El IMTA analiza las plantas de tratamiento operadas por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo

121
0

Sobre la Entidad

IMTA
El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua es un organismo público descentralizado que se aboca a enfrentar los retos nacionales y regionales asociados con el manejo del agua.
121
  • Planta de tratamiento de aguas residuales Nopoló, Loreto, Baja California Sur.

El IMTA realiza un dictamen técnico, financiero, económico y legal del estado en que se encuentran 13 plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) operadas por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) en cinco entidades federativas: Pok ta Pok, El Rey y Gucumatz, en Cancún, Quintana Roo; Chahué, Tangolunda, Conejos, La Entrega y Copalita, en Huatulco, Oaxaca; Campo de Golf y Punta Ixtapa, en Ixtapa, Guerrero; Litibú, en Nayarit. Nopoló, en Loreto, y San José del Cabo; ambas en Baja California Sur.

El dictamen técnico se basó en la revisión de parámetros de diseño y operación, en la caracterización del influente y del efluente tratado de las PTAR y en el examen de sus prácticas de operación, mantenimiento y control técnico. El diagnóstico permitió proponer y cotizar las medidas de mejora para la operación de las plantas. Asimismo, se desarrolló un programa que permitió sistematizar el análisis financiero y la sostenibilidad económica de la infraestructura. Durante el dictamen jurídico fueron revisadas diversas alternativas para traspasar a un particular la operación de las plantas, estableciéndose los términos legales que deben respetarse. Para conocer las percepciones locales con respecto a las plantas, fueron realizadas entrevistas directas con pobladores, representantes municipales y hoteleros. El estudio se completó con el análisis del entorno de las plantas y su posible impacto en caso de operar mal. La información financiera, legal, social y económica recopilada permitió configurar una base de datos organizada por el Centro Integral de Planeación para consulta de FONATUR.

Los resultados de esas acciones contribuyeron a examinar y replantear los esquemas de gestión de las plantas y del manejo de las aguas residuales tratadas. Con ello se busca, en último término, garantizar la conservación ambiental ahí donde el manejo de esas aguas es estratégico para el desenvolvimiento de la actividad turística. Son resultados consecuentes con las directrices del Plan Nacional de Desarrollo actual, en especial con las encaminadas a impulsar prosperidad, con gobernabilidad.

Comentarios