El PP pedirá 5 años de cárcel para el alcalde de Armilla por los vertidos del PTS

66
0
66

El PP de Granada, personado como acusación popular en el caso de los vertidos en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS), pedirá un total de cinco años de cárcel para el alcalde de Armilla, el socialista Gerardo Sánchez, por los posibles delitos de fraude de subvenciones, prevaricación administrativa y delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

La Fiscalía de Granada atribuye a Sánchez sólo el último de estos delitos, por el que solicita para él, en su escrito de acusación provisional, un año de prisión, multa de 1.800 euros e inhabilitación especial para la profesión u oficio por seis meses.

Tras conocerse la acusación, el PP de Granada ha pedido este viernes al alcalde que "abandone la vida pública si realmente le interesa el bienestar de los vecinos del municipio del área metropolitana".

El PP de Granada ha pedido este viernes al alcalde que abandone la vida pública 

En rueda de prensa, el exalcalde de la localidad y vicepresidente Ejecutivo del PP granadino, Antonio Ayllón, que ha criticado además el "cinismo" de Sánchez, ha considerado que este caso es uno "de los más claros, jurídica y políticamente, en la provincia de Granada".

El Partido Popular ha recordado que durante el mandato de Gerardo Sánchez al frente del consistorio armillero "se perdió" una subvención de 450.000 euros que el Ayuntamiento había recibido precisamente para la ejecución de los saneamientos del PTS. "A pesar de que Sánchez llegó a firmar que los trabajos se habían ejecutado, ni hizo la obra, ni sabemos dónde está el dinero".

Además, Ayllón también ha apuntado que ya bajo su gobierno "fue necesario solicitar al juez la realización de una actuación para subsanar los vertidos". El importe total de dicha subsanación alcanzó los 170.000 euros, "que el Ayuntamiento asumió, bajo el gobierno del PP, pese a la delicada situación económica del consistorio".

Tras la moción de censura de enero de 2013, Ayllón ha destacado que una de las primeras medidas que llevaron al pleno cuando accedieron al gobierno el PSOE, IU y el "tránsfuga" José Luis Castillo fue la retirada de la personación del propio ayuntamiento en el caso de los saneamientos del PTS. Un hecho que, para el portavoz del PP, "pone de manifiesto el interés de Gerardo Sánchez en tapar y ocultar la verdad sobre los saneamientos del PTS".

Por otro lado, Antonio Ayllón se ha mostrado "perplejo" ante las declaraciones de Gerardo Sánchez, que afirmó que "Armilla es el único municipio que depura al 100% las aguas", cuando a juicio del exalcalde del PP, "desde marzo de 2011 se vierten aguas residuales a la vega a través de una acequia del siglo XI".

Al mismo tiempo y con motivo del "supuesto" cambio de criterio de la Fiscalía ante el que el propio alcalde se ha mostrado sorprendido, Ayllón ha recordado que en septiembre de 2013 el juez corrigió el auto del ministerio público que solicitaba el archivo de la causa.

Por todo esto, el portavoz 'popular' le ha preguntado al coordinador de IU, Manuel Morales, y a la secretaria general del PSOE, Teresa Jiménez, "¿por qué siguen apoyando y amparando con su actitud de silencio cómplice a un gobierno cuyo alcalde está condenado a un año de cárcel y que la sombra de la corrupción le llega hasta el flequillo?"

En definitiva, Antonio Ayllón ha afirmado que "le duele muchísimo que cada vez que se hable de Armilla sea para destapar e informar sobre escándalos de corrupción, oscurantismo, despilfarro de dinero público, todo esto bajo la dirección del Clan de Armilla".

"Hoy más que nunca los cargos públicos tenemos que desarrollar una labor de gestión ejemplar y aportar honestidad a la vida pública y por lo tanto no se puede perder ni despilfarrar dinero público ni atentar contra el medio ambiente", ha sentenciado el vicepresidente ejecutivo del PP.

Comentarios