México participó en la reunión de la OMM, FAO y UNCCD sobre sequía donde presentó su Programa Nacional

78
0
78
  • Países adheridos a la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación

(Conagua) La Organización Meteorológica Mundial (OMM), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, junto con otras organizaciones asociadas, organizaron del 11 al 15 de marzo de este año en Ginebra, Suiza, un encuentro, con el objetivo central de delinear las mejores políticas de preparación y de gestión de la sequía.

México presentó el Programa Nacional Contra la Sequía, –creado por instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto en enero pasado–, con el objetivo de generar un sistema de alerta temprana, 26 programas para enfrentar la sequía en las cuencas mexicanas, establecer una Comisión Intersecretarial para mitigar los efectos de la sequía en la sociedad mexicana y generar una política de largo plazo que permita fortalecer la protección civil en nuestro país.

En la declaración de tan importante reunión, los Jefes de Estado y Gobierno, Ministros, Jefes de las Delegaciones y los expertos participantes, señalaron la urgencia de atender el problema de la sequía, el progreso científico en el monitoreo y sistemas de alerta temprana, así como la necesidad de reducir la vulnerabilidad, de identificar medidas de urgente aplicación y de establecer políticas de sequía efectivas en los países que así lo requieran.

Las principales recomendaciones a todos los gobiernos del mundo señaladas en la Declaración son: desarrollar e implementar Políticas Nacionales de Manejo de las Sequías, que las agencias de las Naciones Unidas relacionadas con el tema y los países desarrollados, apoyen a los gobiernos, en particular a los de los países en desarrollo en la elaboración e implementación de dichos programas y promover la cooperación norte-sur y sur-sur.

El Programa Nacional Contra la Sequía de México fue bien recibido, y se establecieron acuerdos con otros países como Brasil y el Banco Mundial para intercambiar información y proporcionarse ayuda mutua en el desarrollo de sus políticas contra la sequía. 

Comentarios