Aqualia
Connecting Waterpeople
Filtralite
Red Control
Cajamar Innova
BACCARA
Grundfos
DAM-Aguas
Fundación CONAMA
ADECAGUA
Bentley Systems
Idrica
Kamstrup
Lama Sistemas de Filtrado
TecnoConverting
SCRATS
Regaber
GS Inima Environment
Saleplas
DuPont Water Solutions
Innovyze, an Autodesk company
Hach
Confederación Hidrográfica del Segura
ISMedioambiente
UPM Water
Catalan Water Partnership
AZUD
AGENDA 21500
BELGICAST by TALIS
Baseform
Ulbios
Likitech
IIAMA
LACROIX
Aganova
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Smagua
Schneider Electric
ABB
Molecor
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
NaanDanJain Ibérica
HANNA instruments
Cibernos
Elmasa Tecnología del Agua
Prefabricados Delta
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Aqualia
Elliot Cloud
AECID
Minsait
VisualNAcert
Grupo Mejoras
NOVAGRIC
Fundación We Are Water
Ingeteam
ESAMUR
Blue Gold
Asociación de Ciencias Ambientales
FLOVAC
Saint Gobain PAM
Barmatec
IAPsolutions
Xylem Water Solutions España
CAF
ITC Dosing Pumps
Fundación Botín
EMALSA
ACCIONA
J. Huesa Water Technology
Global Omnium
TEDAGUA
Aigües Segarra Garrigues
Isle Utilities
Redexia network
UNOPS
STF
Rädlinger primus line GmbH
s::can Iberia Sistemas de Medición
Insituform
Gestagua
biv Innova
Almar Water Solutions
FENACORE
ICEX España Exportación e Inversiones
Miya Water
Fundación Biodiversidad
Vector Motor Control
Agencia Vasca del Agua
Sacyr Agua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Hidroconta
Consorcio de Aguas de Asturias
EPG Salinas
Control Techniques
Terranova

Las descargas de aguas residuales al Pacífico provocan florecimientos de algas perjudiciales para la biodiversidad

  • Un investigador de la UCOL documenta sus efectos, y el crecimiento de algas cuyas toxinas podrías nocivas

Sobre la Entidad

DiCYT
Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.
ABB

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Colima (UCOL), las descargas de agua residual al mar ha producido el crecimiento de algas que generan ciertas toxinas que podrían ser nocivas para los humanos. Además, han afectado al sector pesquero y turístico de la región.

Desde hace un lustro se ha detectado florecimiento de algas en la costa, esto como consecuencia de no controlar las descargas de aguas residuales hacia la zona costera, incrementando la disponibilidad de fósforo, nitrógeno y silicio, así como el escaso control del descargue de aguas lastre de los barcos que llegan a la zona desde otras latitudes.

En 1999 el doctor Aramis Olivos fue repatriado por Conacyt, y a finales del 2000 contratado por la Universidad de Colima (UCOL) donde se ha dedicado a estudiar las aguas residuales urbanas como fuentes de nutrientes para proliferaciones algales de la región.

El agua de mar mantiene una disponibilidad de nitrógeno, fosforo y silicio, elementos que son la base para la formación de fitoplancton. Y las aguas residuales están enriquecidas con gran concentración de esos tres elementos”, asegura.

El objetivo –agrega el especialista de la UCOL- fue ver si el aporte de agua residual altera las condiciones naturales del medio. Por ejemplo, en Manzanillo, las plantas de tratamiento solo son de tipo primario, es decir, que solo hacen un cribado (colado) de los sólidos suspendidos, pero lo disuelto se va sin tratamiento.

En la investigación de la UCOL, tienen registrado que en la época que no llueve hay zonas donde el agua residual no es canalizada al alcantarillado y se encuentran a cielo abierto, cuando llueve todo se lava y va al mar lo que genera un sobre enriquecimiento de nutrientes de fosforo, silicio y nitrógeno de origen humano. “Otro de mis objetivos fue determinar cómo este exceso de nutrientes impacta en la flora natural residente del fitoplancton, que son microalgas (microscópicas) que realizan la fotosíntesis. Las microalgas generadas se las comen organismos filtroalimentadores y a estas los peces o el mismo humano, convirtiéndose en vectores de intoxicación para la población residente o turistas”.

De alterarse los nutrientes en estos espacios, la flora local natural estaría en desventaja frente a las especies que provienen de otro sitio, que aprovechando el exceso de nutrientes se adueñarían del medio, lo que provocaría el cambio de las especies de fitoplancton lo que afecta a la cadena trófica, es decir, la transferencia de alimentos a través de una serie de organismos. La cadena natural dejaría de existir y se aprovecharían microalgas conocidas como oportunistas potencialmente tóxicas.

El especialista de la UCOL ejemplifica el caso del río Misisipi en Estados Unidos que descarga al Golfo de México, ahí se desplazaron la especies naturales de fitoplancton que eran el alimento hizo del camarón, y al no haber estas especies fitoplanctónicas, se afectó la ecología y economía de la región.

Las embarcaciones

De acuerdo con el doctor Aramis Olivos, las embarcaciones que por normas internacionales no deben descargar sus aguas de lastre, lo hacen e introducen fitoplancton oportunista que desplaza a las especies autóctonas, se han detectado especies exóticas provenientes de Malasia.

“Los organismos que se comen al fitoplancton oportunista (introducido), como peces, pueden intoxicarse e incluso se pueden generar mortandades masivas, por lo cual se relaciona a las mareas rojas, que forman parte de los florecimientos algales nocivas, con eventos que impactan la economía de una región”.

Cuando en Colima se presenta crecimiento algal en la costa, las autoridades contactan a los investigadores a fin de saber si es nocivo o no para tomar un decisión de establecer una veda en la zona, que puede afectar a los pescadores y al sector turismo, lo cual ha llegado a afectar a su economía.

Con el fin de integrar un monitoreo real de las condiciones que pueden generar estas floraciones algales en la zona, y en otras a nivel nacional, diversos especialistas de varias instituciones han conformado la Sociedad Mexicana de Florecimientos Algales Nocivos y ante CONACyT, la RedFAN, lo cual llevará a entender mejor este fenómeno y los mecanismos a nivel de Normativas para prevenir y mitigar su afectación.

Redacción iAgua

La redacción recomienda