Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
ADASA
Minsait
IAPsolutions
Global Omnium
ADECAGUA
DATAKORUM
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Terranova
GS Inima Environment
EPG Salinas
MonoM by Grupo Álava
Fundación Biodiversidad
EMALSA
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Confederación Hidrográfica del Segura
Almar Water Solutions
Fundación CONAMA
HRS Heat Exchangers
Autodesk Water
Consorcio de Aguas de Asturias
Ingeteam
ICEX España Exportación e Inversiones
AECID
Siemens
Arup
Catalan Water Partnership
Gestagua
s::can Iberia Sistemas de Medición
FLOVAC
Schneider Electric
Aganova
IRTA
Vector Energy
ACCIONA
TFS Grupo Amper
SCRATS
FENACORE
Hidroconta
Filtralite
AMPHOS 21
CAF
ONGAWA
SDG Group
Baseform
Cajamar Innova
Red Control
Asociación de Ciencias Ambientales
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Hidroglobal
LABFERRER
Rädlinger primus line GmbH
Prefabricados Delta
RENOLIT ALKORPLAN
Amiblu
KISTERS
Lama Sistemas de Filtrado
Barmatec
Grupo Mejoras
Likitech
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
TRANSWATER
Molecor
AGS Water Solutions
Laboratorios Tecnológicos de Levante
TEDAGUA
Sacyr Agua
Aqualia
Sivortex Sistemes Integrals
ANFAGUA
AGENDA 21500
MOLEAER
Fundación Botín
Agencia Vasca del Agua
Saint Gobain PAM
Smagua
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
ESAMUR
J. Huesa Water Technology
Idrica
Kamstrup
LACROIX
TecnoConverting
Xylem Water Solutions España
Hach
NTT DATA
Esri
ISMedioambiente

Se encuentra usted aquí

El Estado formaliza este martes su recurso contra el decreto de la mina de Aznalcóllar

  • Dice que el Gobierno y la Junta "quieren entenderse" y encontrar un "acuerdo" para reabrir la mina.

La delegada del Gobierno central en Andalucía, Carmen Crespo, ha anunciado este martes que esta misma jornada, el Estado registra el recurso de inconstitucionalidad impulsado por el Gobierno central del popular Mariano Rajoy contra el decreto andaluz que regula la reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), clausurada después de que en 1998, la balsa de residuos de metales asociada al complejo minero, explotado entonces por Boliden-Andaluza de Piritas S.A. (Apirsa), sufriese una fractura con el consiguiente vertido masivo de lodos tóxicos al área de influencia del río Guadiamar.

Carmen Crespo ha celebrado este martes una reunión con el secretario general de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, y el secretario general de CCOO en la provincia de Sevilla, Alfonso Vidán, a cuenta de la decisión del Gobierno central del popular Mariano Rajoy de recurrir ante el Tribunal Constitucional el decreto Ley promovido por la Junta de Andalucía con "los procedimientos necesarios para la reapertura de la mina de Aznalcóllar".

Mientras el citado decreto Ley de la Junta de Andalucía parte del "problema estructural del desempleo" en Andalucía y la necesidad de "aprovechar las reservas de la mina de Aznalcóllar" como "fuente de empleo y de riqueza", Carmen Crespo ha defendido que la Administración autonómica ha "vulnerado las competencias estatales" con este decreto Ley. En ese sentido, ha argumentado que la Ley de Minas de 1973 y dos reales decretos Ley que se remontan a 1981 y 1982 "dicen que la Junta debería haber informado al Estado con carácter previo" a promover esta iniciativa y que "la reserva de suelo para la minería es una competencia estatal". "Se vulneran las competencias estatales", ha insistido.

La impugnación del decreto andaluz de reapertura de la mina de Aznalcóllar no afecta al procedimiento de reapertura de la explotación minera de Riotinto 

"No hay más remedio que hacer este recurso", ha dicho incluso la delegada del Gobierno central en Andalucía, precisando eso sí que el decreto andaluz que orquesta la reapertura de la mina de Aznalcóllar no cuenta con las debidas "garantías" jurídicas por los motivos ya descritos y, a tal efecto, es susceptible de ser recurrido "por terceros" ocasionando "un importante conflicto jurídico" y un "callejón sin salida" para este proyecto.

Buscar la "fórmula"

Al respecto, ha manifestado que las administraciones central y autonómica "quieren entenderse" y ambas cuentan con "voluntad" para encontrar una "fórmula" que solucione el asunto y propicie finalmente la reapertura efectiva de la famosa mina, extremo al que ella misma ha manifestado su apoyo. Preguntada sobre la demora que afronta ahora el proyecto, Carmen Crespo ha manifestado que no espera que la iniciativa sufra "tanto" retraso como uno o dos años, si bien ha admitido que no puede precisar plazos concretos. "Esperemos que los plazos no se dilaten", ha enfatizado.

De otro lado, ha defendido que la impugnación del decreto andaluz de reapertura de la mina de Aznalcóllar "no afecta" al procedimiento de reapertura de la explotación minera de Riotinto (Huelva). "Estamos hablando exclusivamente de Aznalcóllar", ha asegurado insistiendo en que la clave del recurso de inconstitucionalidad es la atribución al Estado de la competencia relativa a la reserva de suelos para la actividad minera.

"Tiene que haber un decreto Ley con todas las garantías jurídicas y medioambientales para evitar batallas judiciales de terceros", ha resumido Carmen Crespo, quien aboga por no "mirar hacia atrás" y partir de la idea de que ambas partes tienen la "voluntad" de alcanzar "un acuerdo para la fórmula" que mejor convenga a la reapertura de la mina, mencionando la posibilidad de solucionar el conflicto a través de "otro decreto Ley". De cualquier modo, y a su juicio, la presentación del mencionado recurso de inconstitucionalidad "invalida" el decreto Ley de la Junta de Andalucía.

Tras la ruptura de la balsa en 1998

Como consecuencia de la ruptura de la balsa de residuos de la mina que por aquel entonces explotaba Boliden-Apirsa en 1998, esta multinacional sueca de la minería abandonó la explotación de Aznalcóllar, que sostenía más de 450 empleos estables y cerca de 700 eventuales. Para contrarrestar la contaminación masiva del cauce del río Guadiamar, fue necesario un programa de restauración que ha supuesto el desembolso de aproximadamente 90 millones de euros durante varios años.

A día de hoy, de hecho, la Junta de Andalucía mantiene vivas sus iniciativas para reclamar a la multinacional sueca Boliden el elevado coste de los numerosos y laboriosos trabajos de restauración medioambiental que siguieron a la catástrofe de 1998, toda vez que la mina cuenta con casi 950 hectáreas de superficie y una reserva constatada de 35 millones de toneladas de cobre, plomo y zinc, además de oro y plata, y otros 45 millones de toneladas de probables nuevos recursos.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda