La intensa tormenta deja grandes destrozos en la Sierra de Madrid

199
0
199

La intensa tormenta de viento, agua y granizo de esta madrugada ha provocado en Galapagar y Torrelodones la caída de árboles de gran porte, tejas y carteles publicitarios, inundaciones en garajes, balsas de agua en la carretera y cortes de luz.

En declaraciones a Europa Press, el jefe de sección de Protección Civil de Torrelodones, Rubén Equiluz, ha señalado que desde las 5 horas tres dotaciones de Protección Civil, Policía Local y Bomberos de la Comunidad de Madrid han trabajado en el municipio para paliar los efectos de la tormenta. "Aunque la tormenta ha cesado, aún siguen operativas dos unidades de Protección Civil atendiendo avisos", ha indicado.

Equiluz ha explicado que la tormenta ha ido acompañada de "fuertes rachas de viento". "Más que el agua, que también, lo que ha afectado a Torrelodones ha sido el viento, con numerosas caídas de árboles, caídas de tejas, desprendimiento de cornisas, entre otros efectos", ha añadido.

Ha sido una noche de tormentas bastante fuertes.

En el caso de Galapagar, la madrugada ha sido "movidita" debido a la "gran granizada" que se ha registrado. Según ha detallado a Europa Press el concejal de Mantenimiento Urbano, Ángel Camacho, para paliar los efectos del temporal, el operativo en la localidad ha estado formado por más de 60 personas. "Han trabajado todas las dotaciones al cien por cien entre Policía Local y Protección Civil, con los bomberos de la Comunidad de Madrid", ha indicado.

"Ha sido una noche de tormentas bastante fuertes. Sobre todo ha sido el granizo el que nos ha causado los daños. Ahora estamos intentando reparar todos esos daños. Hemos registrado filtraciones de agua en la cubierta de edificios públicos, en garajes, algún saneamiento que se ha colapsado que ha producido algún corte de vía. Nos queda algún problema en algún sótano de urbanizaciones, pero ya está casi todo solucionado", ha reseñado el edil.

Camacho ha señalado que el granizo ha colapsado la cubierta de edificios como el Centro Cultural, produciendo filtraciones. "Se han registrado pequeños incidentes de tráfico, sin grandes consecuencias, por fortuna no ha habido que lamentar daños personales. El granizo ha sido el gran causante de los destrozos. Tenemos aún granizo acumulado en algunas cubiertas y barro y arena en algunos puntos", ha concluido.

Como consecuencia de las fuertes lluvias en la zona, la A-6 (Carretera de A Coruña) ha registrado más problemas que un día normal, llegando a acumular más de 15 kilómetros de retenciones. De hecho, se ha permitido el paso de cualquier tipo de vehículo (independientemente del número de pasajeros) por el Bus Vao para mejorar la circulación.

Comentarios