José Luis Luege: "El problema de carencia de agua es uno de los más graves en todo México"

214
0

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Conagua
Comisión Nacional del Agua de México. Creada el 16 de enero de 1989 con la misión de administrar y preservar las aguas nacionales para lograr su uso sustentable.

José Luis Luege Tamargo es Ingeniero Químico Metalúrgico por la Universidad Nacional Autónoma de México y Diplomado en Filosofía Social en Política en la Universidad Panamericana, ligado al Partido Acción Nacional en 1988 y elegido dirigente del mismo en el Distrito Federal en 1999.

Ha trabajado durante 14 años en la industria siderúrgica nacional y colaborado como profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México. En 2005 fue nombrado Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales por el presidente Vicente Fox y desde 2006 ostenta la Dirección de la Comisión Nacional del Agua de México, mandato que finaliza este mes de noviembre con la llegada del nuevo gobierno.

Pregunta.- Sr. Luege, sabemos de su apretada agenda por lo que, en primer lugar, quisiera agradecerle que haya recibido a iAgua para hacer posible esta entrevista.

Aunque introducimos una breve reseña sobre su currículum profesional, nadie mejor que usted puede contarnos su historial laboral y qué relación ha tenido y tiene con el medio ambiente y la gestión de los recursos hídricos.

Respuesta.- Desde mi juventud a principios de los años ochenta, me he interesado por la política, por lo que de acuerdo a mis convicciones y principios en la materia, ingresé al Partido Acción Nacional (PAN), y en 1988 fui electo diputado federal.

Posteriormente, de 1994 a 1997, fui nominado Representante a la Asamblea del Distrito Federal, donde adquirí una amplia visión sobre la problemática de la Ciudad de México a la que me enfoqué desde una perspectiva metropolitana.

Con este rumbo fui nombrado presidente del PAN en el Distrito Federal durante dos períodos, de junio de 1999 a septiembre de 2003.

Una trayectoria amplia y comprometida me permitió ocupar diversos cargos de responsabilidad al interior de mi partido, el PAN, del que soy actualmente miembro del Consejo Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional.

En la Administración Pública, las actividades de José Luis Luege han estado principalmente enfocadas hacia la sustentabilidad como Procurador Federal de Protección al Ambiente y titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El Presidente Felipe Calderón me nombró desde el inicio de su administración Director General de la Comisión Nacional del Agua, al frente de la cual, la institución ha llevado a cabo los más grandes proyectos de infraestructura hidráulica en toda su historia.

Destacan en esta gestión las grandes obras de protección a la población ante la amenaza de desastres naturales y la construcción del Túnel Emisor Oriente, una de las obras más importantes de su tipo en todo el mundo, que garantizará la seguridad de la Ciudad de México en el largo plazo.

Esta visión de futuro ha conducido a la Conagua a establecer una Agenda del Agua 2030 que prevé la sustentabilidad y buen uso de este recurso estratégico para México en las generaciones venideras.

Esto se refleja ya en una mejoría notable en el bienestar, la salud, la economía y la felicidad de las familias mexicanas, aún desde la actual administración saliente.

P.- Entiendo que uno de los graves problemas que tuvo que gestionar con mayor premura a su llegada a la Comisión Nacional del Agua es que, debido a la variabilidad geográfica de la disponibilidad de agua, el aseguramiento del abastecimiento era complicado ¿Cuál han sido las acciones acometidas en este sentido?

R.- El problema de carencia de agua es uno de los más graves en todo el país; existen de hecho zonas rurales donde se enfrentan mayores problemas y son el reflejo de la situación de la falta de recursos en que viven.

En algunas de estas localidades las familias deben dedicar varias horas del día para llevar agua hasta sus casas, labor que realizan principalmente mujeres y niños.

No existe una solución única y en la Conagua se trabaja en forma responsable y permanente para encontrar las mejores formas de promover el uso responsable del agua, y hacerla llegar a aquellas regiones en que más se necesita.

Por otro lado, resulta importante mencionar que en nuestro país es creciente el reconocimiento general de la importancia del agua como un bien indispensable para la vida, como un recurso estratégico y de seguridad nacional y como un elemento central del desarrollo sustentable.

Por ello, en estos seis años hemos enfrentado con determinación situaciones adversas hasta lograr que la Conagua rebasaran las meta impuestas para todo el período por el Programa Nacional Hídrico en renglones, entre otros, como cobertura de agua potable, alcantarillado, modernización e incorporación de superficies de riego y protección a centros de población; de la misma forma que superamos también metas del milenio fijadas por la ONU para el 2015.

Al mismo tiempo, pusimos en marcha los más grandes proyectos hidrológicos de su tipo no sólo en México, sino en todo el mundo, con inversiones que duplican las del sexenio pasado y triplican las del antepasado.

Conseguimos esto, porque trabajamos conjuntamente con los usuarios, con los gobiernos estatales y municipales y con los ciudadanos, en la construcción de un mejor sistema nacional de gestión del agua.

De esta forma consolidamos el buen gobierno del agua y su planeación y podemos brindar a los mexicanos la seguridad de que la explotación de sus recursos hídricos se realiza de manera responsable y sustentable.

Pregunta.- Al respecto, es interesante hacer una parada en la situación de DF y el Valle Central de México.

R.- A lo largo de los años, garantizar el abasto para una población en permanente crecimiento y contar con infraestructura que permita el desalojo de las aguas residuales y pluviales, así como el control de las inundaciones, se ha convertido en la preocupación y ocupación de autoridades y gobiernos, mediante la construcción de colosales obras y la inversión de cuantiosos recursos económicos.

Hoy, el acelerado y desordenado crecimiento de la mancha urbana y la sobreexplotación de acuíferos ocasionan un gravísimo desbalance hídrico, ya que actualmente se extrae más del doble del agua que se recarga en los acuíferos; prácticamente no se trata el agua que se utiliza y se fugan uno de cada tres litros en las redes de distribución.

Un fenómeno producto de la sobreexplotación de acuíferos y que pone en grave riesgo a la población es el progresivo y diferenciado hundimiento del terreno en el Valle de México.

Por otra parte, las obras de drenaje para desalojar las aguas residuales y pluviales construidas en diversas épocas, se han visto rebasadas por las crecientes demandas, y en algunos casos han disminuido su capacidad original debido a los hundimientos, principalmente al perder la pendiente de diseño establecida para su operación óptima.

En este mismo sentido, el registro de tormentas e intensas precipitaciones sin precedentes en el Valle de México, como las tenidas en fechas recientes, acentúa el riesgo de severas inundaciones.

Es por eso que desde el inicio de la actual administración, por iniciativa del Presidente Felipe Calderón, nos propusimos el restablecimiento del equilibrio hidrológico en la cuenca con acciones y estrategias para eliminar la sobreexplotación de los acuíferos, tratamiento a la totalidad de las aguas residuales, manejo adecuado a las pluviales, propiciar la recarga de los acuíferos, renovar y dar adecuado mantenimiento de las redes de distribución, y duplicar la capacidad de drenaje.

La aplicación y el desarrollo eficiente del Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México, conllevan una visión integral de cuenca. Para ello, es imprescindible el ordenamiento territorial, así como la preservación y restauración de las zonas de reserva forestal que aún quedan en el Valle de México, el manejo oportuno de avenidas en base a obras de control y procesos de restauración de suelos, y la captación de agua de lluvia, entre otros.

P.- En cuanto al saneamiento, se han hecho grandes esfuerzos como con la construcción de la estación depuradora de Atotonilco.

R.- Construir infraestructura es sinónimo de empleo y de bienestar para las comunidades. La construcción y operación de las obras detona el desarrollo regional y genera cientos o miles de empleos en el proceso, y otros más permanentes como consecuencia de ese desarrollo regional.

Es por eso que, como ya se ha mencionado, durante la actual administración que está por concluir privilegiamos la creación de infraestructura con inversiones que representan más del doble que las realizadas en el periodo 2000-2006 y el triple de las que se llevaron a cabo en el sexenio precedente, con un promedio anual entre 2007 y 2012 que supera los 38 mil millones de pesos.

A este esfuerzo responde la PTAR Atotonilco que tratará, por sí sola, el 60 por ciento del volumen total de aguas residuales generado en la Zona Metropolitana, y obedece a una visión integral de recuperación ambiental de la Cuenca del Valle de México, que dé seguridad y bienestar a la mayor concentración de población del país.

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Atotonilco representa el mayor esfuerzo técnico, económico y humano de la Comisión Nacional del Agua en todo el país, y pone fin a 16 años de retraso desde la constitución del Fideicomiso 1928 que tenía por objeto la construcción de plantas de tratamiento en la Ciudad de México y que gobiernos, tanto del Distrito Federal como del estado, como Federal, consecutivamente, no pudieron cumplir.

Uno de los mayores beneficios de este proyecto es la mejora sustancial en la salud y bienestar de cerca de 700 mil habitantes del Valle del Mezquital, porque la limpieza de las aguas provenientes de los emisores de drenaje de la Ciudad de México, no sólo beneficia a los agricultores de los Distritos de Riego, sino también, a toda la población del Mezquital, al eliminar focos de infección, insalubridad y una mejora general en el medio ambiente.

P.- Otro de los caballos de batalla de la Comisión Nacional del Agua durante su mandato ha sido la tecnificación del riego y la mejora de la eficiencia.

R.- En efecto, como Ustedes saben, la agricultura de riego es el mayor consumidor de agua en el mundo. Se utiliza en promedio el 77% del recurso disponible todos los años y México no es la excepción

Es por esto que en la Conagua nos propusimos incentivar un uso más eficiente y equitativo del agua disponible: el fin es hacer más con menos, es decir, lograr una mayor producción agrícola con la misma cantidad de agua, o bien, con menos.

En los últimos ciclos agrícolas, ya hemos logrado mejorar la producción y a este empeño responde entre otros, uno de los propósitos prioritarios de la Conagua en esta administración, ampliar la infraestructura de riego y su eficiencia.

En los últimos seis años, por ejemplo, han sido modernizadas 1.2 millones de hectáreas. De esta manera, los usuarios de riego tendrán mejores condiciones comerciales y competitivas, al incrementar la productividad de sus cultivos.

No menos importante ha sido la atención que se ha dado a la sequía, que aún persiste en algunos puntos del país, en general por parte del Gobierno Federal, y en particular por esta Conagua.

Se han tomado acciones decisivas para atender ese problema con oportunidad, y se han destinado los recursos necesarios en forma responsable y anticipada para hacerle frente. Además, un muy preciso manejo de las presas, permitió mantener en sus niveles normales las cosechas de riego y tener garantizada el agua para los ciclos de cultivo siguientes.

P.- El cambio climático se presenta como una de las grandes afrentas. Usted ha trabajado por la adaptación de los países a sus efectos y más en concreto en lo que refiere a los recursos hídricos ¿Cuáles han sido los logros al respecto?

R.- En México, los recursos hídricos son considerados el medio por el cual el cambio climático impacta a la seguridad alimentaria, la salud, la generación de energía, la planificación del desarrollo y la protección de los ecosistemas y la biodiversidad; por lo tanto, la disponibilidad de agua pone en peligro la seguridad del país.

En consecuencia, el Gobierno de México ha tomado medidas a nivel nacional e internacional para hacer frente a los retos que implica el cambio climático en la gestión sustentable de los recursos hídricos, como fue la organización de los Diálogos por el Agua y el Cambio Climático (D4WCC), en la que participaron más de 700 expertos dentro de la COP 16, celebrada en Cancún en 2010.

Nuestro país fue reconocido como líder en consensuar esfuerzos y compromisos para integrar un posicionamiento de las políticas de América Latina y El Caribe sobre agua y cambio climático.

De hecho, fue justamente ese evento, el que ha posicionado a México a nivel mundial, para continuar apoyando esta cuestión estratégica. El año pasado, durante la COP 17 de Durban, Sudáfrica, la Conagua fue adherida al Partenariado en Adaptación (desarrollo con participación), coalición de gobiernos activos encabezados por Estados Unidos de América, España y Costa Rica.

Gracias a ello, el tema del agua hoy está inscrito en el Programa de Trabajo de Nairobi de Naciones Unidas para el Cambio Climático. En este sentido, México celebró en julio del 2012 un taller internacional sobre el agua, el impacto del cambio climático y estrategias de adaptación, en donde representantes de 25 países y 24 organizaciones internacionales designados por los Estados Miembros de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC); que en forma coordinada con representantes del sector privado, la academia y la sociedad civil, intercambiaron experiencias e identificaron desafíos, así como formas de mejorar el uso sustentable de los recursos hídricos y de fortalecer las estrategias de adaptación al cambio climático en materia de agua.

P.- Una de sus señas de identidad ha sido la participación pública y la creación de los Comités de Cuenca ¿Cuál es su grado de avance en estos momentos?

R.- En el marco del Sistema Nacional de Planeación Hídrica, se llevó a cabo un proceso de planeación regional orientado al logro de la sustentabilidad hídrica en el mediano y largo plazos en las cuencas hidrológicas del país.

El producto del esfuerzo desarrollado en estos últimos meses se ve cristalizado con la formulación de 13 programas hídricos, uno para cada una de las regiones hidrológico administrativas en que está dividido el país, que se sustentan en sólidos estudios técnicos prospectivos, el conocimiento de la problemática regional y en la participación de los actores locales involucrados en la gestión del agua.

En los programas hídricos se señalan los retos, las estrategias y las acciones que permitirán hacer realidad a futuro la Agenda del Agua 2030 en el ámbito regional, así como, un catálogo de proyectos que respaldan las inversiones en la cuenca y orientan las acciones para lograr el desarrollo sustentable y la gestión integrada de los recursos.

En congruencia con lo anterior, a las organizaciones de usuarios, representantes de la sociedad civil y a los gobiernos estatales y municipales se les está incentivando para que su presencia precisamente en los llamados Consejos de Cuenca y en sus órganos auxiliares sea más pro-activa y tienda a la corresponsabilidad en los asuntos del agua de cada cuenca, de manera tal que los problemas hídricos se solucionen lo más cercanamente posible a donde se originan.

De esta manera, es un hecho irrefutable que los retos que actualmente enfrenta el gobierno federal mexicano en materia de agua, requieren de un cambio de actitud en la sociedad a partir de impulsar una nueva cultura basada en la corresponsabilidad, el sentido comunitario y la solidaridad hídrica. La integración y consolidación de los Consejos de Cuenca, como instancias de concertación y coordinación entre usuarios y autoridades, son el espacio idóneo para la consecución de los objetivos del Sector, al motivar a los ciudadanos a involucrarse y asumir un compromiso con el recurso.

Mañana en iAgua, la segunda parte de la entrevista a José Luis Luege, Director de la Comisión Nacional del Agua de México.
 

Comentarios

La redacción recomienda