El ranking del agua en Europa 4: Buscando explicaciones

584
5
  • ranking agua Europa 4: Buscando explicaciones

Sobre la Entidad

Locken
Compañía de referencia en el sector del control de accesos electrónico en España y Europa. Su solución digital original basada en una llave inteligente la convierte en una figura única en su sector.

Europa es un continente muy heterogéneo en muchos aspectos, y el agua no es ninguna excepción. En esta serie de artículos nos vamos a centrar en el agua urbana, tanto para beber como en las residuales que generamos. Vamos a ver por ejemplo que países generan más agua potable, dónde está la red de tuberías más larga, quien vierte a la naturaleza más agua sin depurar o dónde se paga más por el agua, entre muchas otras cosas.

En este cuarto artículo, una vez que ya hemos presentado los rankings del agua en Europa para muchas características, vamos a hacer un ejercicio de comparación. Vamos a ver si cifras como el consumo de agua puede estar relacionado con factores como el precio que se paga en cada país o su escasez. También veremos cómo puede afectar el que un país invierta más o menos en infraestructuras en temas como el agua no registrada.

No se trata de establecer relaciones directas ni un modelo matemático que prediga nada. Tomémoslo como un una curiosidad que puede resultar interesante y que invita a la reflexión.

Quizá te interese leer los capítulos anteriores:

Explicando el consumo

¿De qué dependerá que en un país se consuma más o menos que en otro? Puede ser por las costumbres, algo difícil de cuantificar. Pero factores como el precio del agua o el estrés hídrico de un país, si son cuantificables, y podemos esperar que afecte al consumo.

  • Por el precio

En rankings anteriores ya vimos el consumo doméstico de agua por países y el precio de cada metro cúbico. ¿Habrá relación? Es decir, ¿desperdiciarán más agua los que la tengan más barata y ahorrarán los que la tengan más cara?

Estos dos son los rankings. Como puede ser difícil estar comparando entre unos y otros hemos sacado en una imagen los dos, hemos eliminado los países que no aparecían en ambos y hemos invertido el de los precios del agua, de tal manera que arriba quedarán los que más consumen por un lado y los que tienen el precio más bajo por el otro. Si están muy relacionados ambos conceptos, deberían aparecer más o menos a la misma altura.

En general parece que se corresponde bastante bien entre los países, especialmente y como era previsible, en la parte más baja de las listas. Ahí podemos ver los países con un precio del agua más alto, que se corresponden con los países con un consumo más bajo. En la parte alta se cumple menos esa relación, aunque tenemos algunos casos. En general, si miramos un país en una lista, en la otra no andará muy lejos.

Aquí hay que tener cuidado con la relación causa efecto sin conocer más datos. Podríamos estar tentados a decir que los precios altos generan un ahorro de agua, pero podría ser en algunos casos al revés, que un consumo reducido de la población de lugar a que los precios deban ser más altos para cubrir los costes. Sin duda son dos factores altamente relacionados.

  • Por la escasez

¿Tendrá algún efecto que un país tenga más recursos hídricos que otros? ¿Estarán más concienciados los ciudadanos de los países con mayores problemas y consumirán menos? No seamos pesimistas de antemano y echemos un vistazo.

Para ello vamos a hacer un nuevo ranking, usando un indicador llamado Water Explotation Index. El indicador se define como el volumen de extracción total de agua en un país expresada en tanto por ciento con respecto a todos los recursos hídricos disponibles renovables a largo plazo.

Ya el ranking del WEI es interesante por sí solo, con España en quinto puesto, algo que no nos extraña. Cabría esperar que en países con el índice muy alto hubiera alta concienciación al menos en el consumo doméstico y se consumiera menos. Se podría pensar que el estrés hídrico pudiera ser una causa directa de este consumo, pero en la mayoría de los países los mayores consumos se dan en la agricultura y en menor medida en la industria, no en las ciudades.

Comparemos los dos rankings como hicimos con los anteriores.

En este caso parece que la relación no es ni mucho menos directa. Tenemos un caso muy llamativo como es Eslovaquia que teniendo el WEI más bajo de todos, también tiene el consumo más bajo. Pues miel sobre hojuelas.

El problema viene cuando tenemos países con un problema de recursos hídricos grande como Chipre y a su vez tiene uno de los consumos más altos de toda Europa. Al menos en la parte baja de las listas, donde están los países con mayor WEI deberían aparecer también esos países en la columna de los consumos, o al menos, hacer un gran esfuerzo por estar.

Efecto de las inversiones, o de la falta de ellas

Uno de los mayores problemas es la falta de inversión en infraestructuras de agua, que genera problemas como la falta de depuración adecuada de las aguas residuales, un mayor gasto de agua o un aumento de las pérdidas entre otros.

En este último caso, el de las pérdidas, no solo influye el gasto, sino a qué se dedica el gasto. Por lo tanto vamos a añadir el ranking de renovación de infraestructuras que afectará mucho al dato de las pérdidas de agua.

En lugar de las pérdidas de agua, que son difíciles de cuantificar por si solas, se usa el concepto de agua no registrada, que será la suma de las pérdidas y del agua que los contadores no han sido capaces de medir con precisión. En concreto se ha expresado esa cifra como tanto por ciento del total del agua que se genera en cada país.

Aunque los números parezcan muy altos, que lo son, son reales, pero viendo la gráfica anterior de renovación de infraestructuras, no es de extrañar, y lo único que van a hacer es aumentar, lamentablemente.

Como los datos de renovación de infraestructuras son escasos, vamos a hacer la comparación entre las inversiones totales por habitante y el agua no registrada, a ver que nos encontramos.

Podemos entender que con poca inversión en infraestructuras se tenga mucha agua no registrada como es el caso de Italia o Malta, pero es difícil a priori entender que con mucha inversión (Eslovenia, Suiza, Noruega, Portugal) también se tenga mucha agua no registrada.

Esto se podría deber a muchos factores como; que el dinero no se usa eficientemente, que por sus características, es caro llevar el agua hasta los hogares (por lo tanto una inversión alta no quiere decir una inversión suficiente), que se usa para otros fines que no son mejorar la red de abastecimiento…

Y aquí también podría estar pasándonos una mala jugada el que los datos son solo una instantánea en el recorrido de la inversión de los países. Pudiera ser que haya ciertos países que hayan aumentado mucho su inversión precisamente para mejorar esas pérdidas y los hayamos pillado justo en ese cambio… Quién sabe.

De esta manera podríamos buscar muchas más relaciones que en principio pareciesen lógicas, como el gasto de cada habitante en agua y el gasto en infraestructuras, que debería estar bastante bien relacionado si se cumpliese la recuperación de costes de la Directiva Marco del Agua. Al menos en los países con mayor grado de desarrollo de sus infraestructuras.

En este y en los demás artículos de la serie, tenéis todos los rankings para que si os apetece “jugueis” a relacionar variables. Con lo intrincado y relacionado que está todo el sector del agua, quien sabe lo que se puede descubrir y aprender.

Otros artículos de la serie

Comentarios