México avanza en la articulación de políticas para atender sequías y lluvias severas

105
0

Sobre la Entidad

Conagua
Comisión Nacional del Agua de México. Creada el 16 de enero de 1989 con la misión de administrar y preservar las aguas nacionales para lograr su uso sustentable.
105
  • México avanza articulación políticas atender sequías y lluvias severas
  • Rafael Pacchiano, Presidente de la Comisión, subrayó los esfuerzos para impulsar medidas de adaptación al cambio climático.
  • La Conagua realiza el monitoreo de la sequía en todo el territorio mexicano, informa quincenalmente de la situación y mantiene los programas de mitigación.

Las dependencias que integran la Comisión Intersecretarial para la Atención de Sequías e Inundaciones han implementado diversas acciones para remediar los efectos de los fenómenos hidrometeorológicos extremos en la población y los sectores económicos, al mismo tiempo que avanzan en la adaptación de sus políticas con el fin de contribuir a afrontarlos de mejor manera, informaron sus representantes durante la Tercera Sesión Ordinaria de 2015. 

Rafael Pacchiano Alamán, Presidente de la Comisión y Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, subrayó los esfuerzos del Gobierno de la República para reducir la emisión de gases que aceleran el calentamiento global y, sobre todo, para impulsar medidas de adaptación al cambio climático, que provoca mayor intensidad en los ciclones y la sequía, fenómenos ante los cuales México es altamente vulnerable. 

Los asistentes a la reunión ratificaron el interés de mantener la coordinación y suma de esfuerzos para reforzar la capacidad de afrontar los fenómenos hidrometeorológicos extremos

Al respecto, Roberto Ramírez de la Parra, Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), explicó que, derivado del fenómeno conocido como El Niño, en los océanos Pacífico y Atlántico se prevé que haya más ciclones que lo habitual, con una continuidad de la sequía en algunas regiones de la zona norte de México. 

Por ello, se realiza el monitoreo de la sequía en todo el territorio mexicano, se informa quincenalmente de la situación y se mantienen los programas de medidas preventivas de mitigación validados por los 26 consejos de cuenca del país, así como los 13 programas que permiten garantizar en diversas ciudades la disponibilidad de agua requerida para la salud y la vida de la población. 

Asimismo, señaló que, como parte del fortalecimiento de las políticas de administración de los recursos hídricos, entre otras acciones, la Conagua estrecha la coordinación con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, para establecer una mejor planeación de los ciclos de riego. Con ello, no solo se fomenta que el uso del agua esté acorde a la disponibilidad de cada región sino también el cambio a cultivos más adecuados a las condiciones hídricas locales. 

Víctor Hugo Alcocer Yamanaka, Subdirector General Técnico de la Conagua, detalló que se han desarrollado diversas acciones de coordinación, capacitación y divulgación, así como obras encaminadas a mejorar la disponibilidad de agua y el abasto a la población afectada por la sequía, en Baja California, Yucatán, Chiapas, Guerrero, Tabasco y Veracruz. 

Los representantes de las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Gobernación, Defensa Nacional, Marina, Hacienda y Crédito Público, Desarrollo Social, Energía, Economía, Comunicaciones y Transportes, Salud, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; así como de las comisiones Federal de Electricidad, y Nacional del Agua, señalaron que modifican los 19 programas relacionados con el impacto de la sequía en la población y la aplicación del Fondo de Desastres Naturales y del Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastre, denominado PLAN DN-III-E, con el fin de encaminar sus políticas a la atención de la población y la prevención de los posibles daños generados por estos fenómenos. 

Finalmente, los asistentes a la reunión ratificaron el interés de mantener la coordinación y suma de esfuerzos para reforzar la capacidad de afrontar los fenómenos hidrometeorológicos extremos con el menor impacto posible en la población y los sectores productivos, lo cual contribuirá a que el país mantenga su desarrollo social y económico.

Comentarios

La redacción recomienda