Connecting Waterpeople

El ranking del agua en Europa. 1: Población, empleos y gestión

1.419
3
(2)
  • ranking agua Europa. 1: Población, empleos y gestión

Sobre la Entidad

Locken
Compañía de referencia en el sector del control de accesos electrónico en España y Europa. Su solución digital original basada en una llave inteligente la convierte en una figura única en su sector.
1419

Europa es un continente muy heterogéneo en muchos aspectos, y el agua no es ninguna excepción. En esta serie de artículos nos vamos a centrar en el agua urbana, tanto para beber como en las residuales que generamos. Vamos a ver por ejemplo que países generan más agua potable, dónde está la red de tuberías más larga, quien vierte a la naturaleza más agua sin depurar o dónde se paga más por el agua, entre muchas otras cosas.

Los datos relacionados con el agua han sido recopilados por la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Servicios de Agua, EurEau. A esta federación están asociados todos los países de la Unión Europea excepto Letonia y Lituania, y algunos extracomunitarios como Noruega, Suiza y Serbia.

En este primer artículo vamos tratar de dar una visión general del agua en Europa, empezando por los puestos de trabajo que genera el sector del agua, a que porcentaje de la población le llegan los distintos servicios y que modelos de gestión imperan en el continente.

Puestos de trabajo

El número de personas que trabajan en el sector del agua urbana de un país podría indicar tanto aspectos buenos como aspectos malos. Un sector potente con mucha mano de obra puede hacernos pensar que se cuida el servicio y se le da importancia, pero por otra parte puede indicar que está poco tecnificado y que muchas de las labores se siguen haciendo manualmente.

En este caso vemos que los países más desarrollados como Francia, Reino Unido y Alemania están a la cabeza, pero este ranking tiene dos pegas. La primera es que son puestos de trabajo absolutos, por lo que los países con más población tienen “ventaja”. Eso lo solucionaremos expresando los puestos de trabajo en función del número de habitantes de cada país.

La segunda pega es que el dato de los empleos indirectos, aquellos que no trabajan directamente en el sector pero trabajan para él (proveedores de productos, maquinaria, materiales, etc) no están disponibles en todos los países. Por eso vemos que hay países, como es el caso de España, que parecen no tener empleos indirectos. No es que no los tengamos, es que no tenemos el dato. Para poder comparar bien, podemos ordenarlos por empleos directos y fijarnos solo en estos valores.

Ahora el ranking ha cambiado bastante, con Malta en cabeza destacada seguida sólo por Hungría. Parece observarse como en lo alto del ranking se encuentran países con rentas más bajas y que tendrán sectores menos tecnificados, ese puede ser uno de los factores. Teniendo en cuenta que España tiene un sector del agua puntero a nivel mundial, en cuanto a tecnificación y organización, y está muy abajo en este ranking, podemos pensar que este es uno de los factores más importantes.

Pero también encontramos países con rentas altas como Noruega bastante arriba o Grecia mucho más abajo, por lo que influirán también otros muchos factores; organización histórica, densidad de población, acceso a la fuentes de agua, etc.

Población conectada a los servicios básicos

Aquí afortunadamente es donde encontramos una mayor uniformidad para bien. El acceso a la red de abastecimiento (agua potable), a la de saneamiento (alcantarillado) y a la depuración son servicios básicos para un ciudadano en una sociedad desarrollada.

De todos los países de los que se tienen datos, solo 5 tienen menos del 90% de la población conectada a la red de abastecimiento. Esto no quiere decir necesariamente que haya parte de la población que no dispongan de agua potable, pueden obtenerla de otros modos, como por ejemplo de un pozo privado, pero no están conectados a una red general.

Es preocupante el caso de Rumanía en el que poco más del 60% de la población está conectada a la red.

En cuanto al saneamiento, los valores de conexión son un poco inferiores a los de abastecimiento. En este apartado hay que tener en cuenta que puede haber población que por su situación geográfica no esté conectada a una red de saneamiento, pero que trate sus aguas residuales de manera privada antes de verterlas al medio natural. Estos casos no están incluidos en los datos de estas gráficas por lo que los datos podrían variar un poco.

El primer paso para depurar las aguas residuales es tener una red de saneamiento que las lleva hasta la depuradora. Gracias en parte a las directivas europeas (para los países que pertenecen a la EU), los valores de población que están conectados al saneamiento pero no a una depuradora, es decir, que vierten sus aguas residuales sin tratar, es cada vez más pequeño.

España desgraciadamente se encuentra a la cabeza de este apartado. No es de extrañar que haya sido objeto de multas millonarias por parte de la Unión Europea por no depurar correctamente sus aguas residuales.

Por eso sería mucho más justo hacer el ranking en función de la población conectada a una depuradora, que devuelva al agua la calidad necesaria para verterla al medio natural sin ningún tipo de perjuicio medioambiental o para reutilizarla.

Países como Polonia, Irlanda y Eslovenia tienen menos del 70 % de su población conectada a una depuradora. Pero sin duda el país que más tiene por hacer, tanto en abastecimiento como en depuración es Rumanía. En este último apartado menos de la mitad de su población está conectada a una depuradora.

Tipos de gestión

El abastecimiento y saneamiento en el entorno urbano puede estar gestionado de diferentes maneras.

En la mayoría de los casos la gestión es pública, ya sea directamente por una administración local o de orden superior, o por una empresa pública creada para esa tarea. Otra modalidad son las llamadas empresas mixtas, una empresa formada por un socio público (un ayuntamiento o diputación provincial normalmente) y un socio privado que es el que realizará la gestión. Habitualmente el socio público representa el 51% de la empresa para asegurar en todas las decisiones el interés general.

También existen dos modalidades privadas, una en la que la gestión la realiza una empresa privada mediante una concesión, pero siendo las infraestructuras de titularidad pública, y otra en la que las infraestructuras son también privadas.

El saneamiento es bastante parecido al abastecimiento en cuanto a la gestión pública pero cae significativamente la gestión privada en cualquiera de sus dos modalidades en beneficio de la fórmula mixta.

Especialmente llamativo es el caso del Reino Unido donde la mayor parte de la gestión es privada con infraestructuras privadas en un 90%.

No te pierdas las siguientes entregas de “El Ranking del agua en Europa”, muy pronto en este mismo blog (si nos sigues, te enterarás el primero).

Y si quieres descargarte las infografías completas con alta calidad, puedes hacerlo en estos enlaces:

  1. Puestos de trabajo.
  2. % de población conectada a infraestructuras.
  3. Tipos de gestión del agua.

La redacción recomienda

29/12/2017 · Premios iAgua · 27 1

Diego Chicot: "Tener una empresa que apoya a IT y a desarrollo no se da todo lo que debería"

09/10/2017 · Vídeos · 103 1

Control de accesso sin cableado, servicios a medida

04/10/2017 · Vídeos · 127 2

Locken Smart Access: Proyecto Piloto Aigües de Paterna