Connecting Waterpeople
Isle Utilities Webinar Series - 7 de julio:
Lama Sistemas de Filtrado

Los filtros de lecho con carbón activo

  • filtros lecho carbón activo

Sobre la Entidad

Lama Sistemas de Filtrado
Desde 1948, Lama está especializada en la fabricación y diseño de sistemas de filtración de agua para la agricultura y la industria. Más de 150.000 instalaciones repartidas por todo el mundo avalan nuestra trayectoria.

El carbón activado o carbón activo es un término general que engloba a numerosos compuestos de adsorbentes carbonáceos cristalinos con una gran porosidad interna.

Existe una gran variedad de productos con diferentes características dependiendo del material de partido usado y la técnica de activación usada en la producción. Los materiales más utilizados de partida para carbonizar son cortezas de almendras, nueces, cáscara de coco, turba, carbón mineral e incluso brea y petróleo. La activación de estos materiales, que les permitirá tener esa elevada porosidad, puede ser mediante activación química (generalmente por un ácido) o física tratando el material carbonizado con gases de combustión y vapor de agua a alta temperatura.

Esta activación permitirá al material de partida presentar un área superficial mayor de 500 m2/g. -incluso algunos pueden llegar a 2500 m2/gr-. Esta gran área superficial será la responsable de que puedan atrapar multitud de sustancias orgánicas presentes en un gas o líquido entre sus microporos. De esta manera, se puede utilizar en extracción de metales, medicina veterinaria y humana para casos de intoxicación, aplicaciones alimentarias (clarificación de jarabes, extracción cafeína, azucares refinados) filtros de emisión de automóviles, máscaras de gas… y en numerosas aplicaciones.

Nosotros, como fabricantes de sistemas de filtración de agua, nos centraremos en su aplicación como purificación de agua potable en tratamientos de potabilización si bien tiene multitud de usos y aplicaciones haciéndole ser el purificante más utilizado.

El carbón activado o carbón activo es un término general que engloba a numerosos compuestos de adsorbentes carbonáceos cristalinos con una gran porosidad interna

En la potabilización del agua el carbón activo puede retener plaguicidas, subproductos desinfección previa (trihalometanos), toxinas y productos que dan color al agua originados por descomposición de sustancias vegetales y eliminación del cloro.

Los fabricantes de carbón activado o las empresas de tratamiento de agua determinaran el tipo de carbón activado necesario en función del tipo aplicación de este (granular o en polvo), así como los elementos a eliminar del agua en el proceso de potabilización y sistemas de retención o filtración más convenientes.

En líneas generales, el caudal a tratar y las características del carbón indicaran un tiempo de contacto que tiene que permanecer -en este caso agua- con el carbón activo para obtener el resultado deseado.

Una vez determinada la cantidad del mismo y en función de su densidad especifica, se calculará el volumen necesario del sistema para contener y realizar el proceso.

Es habitual realizar el proceso mediante recipientes a presión que disminuyen el tiempo de contacto, facilitan una limpieza física del mismo mediante contralavados y permiten automatizar y controlar todo el proceso.

En LAMA SISTEMAS DE FILTRADO calculamos y diseñamos el filtro de carbón en función de la presión de trabajo y volumen necesario para cada aplicación según las directrices del fabricante. Todo nuestro proceso abarca desde el filtro metálico a presión hasta el diseño de todo el frontal de válvulas y la programación como un sistema “plug&play” que facilita al integrador toda la implantación en el sistema diseñado.

Generalmente, estos sistemas van asociados a otros tratamientos complementarios como filtración de arena previa, desinfecciones o desacidificación del agua (necesaria cuando se emplean carbones activados mediante ácidos).

Cada fabricante recomiendo un tiempo de cambio del carbón (suele ser un año) y ese carbón se vuelve a reactivar en instalaciones especiales para tal efecto. El diseño de los filtros por lo tanto tiene que facilitar la extracción y llenado de los equipos de manera eficaz.

Por lo tanto, el carbón activo sigue siendo un método muy usado para tratar aguas tanto en aguas municipales como en procesos industriales. En LAMA tenemos multitud de proyectos de instalaciones de filtros de lecho para contener carbones activos.

Por otro lado, cabe recordar que no solo usamos este elemento filtrante en nuestros filtros de lecho, si no que, dependiendo de las características del agua a tratar, contamos con otros elementos adaptados a cada problemática del agua.

La redacción recomienda

04/04/2022 · Agro · 83 1
filtración frutos rojos