha sido la influencia de las redes sociales en la forma de comunicar sobre el agua?

R: Internet y las redes sociales han cambiado mucho el panorama de la comunicación, dando lugar a nuevos paradigmas, en los que "el usuario se convierte en eje del proceso de comunicación, el contenido es la identidad de los medios, el nuevo lenguaje es multimedia, todo acontece en tiempo real, el hipertexto es la gramática, y conocimiento es el nuevo nombre de la información", como explica José Luis Orihuela, profesor español de comunicaciones y transformaciones digitales, en este artículo.

Internet y las redes sociales han abierto la puerta a un cambio profundo en el modelo de comunicaciones de los años 80, que se basaba en la difusión unidireccional y pasiva, a una comunicación en ambos sentidos, en forma de diálogo. Según este nuevo modelo, ya no hablamos a unas audiencias pasivas, sino a usuarios que buscan activamente el contenido que necesitan o consideran necesario, mientras que a la vez se convierten en productores de contenido. Esto ha supuesto un cambio radical en la relación entre organizaciones y sus audiencias/usuarios. En este sentido, la voz fidedigna de la IWA sobre el agua está formada y a la vez avalada por las miles de personas que forman parte de nuestra comunidad en línea. Las redes sociales han transformado el papel de la IWA en el espacio informativo digital en un amplificador de voces, ideas, artículos de investigación o del magnífico trabajo de nuestros miembros y seguidores, que escriben posts, comparten, dan a "me gusta" e interactúan con noticias relacionadas con el agua en las redes sociales. 

Las redes sociales han permitido a organizaciones como la IWA acceder a conocimientos de todos los rincones del mundo, y democratizar aún más el acceso a conocimientos que de otra manera permanecerían en entornos académicos o profesionales, organizando seminarios web o transmitiendo en directo los discursos de apertura de nuestras conferencias en streaming, entre otros.

También nos permite implicar a personas, llegar a ellas y tener una influencia, a una escala sin precedentes y a una velocidad increíble. Esto se une a la capacidad de usar nuestra posición en las redes sociales como vehículo para el cambio. Por ejemplo, hemos visto el tremendo impacto de las campañas en redes sociales sobre la reducción del consumo de agua durante sequías, una concienciación inusitada sobre el impacto de la contaminación de los océanos por plásticos, o una mejor resiliencia de las comunidades para prepararse y reaccionar a los efectos del cambio climático.

Los medios digitales no solo han cambiado la forma de comunicar sobre el agua, han transformado al profesional de la comunicación en un artista en el panorama mediático de las comunicaciones sobre el agua. Las redes sociales nos han obligado a ser más creativos, ágiles y dinámicos para producir formatos visuales mejores que capten la atención de los usuarios, ya expuestos a miles de otros mensajes cuando echan un vistazo a sus cuentas de Twitter, Facebook, LinkedIn o Instagram.

Los medios digitales no solo han cambiado la forma de comunicar sobre el agua, han transformado al profesional de la comunicación en un artista en el panorama mediático de las comunicaciones sobre el agua

P: ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta su organización a la hora de informar sobre el sector del agua?

R: Uno de los principales desafíos de la comunicación radica precisamente en la proliferación de información en línea. Es esencial seleccionar, filtrar, interpretar y compartir contenido importante, fiable y de calidad, no solo para ayudar a nuestros lectores a navegar en el caos informativo y mantenerles implicados, sino también para que avance la ciencia, la innovación y la toma de decisiones hacia una gestión sostenible del agua urbana.

Otro desafío clave es encontrar el equilibrio adecuado entre el rigor científico y que el mensaje sea comprensible para el público general. Por otra parte, esta es también una oportunidad excelente de estimular la curiosidad y el asombro sobre temas que nos conciernen a todos, y para crear capacidades y competencias esenciales en aquellos que estarán a cargo del agua en el futuro.

De forma similar, acercar los mundos aparentemente desconectados de la ciencia, la práctica y las políticas es a veces difícil, pero  la posición única de la IWA, que aúna empresas de servicios públicos, reguladores, empresas de tecnología, investigadores, entidades financieras y organizaciones de la sociedad civil, ayuda a promover una visión común de uso responsable del recurso y encontrar un lenguaje común que rompa el aislamiento de diferentes actores.

P: ¿Ha tenido que enfrentarse la IWA alguna vez a una crisis de comunicación? En ese caso, ¿Qué herramientas se utilizaron para abordar el problema?

R: Uno de los momentos más difíciles a los que se ha enfrentado la IWA recientemente está relacionado con nuestra propia transformación digital. En 2015-2016 la IWA comenzó a tomar medidas enérgicas para adaptarse al mundo digital con la creación de una nueva plataforma el línea personalizada, IWA Connect. El objetivo era replicar, revivir, amplificar y conectar nuestra comunidad de profesionales del agua que solía reunirse en persona en los eventos de la asociación o colaborar de vez en cuando en proyectos o publicaciones con evaluadores externos. El siguiente paso en esta trayectoria digital era utilizar esta misma plataforma social y comunitaria para gestionar el proceso de renovación de miembros de la asociación y nuevas solicitudes. El cambio de sistema, sin contar con la implicación suficiente de muchos de nuestros miembros y partes interesadas fue penoso e insatisfactorio para algunas personas. Ahora podemos echar la vista atrás a nuestra propia transición desde el infierno digital al cielo digital, y aprender de esta crisis de comunicaciones. Esta reflexión minuciosa también ha servido en parte para fundamentar el desarrollo del Programa del Agua Digital que pretende facilitar la transformación digital de uno de los principales grupos que representamos, las empresas de servicios públicos de aguas.

Los importantes desafíos del agua en todo el mundo precisan una respuesta verdaderamente global y sin precedentes

P: ¿Qué tipo de noticias sobre agua cree que le interesan más a los ciudadanos?

R: En general, nuestra red de profesionales está interesada en las novedades en sus respectivos campos, ya sea la investigación más reciente sobre microcontaminantes, investigación sobre tecnologías para arsénico, buenas prácticas para la reutilización de aguas o tecnologías más sostenibles y avanzadas para desalinización. Mi experiencia trabajando con profesionales del agua es que les interesa tanto lo que funciona, como casos que muestran el éxito de un determinado método o tecnología, como lo que no funciona, es decir, desafíos y fracasos de los que aprender.

También hemos observado que cuanto más especializados sean los contenidos, más interés generan entre nuestros asociados. Al mismo tiempo, muchos de nuestros lectores y seguidores en redes sociales no son exactamente profesionales del sector del agua. Como criaturas emocionales que somos, creo que los lectores conectan inmediatamente con noticias que reflejan los dos extremos del abanico de posibilidades relacionadas con los seres humanos y el medio ambiente: por una parte, desastres, crisis y riesgos, y por la otra, historias heroicas e inspiradoras.    

Es por ello también que es tan importante entender cómo se sienten las personas, y usar historias y otras técnicas de comunicaciones ingeniosas para provocar emociones y estimular la curiosidad y el debate sobre temas de agua, en lugar de sembrar el miedo, para conseguir cambios positivos.

P: Por último, ¿podría destacar un caso de éxito de las actividades de comunicación de su empresa, o bien un caso de éxito en cuanto a comunicación sobre el agua que le haya llamado la atención?

R: Podría hablar de muchos, pero me gustaría destacar la campaña sobre los principios de la IWA para ciudades responsables con el agua (IWA Principles for Water-Wise Cities), por varias razones. Desde su lanzamiento en el año 2016, estos principios han llevado a partes interesadas en ciudades de todo el mundo a gestionar el agua de forma más responsable. Como marco común, ha conectado a las personas para promover la integración del agua en la planificación y diseño de las ciudades, con objeto de conseguir una mayor resiliencia al cambio climático, ciudades más habitables, más eficientes, y comunidades urbanas con un sentido de pertenencia. Su éxito radica en el efecto dominó que han tenido los principios con los líderes de las ciudades, que han actuado como embajadores de este planteamiento. De momento 30 regiones urbanas se han adherido a los principios. La comunicación y la participación de los interesados fueron parte del planteamiento desde su inicio, integrando las perspectivas de las mismas audiencias a las que iban dirigidos los principios.

Hay muchas organizaciones que hacen un trabajo fabuloso concienciando a la gente de forma ingeniosa sobre los servicios de agua y saneamiento que muchos damos por sentado. Me impresionó enormemente la campaña de WaterAid del Día Mundial del Retrete, con un vídeo conmovedor que llama la atención sobre el hecho de que 1 de cada 3 mujeres en el mundo sufren el riesgo de padecer vergüenza, enfermedades y acoso porque no tienen ningún sitio seguro donde hacer sus necesidades. La campaña de #GiveAShit de WaterAid también era divertida, ya que permitía a los usuarios personalizar el emoticono de la caca para enviarlo a amigos y donar para contribuir a terminar con la defecación al aire libre, y concienciar sobre los 4,5 billones de personas que se ven privados de la dignidad de un saneamiento seguro.

Puedes leer la entrevista original en Smart Water Magazine.

Te puede interesar