Ecologistas en Acción rechaza la construcción de un embalse en el río Agrio y exige la restauración de las Minas de Aznalcóllar

105
1

Sobre la Entidad

Ecologistas en Acción
Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas de todo el Estado español. Forma parte del llamado ecologismo social.
  • Minas de Aznalcóllar.

La organización Ecologistas en Acción exige coordinación administrativa para la Restauración Total de las Minas de Aznalcóllar. No proyectos parciales descoordinados.

Ante las noticias de construir un embalse en el Río Agrio por parte de la Confederación Hidrológica del Guadalquivir (CHG), Ecologistas en Acción quiere mostrar su total rechazo por considerarlo un despropósito ya que embalsaría aguas ácidas y con un alto contenido en metales pesados, hecho que las hace totalmente inapropiadas para su uso en el riego de cultivos en la zona norte de Doñana.

La ONG considera que el uso de aguas para los regadíos de cultivos sólo puede generar y agravar nuevos episodios de contaminación y de toxicidad

Consideramos que el proyecto de aliviar la extracción de las aguas del acuífero de Doñana en favor de esta solución es actualmente descabellada no sólo por el hecho de utilizar las escombreras de Aznalcóllar como muros de contención para el futuro embalse sino también porque no se han atajado los continuados lixiviados de aguas ácidas de la propia mina, como se puede comprobar ahora mismo, cuando las últimas lluvias han generado un nuevo episodio de mortandad de peces que se suma a los varios denunciados por esta organización.

Ante esto, la ONG considera que el uso de aguas para los pretendidos regadíos de cultivos sólo puede generar y agravar nuevos episodios de contaminación y de toxicidad, suponiendo una total irresponsabilidad de la propia CHG la formulación y diseño de un nuevo embalse que usaría las escombreras de la mina como muro.

Desde Ecologistas en Acción no se entiende que la CHG asuma este proyecto cuando no es capaz de cumplir con las sentencias del Tribunal Supremo sobre el cierre de pozos ilegales en las Fincas de Hato Ratón y Hato Blanco en Aznalcázar y el abono de las cuantiosas sanciones interpuestas valoradas en más de un millón de euros en su totalidad.

Se pone de manifiesto la total descoordinación entre Junta y Ministerio a la hora de trabajar en torno a un espacio, el entorno minero de Aznalcóllar, en el que comparten competencias y que les obliga a entenderse.

Ecologistas en Acción exige que se acuerde que la prioridad de actuación en Aznalcóllar es la Restauración Total del entorno minero y por tanto las actuaciones a financiar con dinero público se deban a este objetivo y no a favorecer intereses privados, como son en este caso regadíos, en buena parte ilegales, y Multinacionales Mineras hábiles en la práctica del coger el dinero y correr y, por supuesto, sin restaurar el impacto producido.

Antes de hablar de abrir la Mina u ofertar más agua, hay que solucionar de forma definitiva las fuentes contaminantes que generan estos episodios de mortandad y de la contaminación del acuífero; hay que sellar la vieja corta minera, eliminar las escombreras e inertizar los residuos muy peligrosos que aún andan desparramados por la zona. Todo lo demás son parches que obligarían a una continua inversión pública para evitar vertidos y contaminación, como viene ocurriendo desde el cierre de la Mina.

Comentarios