Aqualia
Connecting Waterpeople

Colombia y Países Bajos se alían para fortalecer la adaptación al cambio climático

  • Colombia y Países Bajos se alían fortalecer adaptación al cambio climático
  • Colombia emite el 0.6% de las emisiones globales, cifra que no lo hace un gran generador, sin embargo, está entre los países más vulnerables a los efectos del cambio climático.
  • La meta a 2030 es reducir en un 51% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en el país y llegar a la carbono neutralidad en 2050.

Sobre la Entidad

MinAmbiente
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia. 
ABB

Los Deltas fluviales, que es donde se descarga la mayor parte del sedimento transportado en el mar, generando erosión costera y contaminación, son el centro del proyecto que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible implementará con la cooperación del Gobierno de los Países Bajos, a través de su Agencia Empresarial (RVO) y en conjunto con su Ministerio de Agua e Infraestructura (MW&I) de ese país.

Colombia cuenta con 6 deltas: Magdalena, Sinú, Atrato, Golfo de Urabá, San Juan, y los ríos Patía y Mira; lo que se busca con esta iniciativa es fortalecer las capacidades de adaptación y gestión del riesgo de los deltas costeros en el país.

En ese sentido, el Minambiente, la embajada de Holanda en Colombia y el equipo consultor colombo-holandés, definieron los criterios para la priorización de los 3 deltas costeros en los que se enfocará las acciones.  De manera inicial se considerarán los deltas que tengan mayor vulnerabilidad, entendida esta como elementos expuestos, tales como zonas urbanas y ecosistemas estratégicos; los que cuenten con estudios o proyectos existentes en adaptación climática costera, dado que esta información es la principal fuente para desarrollar los productos y, finalmente, los deltas con más impactos por incremento del nivel del mar por encima del nivel de marea alta.

Esta alianza es producto de la Coalición Internacional Delta que es coordinada por Países Bajos y tiene por objetivo hacer frente a un desarrollo sostenible en los Deltas fluviales. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Instituto para la Educación en Agua y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, dijo que la cooperación internacional es clave para que países vulnerables a los efectos del cambio climáticos como Colombia, puedan implementar acciones de mitigación y adaptación. “Esta alianza representa una gran oportunidad para avanzar conjuntamente hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el marco de la agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo, y la agenda ambiental que tiene Colombia frente al cambio climático, a través de dos aspectos claves: gestión del riesgo y la implementación de soluciones basadas en la naturaleza para el manejo de nuestros deltas y el intercambio de buenas prácticas”, comentó.

El proyecto, que tiene una inversión de 38 mil euros, plantea el intercambio de conocimiento relacionado con los deltas costeros de nuestro país, así como las actividades necesarias mediante proyectos en las regiones Caribe y Pacífica, con el fin de impulsar, cumplir y avanzar en los compromisos de la Coalición Delta.

La Coalición es la primera a nivel internacional en facilitar el intercambio, la innovación y la creatividad entre las partes, con el propósito de adelantar actividades que permitan mejorar y proteger la biodiversidad y la vida de las personas en los deltas urbanos ante los posibles efectos producidos por el cambio climático y que ponen en riesgo a las comunidades y ecosistemas.

A inicios de 2021 también fue presentado en la cumbre de adaptación, el proyecto de creación de capacidad de adaptación al cambio climático que tiene un componente de seguridad alimentaria y nutrición en comunidades afro e indígenas vulnerables en la zona fronteriza entre Colombia y Ecuador, el cual, mediante el reconocimiento de las prácticas ancestrales de las comunidades AWA, busca reducir el riesgo de desastres y fomentar la adaptación al cambio climático bajo el manejo de los ecosistemas de manglar y los servicios que este presta, para lo cual se cuenta con el apoyo del Centro Global de Adaptación y se trabaja en conjunto entre el Gobierno Nacional y el Programa Mundial de Alimentos – PMA.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda