¿Qué hacer si tu móvil se cae al agua?

1.186
3
(2)
  • ¿Qué hacer si tu móvil se cae al agua?

Sobre la Entidad

Locken
Compañía de referencia en el sector del control de accesos electrónico en España y Europa. Su solución digital original basada en una llave inteligente la convierte en una figura única en su sector.
1186

Temas

Los móviles y las tabletas nos acompañan a todos lados, ya sea por placer o por trabajo los usamos a todas horas. Y a los que nos gusta el agua en la naturaleza o incluso trabajamos con ella, la combinación puede ser un poco peligrosa.

El verano es la época en la que más en contacto estamos con el agua, de excursión en un río, un picnic en un embalse de interior o en la playa. Y ante un cascada, una puesta de sol en el mar o un refrescante baño con la familia y los amigos la tentación es la misma, sacar el móvil para hacer una foto y que todos disfruten por redes sociales de esas maravillosas vistas (y que se mueran un poco de envidia).


Fotografías en twitter de la iniciativa #SummerWaterpeople.

Si nos acercamos demasiado al agua para conseguir el mejor ángulo posible, de modo que parezca que estamos dentro, incluso que sintamos su frescor, apreciemos las gotas de las salpicaduras mientras el sol cae y se filtra a través de ramas de un sauce (todo muy espontáneo) y así conseguir tropecientos “likes” en Instagram, corremos el riesgo de que el móvil termine dándose un chapuzón.


Chapuzón accidental de un móvil (esperemos que resistente al agua).

Pero no solo en vacaciones puede pasarnos esto, cada vez se usa más el teléfono móvil para trabajar en el sector del agua. Ya sea para comunicarse, para reportar incidencias, posiblemente con foto de la situación incluida, para gestionar las órdenes de trabajo que muchas empresas ya tienen completamente informatizadas y controladas vía gps, etc.


Aplicaciones en dispositivos móviles para el control de trabajos en el terreno. Gota de ACCIONA (Izq) y GOT de Suez (Dcha).

O como es el caso del sistema de accesos inteligentes de Locken, para pedir permisos de acceso in situ en las instalaciones usando el teléfono móvil.


Sistema de acceso inteligente usando la aplicación móvil My Locken y la llave con conexión Bluetooth. Fuente: www.Locken.es 

Imagínate estar de repente dos días con el móvil inutilizado, o lo que es peor, perder toda la información no guardada, las fotos del viaje y encima tener que comprarte uno nuevo. Y si estás trabajando, los problemas se multiplican.

¿Qué hago si se me ha caído el teléfono al agua?

  • Lo primero que debemos hacer como es obvio es sacarlo del agua cuanto antes para minimizar los posibles daños.
  • Apágalo inmediatamente, posiblemente siga funcionando pero el agua podría provocar cortocircuitos.
  • No lo muevas ni lo gires demasiado, así evitarás que si algo de agua ha entrado, se distribuya por otras partes del teléfono.
  • Desármalo todo lo posible, si tu móvil tiene la batería extraíble, sácala también. En los móviles más modernos la batería está integrada, no podremos sacarla pero este tipo de arquitectura hace que los teléfonos estén mejor sellados y resistan más la entrada de agua.
  • Sécalo con una toallita, toalla, o papel absorbente con cuidado, evitando restregones fuertes que puedan empujar al agua hacia el interior del dispositivo.
  • Si usas un secador, hazlo con cuidado. El aire caliente del secador hará que el agua del interior se evapore más fácilmente, pero puedes correr el riesgo de que el aire empuje las gotas hacia el interior del teléfono y que este se sobrecaliente mucho. Por eso no lo acerques y evita que el aire vaya en dirección a alguno de los orificios. Lo mejor es dejarlo en un lugar seco y si corre una brisa mejor.
  • Mételo en arroz. Esta es una práctica que tiene una base científica (el arroz absorbe la humedad) pero que no se sabe hasta qué punto es efectiva, aunque daño no le va a hacer. Existe un estudio al respecto que concluye que tiene el mismo efecto que dejarlo que se seque al aire, pero además de ser único, está llevado a cabo por una compañía que se dedica a arreglar este tipo de accidentes, por lo que científicamente no es concluyente. Puedes meterlo también en una bolsa con bolsitas anti humedad, de las que vienen en muchos embalajes, que hace el mismo efecto que el arroz. Sea como fuere, deberás dejarlo entre 48-72 horas.
  • Si se cae en agua salada tenemos otro posible problema, la corrosión causada por la sal. Aunque el agua se haya evaporado, restos de sal podrían afectar a la electrónica, por ello una vez seco se recomienda limpiar todo lo posible el interior y los conectores con alcohol isopropílico. Si se ha sumergido por completo, lávalo con agua dulce y luego procede a secarlo.
  • Cruza los dedos, pasadas las 48-72 horas intenta encenderlo (se paciente y no lo hagas antes) y reza lo que sepas al dios Neptuno, con suerte todo habrá sido un susto.

Servicio técnico sin garantía

Una opción, si no funciona lo anterior, es llevarlo al servicio técnico. Lo primero que debes saber es que a no ser que tengas un seguro especial contratado, esto no te lo cubre la garantía. No intentes negarlo, los dispositivos cuentan con un detector de humedad que cambia de color si entra en contacto con el agua.


Pegatina para detectar la presencia de agua antes (izq) y después de mojarlo (dcha).

Si se ha dañado la placa base, seguramente será más caro arreglarlo que comprar uno nuevo. Y si el móvil es muy caro, seguramente será, entre otras cosas, porque es resistente al agua, algo que encarece mucho los terminales.

Tu móvil es más resistente de lo que crees

Puede que te estés preguntando a que es resistente tu móvil. La clasificación estándar para la resistencia a polvo y agua es la IPXY, donde la X e Y son dos números. El número que iría en lugar de la X es el grado de protección ante el polvo y el que sustituye a la Y la resistencia al agua. Las protecciones más habituales en smartphones y otros dispositivos electrónicos suele ser IP65 e IP66, y si son resistentes a sumergirse en el agua tendrían protecciones de IP67 en adelante, como indica la tabla a continuación.

Es muy probable que si le cae agua a tu móvil de manera accidental, alguien derrama un vaso de agua en la mesa o algún amigo graciosete te pega un remojón con una manguera, no le pase nada malo. Para certificar esta protección se llevan a cabo test bastante duros, como el que vemos en este vídeo para certificar una protección IP66:

Móviles sumergibles

Si lo que quieres es quitarte preocupaciones y que tu móvil sea sumergible, tienes dos opciones:

  1. Comprarte uno que lo sea, ya sea un móvil creado para la aventura, en detrimento del rendimiento para algunas aplicaciones, como es el caso por ejemplo del Blackview BV6000, o un Smartphone al uso, como muchos modelos de gama alta de Samsung, Sony o Apple, con precios bastante elevados.
  2. Comprarte una funda hermética para el móvil, una opción mucho más barata (entre 5 -15 €), que lo protegerá también de la suciedad, de otros fluidos más dañinos (pinturas, grasas, aceites, etc.) o de la arena de la playa.

Comentarios