Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
TEDAGUA
Amiblu
EPG Salinas
ADECAGUA
Filtralite
Innovyze, an Autodesk company
LACROIX
HRS Heat Exchangers
ESAMUR
Xylem Water Solutions España
Aganova
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
RENOLIT ALKORPLAN
AECID
Schneider Electric
Lama Sistemas de Filtrado
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Fundación CONAMA
Catalan Water Partnership
Hidroglobal
TecnoConverting
Fundación Biodiversidad
Sacyr Agua
GS Inima Environment
IRTA
Kamstrup
Sivortex Sistemes Integrals
Minsait
Fundación Botín
Red Control
Hidroconta
ISMedioambiente
IAPsolutions
Almar Water Solutions
Agencia Vasca del Agua
FLOVAC
Likitech
ACCIONA
DATAKORUM
CAF
Vector Energy
MOLEAER
ONGAWA
AGS Water Solutions
Baseform
Ingeteam
SCRATS
TRANSWATER
Confederación Hidrográfica del Segura
Idrica
Asociación de Ciencias Ambientales
Hach
Aqualia
Grupo Mejoras
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
FENACORE
Laboratorios Tecnológicos de Levante
AMPHOS 21
Saint Gobain PAM
ADASA
Cajamar Innova
KISTERS
Barmatec
J. Huesa Water Technology
s::can Iberia Sistemas de Medición
Molecor
Global Omnium
Rädlinger primus line GmbH
ICEX España Exportación e Inversiones

Se encuentra usted aquí

51 M€ para la modernización de los regadíos leoneses del Bajo Bierzo y la Ribera Alta del Porma

  • 51 M€ modernización regadíos leoneses Bierzo y Ribera Alta Porma
    Acuerdo regantes Ribera Alta del Porma.
  • 51 M€ modernización regadíos leoneses Bierzo y Ribera Alta Porma
    Acuerdo regantes Canal Bajo del Bierzo.
  • El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural suscribe dos convenios con las comunidades de regantes de Canal Bajo del Bierzo y la Ribera Alta del Porma, que suman más de 8.600 hectáreas.
  • Las obras permitirán ahorrar un 30 % en el consumo de agua y energía y se completarán con mejoras en infraestructuras rurales.
  • Gerardo Dueñas lanza un mensaje de apoyo a las movilizaciones del campo y urge a al ministro Planas a atender las peticiones del acuerdo firmado con las OPAs para modificar la PAC.

Sobre la Entidad

Junta de Castilla y León
La Junta de Castilla y León es el órgano de gobierno y administración de la comunidad de Castilla y León (España).

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, ha suscrito este lunes en los municipios leoneses de Carracedelo primero y en Puente Villarente después sendos convenios con las comunidades de regantes del Canal Bajo del Bierzo y Ribera Alta del Porma, respectivamente, con objeto de iniciar las correspondientes obras de modernización en sus regadíos.

En concreto, estas actuaciones que impulsa el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) –dependiente de la Consejería– se centran en la transformación del riego por gravedad en riego por presión, así como en la instalación de sistemas de gestión de la red de regadío por telecontrol, con el correspondiente sistema de comunicaciones y software.

Todo ello permitirá a los 9.688 regantes que se verán beneficiados en total (6.884 en el Bajo Bierzo y 2.804 en el Alto Porma) ahorrar no solo en consumo de agua, sino también en energía –en el caso del Canal Bajo del Bierzo es por presión natural, es decir, sin necesidad de consumo energético–, lo que disminuirá los costes de producción de sus explotaciones. Un beneficio que se verá reflejado, también, en la industria agroalimentaria de la Comunidad.

Todo ello permitirá a los 9.688 regantes que se verán beneficiados en total ahorrar no solo en consumo de agua, sino también en energía

Además, según explicó Dueñas citando a técnicos del Itacyl, la densidad de población en áreas regables es tres veces mayor que en las zonas de secano y, en el caso de la incorporación de jóvenes a la agricultura, esta cifra se multiplica por seis.

Por todo ello, la modernización de regadíos es uno de los compromisos de legislatura de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, de modo que con las actuaciones impulsadas hoy en las 8.619 hectáreas que abarcan ambas zonas de regadío (4.026 en el Bierzo y 4.603 en la Ribera Alta del Porma), se avanza de forma significativa hacia la meta marcada para el mandato de llegar a las 30.000 hectáreas de regadíos modernizados.

Estas actuaciones cuentan con una inversión de la Junta de más de 37 millones de euros (16,07 millones en Bajo Bierzo y 20,96 millones en Ribera Alta del Porma), a las que se hay que añadir otros 14 millones de euros vinculados al desarrollo de otras infraestructuras rurales (como caminos o desagües), que también serán sufragadas íntegramente por la Administración autonómica. A este montante hay que añadir la financiación procedente de la Administración General del Estado a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) con cargo a los fondos europeos extraordinarios del Plan de Recuperación Transformación y Resilencia (PRTR) y las aportaciones de las propias comunidades de regantes.

Apoyo al sector

Por otro lado, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, no quiso olvidar las movilizaciones que los profesionales del campo están protagonizando en los últimos días y, aunque dijo no poder apoyar actuaciones fuera de la legalidad, sí mostró su apoyo al sector en muchas de sus reivindicaciones, algunas de ellas muy ligadas a las limitaciones que se imponen para producir particularmente en los regadíos, con la obligación retroactiva del maíz, y también la obligación de destinar al menos un 4 % a superficies improductivas.

Prueba de ello es el acuerdo firmado con las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAs) de Castilla y León, con propuestas de modificación de la Política Agraria Común (PAC). Un texto que, como lamentó el consejero, “el ministro mantiene guardado en un cajón”.

Dueñas urgió a Luis Planas a atender las peticiones del campo castellano y leonés y a elevar dichas propuestas de medidas a la Comisión Europea para que los “burócratas de Bruselas dejen de perjudicar a quienes trabajan para darnos de comer a todos”.

Finalmente, el consejero también exigió al Gobierno central incrementar y mejorar la regulación de la Cuenca del Duero, ya que la superficie de regadío de Castilla y León es 10 puntos porcentuales inferior a la media nacional, lo que la coloca en una posición de desventaja competitiva.

La redacción recomienda