El brote de cólera en Kenia se extiende a los campos de refugiados

17
0
17
  • brote cólera Kenia se extiende campos refugiados

Un brote de cólera se ha desatado en el mayor campo de refugiados de Kenia, Dadaab, y ha dejado más de 540 enfermos y siete muertos en las últimas semanas, según ha denunciado Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha advertido de que la epidemia podría empeorar por las fuertes lluvias.

MSF ha instalado un centro de tratamiento de cólera en el campamento de Dadaab, que alberga a cerca de 350.000 refugiados, la mayoría procedentes de Somalia y Sudán del Sur que han huido de la guerra civil de su país.

"Las lluvias están empeorando una situación higiénica ya precaria", ha asegurado el director de MSF en Kenia, Charles Gaudry. "Después de cada episodio de lluvias fuertes, aumenta el número de pacientes en nuestro centro de tratamiento", ha añadido.

Lavarse las manos es una de las mejores maneras de prevenir la propagación de la enfermedad

Más de 8.000 personas han sido tratadas por cólera en Kenia desde diciembre de 2014. El cólera es una enfermedad que se transmite a través de la comida y el agua contaminada. Causa diarreas, náuseas y vómitos y si no se trata adecuadamente puede ser mortal aunque la mayoría de los pacientes se recuperan si se les trata rápidamente con terapia de rehidratación oral.

Esta enfermedad se extiende rápidamente en campamentos atestados con pocas medidas de higiene, como es el caso de Dadaab, en donde la mayoría de los refugiados viven en tiendas de campaña y no tienen acceso a letrinas y agua limpia, ha denunciado MSF.

Lavarse las manos es una de las mejores maneras de prevenir la propagación de la enfermedad, pero los refugiados no tienen jabón desde hace dos meses, ha recordado la organización.

"La enfermedad solo puede se puede detener con una mejora en las condiciones higiénicas", ha añadido MSF.

La escasez de fondos ha obligado a Naciones Unidas a recortar las raciones de comida en Dadaab dos veces desde 2013.

Comentarios