Aqualia
Connecting Waterpeople
ICEX España Exportación e Inversiones
TFS Grupo Amper
Kamstrup
Catalan Water Partnership
ONGAWA
Fundación Botín
Regaber
Molecor
BACCARA
UNOPS
VisualNAcert
ABB
Cajamar Innova
Sacyr Agua
Idrica
Saint Gobain PAM
Prefabricados Delta
ESAMUR
Vector Motor Control
Almar Water Solutions
Bentley Systems
Asociación de Ciencias Ambientales
Aigües Segarra Garrigues
ISMedioambiente
Grupo Mejoras
Elliot Cloud
Consorcio de Aguas de Asturias
AECID
Schneider Electric
Filtralite
ACCIONA
GS Inima Environment
Xylem Water Solutions España
NTT DATA
Smagua
BELGICAST by TALIS
CALAF GRUP
EMALSA
Cibernos
Saleplas
Ulbios
LACROIX
Minsait
TecnoConverting
Ingeteam
Aganova
Likitech
Terranova
biv Innova
Barmatec
Fundación We Are Water
STF
Fundación Biodiversidad
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
J. Huesa Water Technology
Hach
Laboratorios Tecnológicos de Levante
UPM Water
ITC Dosing Pumps
Danfoss
Agencia Vasca del Agua
Control Techniques
FLOVAC
IIAMA
EPG Salinas
TEDAGUA
DATAKORUM
Elmasa Tecnología del Agua
FENACORE
Isle Utilities
Confederación Hidrográfica del Segura
DAM-Aguas
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Lama Sistemas de Filtrado
ADECAGUA
NOVAGRIC
Gestagua
SCRATS
Redexia network
s::can Iberia Sistemas de Medición
IAPsolutions
Fundación CONAMA
Red Control
AZUD
Aqualia
HANNA instruments
AMPHOS 21
Blue Gold
Global Omnium
Hidroconta
Innovyze, an Autodesk company
CAF
Baseform
Insituform
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
AGENDA 21500
Rädlinger primus line GmbH
Kurita - Fracta

Consejería y sector agrario urgen a la aplicación de la doble tarifa eléctrica para el regadío

  • Consejería y sector agrario urgen aplicación doble tarifa eléctrica regadío
    Mesa de Interlocución Agraria.
  • La Mesa de Interlocución Agraria de Andalucía aboga por una flexibilización “al máximo” de la PAC y una moratoria en la entrada en vigor de los ecorregímenes.

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
Molecor

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha presidido la Mesa de Interlocución Agraria (Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias) para analizar cuestiones que afectan al sector y la situación actual de este y en especial sobre todo lo relacionado con los elevados costes de producción y nueva Política Agraria Común (PAC) y el Plan Estratégico Nacional. Todos han coincidido en señalar la “necesidad urgente” de la aplicación, por parte del Estado, de la doble tarifa eléctrica para el regadío, que supondría un ahorro en la factura para el regante de un 20%.

La consejera de Agricultura ha resaltado, además, que “en Andalucía se está trabajando y el sector se está preparando para la entrada en vigor de la PAC para el período 2023-2027” en tanto se procede al desarrollo normativo estatal para su aplicación. En este contexto, la mesa ha coincidido en la pertinencia de que haya una mayor flexibilidad en la aplicación de la nueva PAC, ya que el retraso legislativo y la situación de incertidumbre provocada por el conflicto de Ucrania, que pone en riesgo la seguridad alimentaria europea y mundial, requiere mayor seguridad jurídica y garantías para agricultores y ganaderos en el desempeño de su actividad.

“En Andalucía se está trabajando y el sector se está preparando para la entrada en vigor de la PAC para el período 2023-2027”

La consejera ha reiterado que “no podemos convertir la nueva PAC, y en concreto las prácticas medioambientales, en un coste de producción adicional y un obstáculo más”. Crespo ha destacado que “por nuestra parte hemos flexibilizado hasta el máximo que se nos permite, pero ahora le toca al Gobierno de España que haga lo posible para conseguir esa máxima flexibilidad”. El Gobierno Andaluz ha sido el primero en realizar esta petición al entender que “el sector lo necesita y de esta forma se podría dar una moratoria necesaria para la entrada en vigor de los ecorregímenes” ha dicho Carmen Crespo, quien entiende que con más tiempo para la adaptación de estos se evitarían unos gastos que coindicen con un “momento muy difícil por la situación que viene generando la inflación, con la pérdida de rentabilidad que ello supone, a lo que se le une también las consecuencias de la sequía”.

La Consejería de Agricultura ha venido apuntando que varias regiones productivas andaluzas salen perjudicadas y que, en el caso del olivar andaluz, se perderá alrededor de 79 millones de euros en el período de aplicación de la nueva PAC (2023-2027), lo que contrasta con la buena ejecución que este sector ha venido haciendo históricamente con los fondos europeos. Desde la Junta de Andalucía se ha venido defendiendo el carácter ambiental y social del olivar y su contribución a la conservación del medio ambiente, así como su aportación al desarrollo rural.

Todos han coincidido en señalar la “necesidad urgente” de la aplicación, por parte del Estado, de la doble tarifa eléctrica para el regadío, que supondría un ahorro en la factura para el regante de un 20%

Por ello, las alegaciones que presentó Andalucía y que trabajó con todas las organizaciones, pasaban por la designación del olivar como un ecorregimen “per se”. De esta forma, los olivareros, especialmente aquellos con fincas en terrenos con más dificultades, no tendrían que llevar a cabo nuevas prácticas medioambientales, sino que cumplirían automáticamente con los requisitos de la nueva PAC.

Medida 22 y sequía

En otro orden de cosas, la consejera ha informado sobre cuestiones de máxima actualidad como son los presupuestos de su departamento para 2023, del que ha defendido especialmente su carácter municipalista, ya que el 72% del mismo está provincializado, así como la importante inversión que se contempla y que se destina a política agraria, pesquera, hídrica y de desarrollo rural.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha informado en la Mesa de Interlocución de la aprobación en el Consejo de Gobierno celebrado esta mañana de las ayudas correspondientes a la Medida 22, que beneficiarán a los sectores productivos especialmente afectados por la guerra en Ucrania. El montante total alcanza los 36,8 millones de euros, a los que se sumarán próximamente las ayudas de mínimis para el sector ganadero.

Entre los principales hitos de este esfuerzo económico de la Junta en el campo y la pesca de Andalucía, se encuentra la inversión para hacer frente a la situación de sequía. En este sentido ha querido recordar los decretos de sequía aprobados por la Junta, por un montante total de 141 millones de euros. Estos están permitiendo avanzar en la puesta en marcha de aguas regeneradas y, por ende, generando oportunidades hídricas para los regantes. Al tiempo ha indicado que “en cada Consejo de Gobierno va alguna obra”. En la Mesa de Interlocución se ha puesto en valor la ejecución de obras hidráulicas, con aprobación de nuevas en cada Consejo de Gobierno, y la importancia de que el Estado también lleve a cabo actuaciones en las cuencas que son de su competencia (Guadalquivir, Guadiana y Segura). En este caso, Crespo ha solicitado al Gobierno de España, que es el “competente en el 67% del territorio andaluz, que amplíe el Decreto de Sequía o apruebe uno nuevo para sus demarcaciones, ya que están en una situación muy complicada”.

Redacción iAgua

La redacción recomienda