Pros y contras de subcontratar el agua

776
5
(4)
  • Pros y contras subcontratar agua

Sobre la Entidad

Locken
Compañía de referencia en el sector del control de accesos electrónico en España y Europa. Su solución digital original basada en una llave inteligente la convierte en una figura única en su sector.
776

La subcontratación es una práctica habitual en cualquier sector y el del agua no tendría por qué ser una excepción. Si bien en otros sectores lo importante es si esta práctica es económicamente rentable o técnicamente más eficiente, cuando hablamos de agua hay que añadir que debe asegurarse la calidad y la seguridad del agua (y las infraestructuras) que utilizamos para regar o para beber.

¿Es mala la subcontratación?

En absoluto, la subcontratación permite atender a picos de demanda de trabajo o a trabajos puntuales especializados que serían inviables o muy poco eficientes si los realizara la propia empresa. Por lo que bien usada, la subcontratación es una herramienta ideal.

¿Cuál es el problema entonces? que esta sea la herramienta principal, que casi todo se subcontrate y que entren en juego empresas poco capacitadas técnica y organizativamente. Esto pone en peligro no solo el buen desempeño de la actividad, sino también va en contra de la seguridad y salud de los trabajadores.

Las cadenas de subcontratación, en la que una empresa subcontratada a su vez subcontrata a otra, es el paradigma de la mala utilización de esta herramienta. La empresa intermediaria recibe entonces un beneficio sin aportar valor alguno al producto o servicio, algo que si bien es reprochable, en relación a un bien público de primera necesidad como el agua, sería absolutamente intolerable.

Otro asunto diferente sería una mala utilización, subcontratar más de lo debido por ley o incluso por actividades que no se realizan o no están justificadas. Estos son los ingredientes de un polémico caso que afecta a Emmasa, la empresa mixta de aguas de Santa Cruz de Tenerife, y que se remonta al año 2006. Multada con 450.000€ por el ayuntamiento por subcontratar más del 50% del valor de la concesión de 61 millones de euros, se ha planteado hasta la rescisión de la misma, y en 2014 llevó al ayuntamiento a intervenir la empresa mixta durante 2 años.

El ciclo del agua

Las empresas del ciclo del agua, y sobre todo las españolas, son un referente mundial en cuanto a tecnificación y eficiencia. El ciclo integral del agua, especialmente el urbano, requieres mucha organización y control para que todos los eslabones de la cadena funcionen correctamente.

No tendría sentido que una empresa de este tipo pretendiera abarcar todas las actividades que hacen falta para dar un servicio, y más si los estándares de calidad son tan altos como en este sector. La cantidad de servicios distintos que hacen falta son grandísimos; administración, ingeniería, informática, publicidad y comunicación, atención al cliente, construcción, reparaciones, gestión, análisis, transporte, seguridad y un largo etcétera.

Un servicio de aguas no puede ser excelente si todas y cada una de las empresas involucradas no son excelentes

La empresa encargada de la gestión del agua se enfrenta ante un reto a la hora de subcontratar, asegurarse de que las empresas subcontratadas estén a la altura técnica y organizativamente.

Cuando se subcontrata un servicio, se puede correr el riesgo de perder el control diario y la supervisión de esas actividades. No es suficiente con especificar las condiciones del servicio al principio, y esperar a detectar posibles negligencias o irregularidades cuando afectan a la calidad o seguridad del agua.

Y más si estas subcontratas tienen que tener acceso a las infraestructuras del ciclo integral, que no olvidemos, se consideran como infraestructuras críticas. Tener un registro de quién entra, cuando entra y las condiciones en las que entra alguien en las instalaciones es esencial para asegurarse de que la empresa subcontratada cumple con sus obligaciones tanto de servicio, como cumpliendo las normas de salud e higiene en el trabajo. Y si no las cumple, denegarle el acceso.

Subcontratar un servicio no te exime de la responsabilidad, por lo que es esencial establecer mecanismos de control eficientes para que esa empresa lo haga al menos igual de bien que tu empresa lo haría, que en lo referente al agua no debe ser menos que excelente.

Comentarios