Desembalsan agua de la presa del Añarbe para que pueda acoger las lluvias anunciadas

44
0
44
  • Este mes de noviembre se sitúa entre los cinco más lluviosos del último medio siglo en Gipuzkoa.

Aguas del Añarbe ha procedido a desembalsar agua de la presa con el fin de mantener una alta capacidad de retención ante el anuncio de intensas precipitaciones en los próximos días.

En un comunicado, Aguas del Añarbe ha indicado que desde las 12.30 horas de este pasado martes se viene manteniendo un caudal de desembalse de 23 metros cúbicos por segundo, que continuará mientras el nivel del Urumea lo permita. El pluviómetro de la presa ha registrado hasta el momento un total de 410 litros por metro cuadrado en el presente mes de noviembre, lo que lo sitúa ya entre los cinco más lluviosos del último medio siglo.

Así, Aguas del Añarbe viene realizando en los últimos días distintas maniobras de desembalse con el fin de ganar el mayor resguardo (volumen libre) posible en la presa y aumentar así su capacidad de retener nuevos volúmenes de agua ante el anuncio de intensas y persistentes precipitaciones para el próximo jueves y viernes.

Los servicios técnicos de Aguas del Añarbe permanecen atentos a la evolución de la situación

En este sentido, desde primera hora del pasado miércoles, 13 de noviembre, y como consecuencia de un primer aviso amarillo de la DAEM (Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología) del Gobierno vasco pronosticando precipitaciones de 60 litros por metro cuadrado en 24 horas, se procedió a la apertura de un desagüe de fondo de la presa para, con un caudal de 23 metros cúbicos por segundo, incrementar el resguardo disponible en la presa.

Una vez alcanzado un amplio resguardo, que alcanzaba a las 10.30 horas del viernes día 15 los 5.498.796 metros cúbicos, y habiéndose reducido considerablemente la previsión de precipitaciones de cara al pasado fin de semana, se procedió al cierre del citado desagüe de fondo.

En la medida en que por la DAEM se emitió este martes una alerta naranja por precipitaciones intensas el jueves, ampliado hasta las 12.00 horas del próximo viernes, y permitiéndolo en todo momento el nivel del río Urumea en Ereñozu, se decidió proceder nuevamente a las 12.30 horas, a la apertura del desagüe de fondo derecho.

Desembalse

El desembalse continúa con objeto de ampliar aún más el resguardo disponible, que se estima alcanzará a las 8.30 horas del jueves aproximadamente los 5.275.000 metros cúbicos, si bien, si la altura del río Urumea superara en ese lapso en Ereñozu los 1,65 metros, se procedería al cierre del desagüe, manteniendo la presa cerrada para retener los caudales que aporta al embalse el río Añarbe.

El presente episodio de intensas precipitaciones en la cuenca del Añarbe arrojó el lunes 40,5 litros por metros cuadrado mientras el martes se recogieron otros 61,2 litros por metro cuadrado, lo que supone ya un total de 410 litros por metro cuadrado en el presente mes de noviembre, situándolo entre los cinco más lluviosos del último medio siglo, por lo que prevén que, con las precipitaciones previstas para los próximos días, el presente mes de noviembre pudiera resultar el tercero más lluvioso de los 42 años registrados por Aguas del Añarbe.

Todas las maniobras han sido notificadas tanto a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y Agencia Vasca del Agua, así como a las autoridades y servicios de las distintas instituciones interesadas, incluidas las distintas asociaciones de vecinos de los municipios ribereños.

Finalmente, han asegurado que los servicios técnicos de Aguas del Añarbe permanecen atentos a la evolución de la situación, y darán cuenta de cualquier novedad relevante que se produzca.

Comentarios