Aqualia
Connecting Waterpeople

ATLL colabora con el LEQUIA para aplicar inteligencia artificial al tratamiento de agua potable

1
162

Sobre la Entidad

LEQUIA
El Laboratorio de Ingeniería Química y Ambiental (LEQUIA) es un grupo de investigación de la Universidad de Girona dedicado al desarrollo de soluciones eco-innovadoras en el campo del agua.
Sofrel
Bentley Systems
· 162
1
  • ATLL colabora LEQUIA aplicar inteligencia artificial al tratamiento agua potable
    De izquierda a derecha, Lluís Godo, Hèctor Monclús y Fernando Valero en la potabilitzadora de Abrera.
  • ATLL Concessionària de la Generalitat de Catalunya S.A. financiará el 50% del coste de una beca predoctoral de la Universidad de Girona de tres meses de duración. El objetivo del trabajo de investigación es automatizar y reducir la incertidumbre en procesos de toma de decisión de alta complejidad.

Las potabilizadoras se enfrentan diariamente a una toma de decisión multiparamétrica para garantizar una gestión adecuada y asegurar el suministro de agua a la población. El aumento en los requisitos de calidad, la modernización de las instalaciones, la incorporación de nuevos tratamiento y la variabilidad del agua a tratar, son algunos de los factores que intervienen en esta gestión e incrementan su complejidad.

La gestión de sistemas de elevada complejidad se puede abordar con las múltiples herramientas que proporciona la inteligencia artificial. Una de ellas son los sistemas de ayuda a la decisión aplicados en dominios ambientales (en inglés, environmental decision support systems o EDSS). Los EDSS tienen en cuenta la tecnología, los factores económicos, medioambientales y legislativos; y se nutren a la vez de datos y modelos numéricos, y de la experiencia de los expertos.

El uso de los EDSS en otros ámbitos, como es la depuración de aguas residuales, cuentan con un largo recorrido pero su aplicación en los procesos de potabilización es más reciente. Por ello ATLL ha apostado por la Universidad de Girona para desarrollar nuevos EDSS que respondan a los retos específicos de los gestores de las estaciones de tratamiento de aguas potable (ETAPs) en los múltiples procesos de toma de decisión en los cuales se ven involucrados. Es con este objetivo que la empresa trabaja des de hace más de dos años con el grupo de investigación LEQUIA. De esta colaboración ha surgido el proyecto DrinkIA, que se desarrollará a lo largo de tres años y que incluye la financiación del 50% de una beca predoctoral en el marco de una programa de ayudas para investigadores en formación de la Universidad de Girona (IFUdG2016-2018).

La tesis doctoral será desarrollada por parte del ingeniero químico Lluís Godo y dirigida por el investigador del LEQUIA-UdG Dr. Hèctor Monclús y por el responsable de I+D+I y control de processos de ATLL, el Dr. Fernando Valero. La investigación se centrará en el desarrollo, la implementación y la validación de un EDSS compatible con las ETAPs operadas por ATLL. Se trata, pues, de un trabajo de investigación y desarrollo industrial que se beneficiará de los múltiples beneficios de la colaboración universidad-empresa, y que se realizará parcialmente en las instalaciones de ATLL en las ETAPs de Abrera (Baix Llobregat) y Cardedeu (Vallès Oriental).

ATLL es la empresa de referencia del suministro de agua potable en Cataluña. Su ámbito de actuación se halla en las comarcas del Alt Penedès, Anoia, Baix Llobregat, Barcelonès, Garraf, Maresme, la Selva, Vallès Oriental y Vallès Occidental, con una población total de más de 4,5 millones de habitantes, además de toda la industria y los servicios establecidos en este territorio.

El grupo LEQUIA de la Universidad de Girona investiga el desarrollo de soluciones eco-innovadoras en el campo del agua desde su fundación en 1992. La línea de investigación de sistemas de ayuda a la decisión aplicados al ciclo urbano del agua está liderada por el investigador y catedrático Dr. Manel Poch y cuenta con varios proyectos de investigación y transferencia, y con un programa informático comercial – el Novedar_EDSS – para facilitar la toma de decisión en el diseño de estaciones depuradoras de aguas residuales.

La redacción recomienda