"Odile" arrasa la Baja California mientras "Polo" es la nueva amenaza para México

52
0
52

El huracán 'Odile', convertido ya en tormenta tropical, ha dejado imágenes de devastación en el estado mexicano de Baja California, de donde están siendo evacuados miles de turistas, mientras otra tormenta que podría convertirse en huracán en las próximas horas, amenaza la costa occidental mexicana.

'Odile' tocó tierra como un poderoso huracán categoría 3 la noche del domingo con vientos máximos sostenidos de más de 200 kilómetros por y a su paso volteó automóviles, dañó hoteles, casas y negocios --que en algunos casos fueron saqueados-- y dejó sin energía eléctrica a casi todo el estado de Baja California Sur.

Enormes marejadas castigaron a los centros turísticos de Cabo San Lucas y San José del Cabo, conocidos popularmente como Los Cabos y muy visitados por estadounidenses, donde postes y árboles fueron derribados, y casas de cientos de habitantes quedaron dañadas.

Desde las pistas del aeropuerto internacional en San José del Cabo, cuyo edificio quedó seriamente afectado tras el paso del ciclón, comenzaron a salir los primeros vuelos de aviones de las Fuerzas Armadas, de la Policía Federal y de líneas aéreas comerciales con turistas varados que las autoridades cifraron en unos 30.000, la mayoría extranjeros.

La instalación de albergues para más de 11.000 personas que fueron desplazadas de zonas de gran vulnerabilidad, permitieron que no hubiera ninguna víctima, destacó el Gobierno.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se desplazó a la zona para supervisar las acciones que llevan a cabo las dependencias federales para auxiliar a la población afectada por el huracán 'Odile' en Los Cabos, y expresó a los habitantes de Baja California Sur que "no están solos" y que "cuentan con el decidido apoyo, respaldo y solidaridad absoluta del Gobierno de la República".

Durante una reunión de evaluación de los daños que dejó el huracán en la entidad, celebrada después de que realizó un sobrevuelo y recorrió las zonas afectadas, Peña Nieto dijo que los efectos ocasionados por 'Odile' son relevantes, y detalló que hay desabastecimiento de energía eléctrica, y de agua, si bien confió en que la población "sabrá sobreponerse a este momento adverso por el que atraviesa".

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) de México ha establecido una nueva zona de alerta por 'Odile' en la costa este de la Península de Baja California, desde Santa Rosalía, Baja California Sur, hasta San Felipe, Baja California, y desde Guaymas Sonora hasta Puerto Peñasco, ambos sitios en Sonora.

Nueva amenaza

Y mientras 'Odile' seguía descargando lluvias sobre el noroeste de México, otra tormenta, bautizada como 'Polo', se formaba en aguas del Pacífico mexicano, y amenazaba con convertirse en huracán y dirigirse por una ruta similar a la que tomó 'Odile', en paralelo a la costa occidental y en dirección a la península, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La tormenta tropical Polo, con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros hora y rachas de hasta 100 kilómetros, se desplazaba hacia el noroeste a 19 kilómetros hora, y se localiza a 375 kilómetros al sur-suroeste de Acapulco, Guerrero, y a 435 al sur de Zihuatanejo, en Guerrero.

El aporte de humedad que genera Polo hacia los estados del sur y occidente del país, originará lluvias intensas en áreas de Guerrero y Oaxaca, y muy fuertes en Michoacán y Colima. La zona de alerta por tormenta tropical está determinada desde Zihuatanejo (Guerrero), a Cabo Corrientes (Jalisco).

Conagua ha exhortado a la población a extremar precauciones y mantenerse atenta a los llamados de Protección Civil y autoridades estatales y municipales, debido a que las lluvias constantes reblandecen el suelo, y podrían ocurrir deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, afectaciones en caminos y tramos carreteros, inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en zonas urbanas.

Comentarios