Cantabria aprueba el proyecto de Ley de Abastecimiento y Saneamiento

74
0
74

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión semanal el proyecto de Ley de Abastecimiento y Saneamiento, que incluye bonificaciones en el canon de aguas residuales para las familias con rentas bajas y garantiza que no se podrá cortar el agua a las familias sin recursos, al fijar un mínimo personal de 100 litros por persona y día.

Además, declara de interés general las depuradoras municipales, cuya gestión será asumida "al cien por cien" por la comunidad autónoma; y regula el Plan General de Abastecimiento y Saneamiento, que prevé del orden de 1.200-1.300 obras hidráulicas en un horizonte de diez años, con una inversión de 300 millones de euros.

Estas son las principales características de un texto que regula de forma global el ciclo integral del agua y que el consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, ha definido como "la ley de las tres sos", porque se basa -ha dicho- en los principios de "solidaridad, sostenibilidad y carácter social". Según ha señalado, se espera que el Parlamento la apruebe a finales de junio, antes de que termine el periodo de sesiones.

El canon de saneamiento, que con la nueva ley pasa a denominarse canon de aguas residuales, no subirá para compensar la rebaja a las rentas bajas

El consejero ha asegurado que el canon de saneamiento, que con la nueva ley pasa a denominarse canon de aguas residuales, no subirá para compensar la rebaja a las rentas bajas. Según ha afirmado, el descenso en la recaudación por las bonificaciones, que no ha cuantificado, será "asumido" por el Gobierno.

Será, según ha destacado, un canon "universal, sostenible y solidario". En la parte fija del canon se establece la exención para las rentas más bajas y bonificaciones de hasta el 60% en función de los ingresos y el número de miembros de la unidad familias; mientras que en la parte variable se introducen descuentos de hasta el 60%.

Estas bonificaciones se solicitarán en el año 2015 y una vez aprobadas, se empezarán a aplicar en 2016, salvo en el caso de las familias acogidas a la Renta Social Básica, a las que el Gobierno aplicará de oficio en 2015 los descuentos en el canon. El consejero ha asegurado que los hogares que no tengan derecho a estas bonificaciones pagarán lo mismo que en la actualidad: 26 euros la parte fija y 0,5 euros metro cúbico.

Por otro lado, la norma garantiza el suministro a las familias con "dificultades socioeconómicas", a través de un mínimo personal de 100 litros por persona y día, lo que significa que a los hogares sin recursos no se les va a poder "cortar el agua", ha dicho el consejero.

Reparto de competencias

En otro orden de cosas, el proyecto de Ley de Abastecimiento y Saneamiento regula el reparto de competencias en esta materia, y declara de interés general las depuradoras municipales, de forma que la comunidad autónoma va a asumir su gestión y a "garantizar que funcionen adecuadamente".

La norma garantiza el suministro a las familias con dificultades socioeconómicas

El consejero ha explicado que en Cantabria hay más de un centenar de estaciones depuradoras gestionadas por ayuntamientos pequeños y medianos, que no están en funcionamiento porque el municipio no puede asumir el coste de mantenimiento -principalmente gasto eléctrico-.

Fernández ha destacado que la gestión de estas depuradoras supondrá un mayor gasto para la administración regional, que tampoco ha cuantificado, pero también un "ahorro en la gestión".

Tras la firma de los preceptivos convenios con los ayuntamientos, estas infraestructuras municipales serán gestionadas en su mayor parte por MARE, lo que no implica "necesariamente" un aumento de la plantilla de la empresa pública, ha dicho el consejero a preguntas de los medios de comunicación.

Sobre la tasa autonómica de abastecimiento, ha asegurado que "cambia la estructura" pero el importe final "va a ser el mismo" que en la actualidad.

Comentarios