Aqualia
Connecting Waterpeople

Pedro Huesa: "El principal reto del sector del agua es su integración en la economía circular"

602
3
(3)
  • Pedro Huesa: " principal reto sector agua es integración economía circular"
    Pedro Huesa Jiménez, gerente de la empresa y responsable del departamento técnico de J. HUESA.

Sobre la Entidad

J. Huesa Water Technology
J. Huesa es una empresa andaluza con más de 45 años de Experiencia en el Ciclo Integral del Agua que cuenta con un equipo de trabajo multidisciplinar y capacidad técnica contrastada para dar respuesta a todo lo relacionado con el tratamiento del agua

J. HUESA, es una empresa andaluza con sede en Sevilla fundada en 1.971, que nació como fabricante de equipos para el tratamiento de aguas y ha ido evolucionando hasta poder ofrecer a sus clientes la tecnología, los sistemas y servicios industriales más avanzados para la gestión del Ciclo Integral del Agua, posicionándose como todo un referente tanto en el mercado, nacional como internacional.

J. HUESA cuenta con todos los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de industria en lo relativo al estudio, diseño, fabricación, montaje, puesta en marcha, explotación y mantenimiento de instalaciones de tratamiento de aguas. Actualmente dispone de fábrica propia en la que se construyen instalaciones de agua a medida, para dar solución a cualquier necesidad en lo que, a potabilización, procesos industriales, depuración y reutilización de aguas se refiere.

Pedro Huesa Jiménez, gerente de la empresa y responsable del departamento técnico de J. HUESA nos comenta algunos detalles destacados de la empresa.

Pregunta: En primer lugar, Sr. Huesa, nos gustaría conocer su trayectoria profesional hasta el puesto que ocupa actualmente.

Respuesta: Para dar respuesta a esta pregunta, debo remontarme a los orígenes de la empresa que me va a permitir explicar cómo es la empresa hoy en día y explicar mi trayectoria dentro de ella.

La compañía fue fundada por mi padre Don José Huesa Lope, hombre atípico de la época, Doctor en ciencias Químicas que, promovido por su espíritu investigador, fundó la empresa con el propósito de ofrecer servicios a la industria, fundamentalmente local y regional, en todo lo relativo a agua, calderas, torres de refrigeración y la instrumentación y control de estos equipos. En sus inicios, puede decirse que centró su actividad como distribuidora de equipos y asesoramiento técnico a los clientes.

En el año 1990, tras haber finalizado mis estudios en Ciencias Químicas, mi padre falleció de forma inesperada, por lo que me incorporé a la empresa, liderando, inicialmente, el Departamento Comercial. Fue una etapa dura a nivel personal, pero me permitió conocer el mercado local y regional y vislumbrar la importancia de tener un centro de producción propio, ya que en aquella época la actividad principal de la empresa era la distribución de equipos de tratamiento de agua. En esta etapa inicial de mi actividad en J. Huesa, se dotó a la compañía de las capacidades técnicas y medios materiales para crear nuestro propio centro de producción, comenzando ya con la fabricación de equipos a medida, en función de los requisitos técnicos marcados por nuestros clientes, al tiempo que se potencia la actividad de ingeniería, todo esto en el marco de una fuerte sequía que propicia la necesidad de reducir el consumo de agua y la necesidad de reutilizar el agua (concepto actualmente muy integrado en nuestra actividad industrial).

A finales de los 90 se inicia la actividad de Postventa con la prestación de Asistencia Técnica Especializada, así como el suministro de productos químicos. El nombre comercial de la empresa cambia, añadiendo la marca AQUAQUIVIR, promovido por una estrategia que pretendía mejorar la posición de la empresa en el mercado y que no resultó muy fructífera.

A principios del nuevo milenio, coincidiendo con los requerimientos cada vez más estrictos en el sector industrial, J. Huesa inicia su actividad dentro del campo de las aguas de proceso y la reutilización del agua, mediante la aplicación de tecnología de membranas. Al mismo tiempo, y para dar un aire más genérico, cambia su imagen en el mercado y cambia el anagrama de la empresa a J. HUESA TRATAMIENTO DE AGUAS.

En 2014, con vistas a dotar un carácter más internacional a la compañía y tras la realización de varios proyectos a nivel internacional, cambiamos de nuevo la imagen de la compañía en el mercado, potenciando su nueva imagen con el logo J. HUESA WATER TECHNOLOGY.

El año pasado entra en la empresa la tercera generación de la familia, mi hijo Pedro, quien inicialmente compatibiliza sus estudios de ADE con esta actividad. Inicialmente pasa por varios departamentos para conocer a fondo el funcionamiento de todos y conocer el personal implicado en cada uno de ellos, pero su objetivo en este momento es liderar el Departamento de Administración y el Departamento Comercial – Marketing con la finalidad de poder conjuntamente la toma de decisiones estratégicas y desarrollar mi actividad técnica en la empresa.

Está claro que no ha sido un camino fácil, pero sí muy constructivo y enriquecedor a nivel personal, ya no sólo porque he vivido el crecimiento de la empresa, a nivel productivo y de personal, lo cual supone un orgullo, sino también por el conocimiento continuo adquirido a lo largo de estos años.

Como consecuencia de la evolución y crecimiento de la empresa ahora mismo estamos inmersos en un proyecto de crecimiento por el que trasladamos nuestra sede a una nueva nave que va a permitir ampliar nuestra capacidad productiva y optimizar la producción.

P.- ¿Cuáles son las principales líneas de negocio de la empresa y en qué se diferencia de su competencia?

R.- Una vez explicada la evolución de J. Huesa y mi trayectoria dentro de ella, podemos decir que J. Huesa cubre el Ciclo Integral del Agua ofreciendo multitud de servicios en la gestión del agua, incluyendo, entre otros, el diseño, montaje, instalación y puesta en marcha de equipos para el tratamiento de aguas de procesos.

Podemos decir que la empresa cuenta con tres líneas de negocio fundamentales, a saber:

Un servicio de Ingeniería, que cuenta con un equipo multidisciplinar de trabajo compuesto por ingenieros, programadores, delineantes y técnicos que cuentan con todos los recursos necesarios para satisfacer y superar las necesidades de cualquier tipo de industria, en lo relativo al estudio, diseño, fabricación, montaje, puesta en marcha, explotación y mantenimiento de instalaciones de tratamiento de aguas:

  • Proyectos Llave en mano.
  • Toma de Datos, Estudios de Caracterización y Ensayos de Tratabilidad.
  • Diseño de proceso conceptual: Selección del proceso y tecnologías más adecuados.
  • Ingeniería detalle: P&D, planos de equipos en 3D y necesidades de planta. Automatización, Instrumentación y Control.
  • Planificación, Seguimiento y Control.
  • Pruebas Operacionales de la instalación, Puesta en Marcha y Formación.
  • Monitorización y Seguimiento Operacional.

Una pieza clave en J. Huesa S.L. es nuestro centro de producción, que cuenta con personal altamente cualificado y experiencia contrastada en la fabricación y montaje de todos los elementos que integran una planta de tratamiento de agua.

  • Montaje de Equipos siguiendo los Planos de Desarrollo y los correspondientes al P&D.
  • Realización de Esquemas Eléctricos, Fabricación de Armarios y Programación de Autómatas (PLC, HMI y SCADA).
  • Comprobación y Verificación del Funcionamiento de la Planta.
  • Declaración de Conformidad y Marcado CE.
  • Elaboración y Entrega del Manual de Funcionamiento.

Y, por último, mencionar un servicio de Postventa, Departamento especializado en el mantenimiento y explotación de instalaciones de tratamiento de agua, con total garantía de fiabilidad y operatividad.

Como máxima de trabajo ofrecemos a nuestros clientes servicios personalizados, con la premisa de mejorar el rendimiento de la instalación desde el punto de vista técnico, económico y medioambiental.

Principales líneas de actuación:

  • Auditorías de Plantas.
  • Consultoría y Asesoramiento Técnico.
  • Explotación, Mantenimiento Preventivo y Correctivo.
  • Recogida, Toma de Muestras y Control Analítico.
  • Suministro de Reactivos Químicos, Consumibles y Componentes.
  • Gestión de Residuos.

Para que todo esto funcione correctamente y no se acote nuestra actividad en el mercado, cada vez más cambiante y con una alta tasa de intrusión (no podemos olvidar que cada vez son más las empresas que prestan servicios ajenos al tratamiento de agua que para ampliar su cartera de negocio introducen este servicio en su portfolio), contamos con un departamento de I+D+i desde el que cada vez son más los proyectos nacionales e internacionales con los que colaboramos y quizá esto junto con nuestra clara vocación de servicio al cliente es lo que nos ha permitido no solo consolidar nos en el mercado, sino crecer de forma continua y prestar un servicio especializado, como por ejemplo la containerización de plantas de tratamiento de agua que no solo facilitan su transporte al cliente final, sino que le permite a él, trasladarlo de un centro de trabajo a otro.

P.- La I+D es clave para competir en un mercado tan cambiante como el del sector del agua. ¿Qué tecnologías y soluciones ofrece J. HUESA para hacer frente a este reto?

R.- Como muy bien apuntas, la innovación es una palabra clave, ya no solo en el sector del agua, sino en el sector industrial en general; al igual que los procesos productivos mejoran, debe mejorarse la eficiencia y eficacia en el tratamiento del agua. Desde J. Huesa podemos afirmar tras más de 4 décadas trabajando en el sector, junto con nuestra experiencia en I +D + i en el sector, especializarnos en el Tratamiento del Agua con independencia de su procedencia y uso final. En definitiva, soluciones a medida para el Ciclo Integral del Agua, mediante la selección y combinación de las tecnologías más adecuadas, según el sector que nos ocupe y la problemática ante la que nos encontremos.

De forma que en función del uso del agua ofrecemos proyectos llave en mano orientado al tratamiento de Aguas Potables, Aguas de Proceso y Aguas residuales, centrándonos en la reutilización del agua. Al tratarse de usos y sectores tan dispares, son muchas las tecnologías desarrolladas (Filtración, Tecnologías de membrana, Desinfección, entre otras…) que se combinan de una forma u otra para dar solución al cliente.

Estamos especializados en el diseño y construcción de plantas piloto que nos permiten verificar la viabilidad técnica y económica de un determinado proceso físico o químico. Se trata de una planta mucho más flexible que una planta a escala industrial porque permite trabajar en un amplio rango de valores que posibilitan el establecimiento de los parámetros de operación óptimos de dicho proceso para el posterior diseño y construcción de la planta a escala industrial.

P.- Como especialistas en reutilización de las aguas residuales, ¿de qué manera contribuye J. HUESA a integrar el agua dentro de la economía circular?

R.- Teniendo en cuenta el concepto de economía circular, que se posiciona como principal método de crecimiento a nivel europeo al tratar de asegurar un crecimiento sostenible en el tiempo gracias a la reducción, reúso y reutilización de los recursos, el agua juega un papel fundamental por tratarse de un recurso no renovable e indispensable en el desarrollo de la actividad humana tanto desde el punto de vista del día a día del hombre considerando su vida cotidiana, como del desarrollo de la actividad industrial.

En función del sector que nos ocupa, el valor añadido que J. Huesa aporta a sus clientes cambia, de forma que en el sector secundario nos centramos en la realización de proyectos llave en mano que permiten la reutilización de las aguas residuales, teniendo muy presente la aplicación de la legislación vigente y los distintos usos que se le pude dar.

Pero, no podemos olvidarnos del sector primario que se posiciona como un sector emergente en nuestro país y en el que el agua es un recurso fundamental y cada vez más escaso. Todos sabemos que la UE ya ha informado que va a elaborar legislación específica en el sector que va a tener una gran repercusión no solo a nivel europeo sino internacional, ya que, por ejemplo, en Sudamérica tienen como referencia en la gestión del agua el Know-How europeo.

En J. Huesa tenemos la suerte de poder contar con un equipo técnico que conoce las normativas existentes en materia de reutilización, experiencia en desarrollo de proyectos, asistencia y participación en jornadas de reutilización, desarrollo de plantas pilotos para reutilización de aguas…

Desde nuestra compañía estamos desarrollando diversos proyectos en los que la utilización sostenible de las aguas regeneradas permite atender las necesidades a partir de actuaciones con menores costes económicos, ambientales y sociales.

Algunos de los proyectos de reutilización que hemos realizado:

  • Reutilización de aguas residuales urbanas para riego (campos de golf, jardines, baldeos…).
  • Reutilización de aguas para uso en la industria (Objetivo Vertido cero).
  • Reutilización de aguas en la industria petroquímica.
  • Reutilización de aguas para circuitos de refrigeración.
  • Reutilización de agua para el lavado de frutas.
  • Recuperación de aguas procedentes del lavado de botellas.
  • Reutilización de los rechazos de osmosis inversa (en industria automovilística, industria aceitera, química…).

P.- Bajo su punto de vista, ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el sector del agua?

R.- Sin lugar a duda, el principal reto del sector del agua es su integración en el concepto de economía circular; nos encontramos como he comentado antes, ante un recurso no renovable, escaso e indispensable para el desarrollo de la vida tal y como la entendemos hoy.

Aunque cada vez es mayor la concienciación humana de la importancia de este recurso ya no solo en su vida cotidiana sino en el desarrollo de las economías, indudablemente no está hecho todo y queda mucho por hacer. Por eso son cada vez más las políticas de gestión y control del agua que se promulgan desde Europa y de obligada transposición a los países miembros para potenciar lo que se conoce como las 3R “Reducción, Reúso y Reutilización” del agua.

En este sentido las empresas de nuestro sector jugamos un papel fundamental para garantizar el correcto acceso al sector urbano e industrial de las soluciones óptimas que aseguren el cumplimiento de los requerimientos cada vez más restrictivos que llegan de Europa sin menoscabar la calidad y pureza del agua con el que se trabaja.

Indudablemente será desde los distintos centros de Investigación y gracias a la colaboración interprofesional de los distintos departamentos de I+D+i de las empresas donde se van a desarrollar las soluciones que garanticen este doble objetivo.​

P.- En la actualidad, J. HUESA se encuentra inmersa en un proceso de internacionalización en varios países del mundo. ¿Puede darnos detalles del proceso de expansión y de las actividades que llevarán a cabo?

R- Aunque llevamos varios años desarrollando proyectos en el extranjero, uno de los objetivos estratégicos de J. Huesa es consolidar nuestra actividad en el mercado internacional. Para ello, además de contar con el apoyo de nuestros clientes que tienen sedes o proyectos en el extranjero o socios locales fuera de nuestras fronteras, venimos haciendo uso de la ayuda que, desde organismos oficiales se presta a la Internacionalización de la empresa junto con la implicación que, desde el departamento Comercial – Marketing se viene desarrollando en esta área.

Por un lado, se está potenciando el departamento de Marketing con la implementación y desarrollo de un Plan de Marketing en el que se potencia el desarrollo internacional de la compañía para lo que se está dotando de los medios necesarios para ello y, por otro lado, haciendo uso de las tecnologías disponibles, se mantienen, casi semanalmente video conferencias con potenciales clientes que se encuentran en los distintos continentes del mundo.

Actualmente J. Huesa tiene en su cartera proyectos de potabilización, desalación, depuración y reutilización en diversos países tales como: Argelia, Túnez, Arabia Saudí, UK, Jamaica, Venezuela, Perú, Chile, Angola, Qatar, USA, Guinea Ecuatorial, Marruecos, Cuba, India

A nivel internacional incluso llevamos servicios de asistencia técnica presencial y remoto, este último aporta un alto valor añadido a nuestros proyectos, puesto que, al estar todas nuestras plantas automatizadas, podemos llevar un control y realizar correcciones de la planta desde nuestra sede en Sevilla.

Como te explicaba antes, otro aspecto que ha potenciado la actividad internacional de J. Huesa, aumentando el número de proyectos internacionales y el valor añadido a nuestras instalaciones a medida, ha sido el diseño y fabricación de plantas contenerizadas con las que aportamos a nuestros clientes una mayor flexibilidad.

P.- Finalmente, miremos al futuro. ¿Dónde se ve la compañía dentro de otros 47 años?

R.- El sello de identidad de J. HUESA durante su larga vida, siempre ha sido la vocación por el servicio al cliente y la innovación. El aplicar estos dos valores en la cadena de valor de la empresa (estudio de proyectos, diseño, fabricación, instalación, puesta en marcha, explotación y mantenimiento), nos ha permitido crecer como empresa en el mercado nacional e internacional, incluso en tiempos de crisis. 

Actualmente estamos inmersos en un proyecto de reorganización e inversión constante, unido al proceso de construcción de unas nuevas instalaciones, con las cuales multiplicaremos por seis al espacio productivo actual.

La verdad que estamos muy ilusionados con este proyecto, con el paso del tiempo hemos ido creciendo en plantilla y número de proyectos. El espacio de la nueva construcción será perfecto para la fabricación de un mayor número de plantas contenerizadas y proyectos de grandes caudales en paralelo.

Por lo que, en unos años, esperamos encontrarnos en un entorno en el que se valore un bien tan preciado con es el agua y conceptos importantes en nuestro sector como es la regeneración de aguas. Aportando desde J. HUESA el mayor valor a nuestra sociedad.