Castilla y León apoya el aprovechamiento de agua subterránea para una mina en Borobia

86
0
86

Las Cortes de Castilla y León han dado este miércoles su apoyo con los votos a favor de PP y PSOE a la necesidad de impulsar cuanto antes el aprovechamiento de agua subterránea para el desarrollo de un proyecto minero en la localidad soriana de Borobia en torno a la magnesita que asegurará empleo para tres generaciones al generar unos 85 empleos directos.

Así lo ha asegurado el procurador popular Jesús Ángel Peregrina, quien ha reclamado la necesidad de agilizar todos los trámites para que este proyecto, "que aportará empleo, desarrollo y riqueza" a los ayuntamientos sorianos de la zona del Moncayo, sea realidad "más pronto que tarde".

En concreto, los grupos mayoritarios han acordado que la Junta se dirija al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que, una vez culminados los ensayos de bombeo, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) autorice el aprovechamiento de aguas subterráneas necesarias para el desarrollo del proyecto minero San Pablo que promueve la empresa Magnesitas Sorianas.

IU ha rechazado este proyecto por su grave costo en el medio en todo lo relacionado con la contaminación aérea, aguas de superficie y acuíferos

"Las afecciones son mínimas y muchos los beneficios y garantiza la sostenibilidad y el medio ambiente", ha defendido Peregrina, quien ha recordado que la magnesita es un "mineral limpio" que no contamina ni en su fase de extracción ni de manipulación además de estar considerado como "estratégico" por la UE, de modo que su explotación en Borobia permitiría incrementar las exportaciones y situar al futuro yacimiento como "uno de los más grandes de Europa por cantidad y calidad" ya que se prevé una explotación de unos 100 años.

Finalmente, Peregrina ha rechazado "cualquier ingerencia" procedente de organismos o instituciones ajenas a la Comunidad, convencido de que esta mina a cielo abierto no afecta a otros territorios.

Que prevalezca el consenso

Desde las filas socialistas, la procuradora soriana Esther Pérez ha trasladado el "total apoyo" de su grupo a un "proyecto positivo", especialmente en términos de empleo y de fijación de población, que "debe llevarse a buen puerto" y sin "dilatarse más" en el tiempo, por lo que ha propuesto una enmienda de adición a la PNL del PP que ha sido aceptada para que prevalezca el consenso y el interés general sobre el particular.

En concreto, ha abogado por que la Junta se dirija al Gobierno de la nación para que establezca cauces de colaboración y acuerdos entre administraciones para garantizar el respeto al medio ambiente, en especial de las aguas, y el desarrollo económico de la zona.

Desde el Grupo Mixto, su portavoz, José María González, de IU, que se ha abstenido, ha rechazado este proyecto por su "grave costo" en el medio en todo lo relacionado con la contaminación aérea, aguas de superficie y acuíferos, "como reconoce la propia empresa", según sus palabras.

González ha advertido en concreto del riesgo de desaparición de la actual red fluvial que supone este proyecto de explotación a cielo abierto y del peligro de movimiento para las capas freáticas, a lo que ha sumado el problema de las escombreras y del agua, tanto el que se utilizará, como el de vertidos que afectarán a la fauna y a la flora "en un enclave que debería estar protegido".

"El derecho de la población a mantener su medio natural debe estar por encima de cualquier interés especulativo de cualquier empresa", ha considerado el coordinador regional de IU, para quien la baja demografía de Soria no justifica que esta provincia se pueda convertir en un "cementerio" de escombreras o de aviones, afirmaciones que han sido rechazadas por Peregrina que ha cargado contra algunas "voces poco documentadas".

El debate de la PNL ha sido seguido desde la tribuna de invitados de las Cortes por el alcalde de Borobia, Miguel Ignacio Modrego, y por la vicepresidenta primera de la Diputación, Ascensión Pérez Gómez.

Comentarios