Salvemos Cabana considera lamentable la gestión pública efectuada por la Xunta en el desastre ambiental del Monte Neme

190
0

Sobre la Entidad

Salvemos Cabana
Plataforma ciudadana de Cabana de Bergantiños (A Coruña, Galicia) que promueve el activismo en términos de conservación y defensa ambiental.
  • Balsa de Monte Neme.
  • Ante el deficiente acceso a la información proporcionada por las autoridades autonómicas sobre el caso, la asociación ha pedido a la Consellería de Sanidade el acceso por escrito a los datos concretos de las analíticas efectuadas en el Monte Neme y enviará un informe al Área de Vertidos de Augas de Galicia con localización por GPS de cada uno de los puntos conflictivos en el entorno de la antigua explotación minera para que se proceda a su estudio y control de riesgos.

Según se ha hecho público durante el fin de semana en medios de comunicación, la Xunta solamente realizó controles en dos de las seis balsas del complejo; en el punto de rotura de la balsa del accidente y en la área de vertido de otra de las balsas mineras de la que no se ha indicado su localización, confirmándose la situación denunciada por Salvemos Cabana sobre la presencia de elevados niveles de aluminio en la balsa que colapsó -de los que se desconocen las mediciones actuales- y de bajos niveles de pH, que todavía persisten, indicando la presencia de aguas ácidas.

La información ofrecida por la Consellería de Sanidad, parcial e incompleta

Salvemos Cabana considera que la información ofrecida por la Consellería tanto por vía escrita como oralmente fue claramente insuficiente y podía inducir a error. Por ello la Plataforma, registrada como asociación sin ánimo de lucro que tiene entre sus finalidades la protección de la naturaleza y el medio ambiente, ha efectuado una petición formal a la Consellería de Sanidade para acceder a los datos concretos de las analíticas efectuadas en el Monte Neme y conocer cuales son las actuaciones llevadas a cabo por la misma para proteger la salud de la población potencialmente afectada más allá de los controles que habitualmente se llevan a cabo sobre las aguas procedentes de depuración.

Según se ha hecho público en medios de comunicación, la Xunta solamente realizó controles en dos de las seis balsas del complejo

Localización de los puntos conflictivos a nivel ambiental

Por otra parte y ante la desidia de las administraciones, Salvemos Cabana remitirá un informe al Área de Vertidos de Aguas de Galicia localizando por GPS cada uno de los puntos conflictivos en el entorno de la antigua explotación minera para que se proceda a investigar su nivel de riesgo ambiental. La asociación considera indispensable, dado su nulo mantenimiento, la valoración del estado de las restantes balsas mineras y sus efectos reales sobre el entorno. Es fundamental, además, que la Xunta aclare cómo realizará el drenaje de las balsas mineras que se contempla en el "Proyecto de Abandono y Clausura del Grupo Minero Monte Neme".

Vertido denunciado al SEPRONA

En cuanto al vertido de aguas contaminadas denunciado al SEPRONA el pasado lunes, situado en las inmediaciones de una de las balsas mineras situada en la concesión 'Reconquista', y finalmente derivado a Augas de Galicia, Salvemos Cabana ha recibido comunicación telefónica del organismo, indicando que a priori los niveles de pH medidos sobre el terreno están dentro de la norma, si bien se está procediendo al análisis detallado de las aguas (presencia de metales pesados y/o otros contaminantes) para averiguar el origen de las espumas y el intenso olor ácido de las mismas.

La presencia de aluminio en las mediciones, un factor de riesgo a tener en cuenta

Finalmente, la asociación considera alarmante el hecho de que se hayan detectado altos niveles de aluminio en las mediciones realizadas en el Monte Neme, debido a que decenas de estudios médicos a nivel internacional demuestran de manera taxativa que este elemento, que tiene un carácter bioacumulable, tiene la capacidad de alterar determinadas funciones metabólicas en los seres vivos y actúa como un potente neurotóxico, constituyendo un factor de riesgo para enfermedades neurodegenerativas.

Por todo ello, el hecho de que se haya constatado su presencia no debe ser tomado a la ligera porque supone un grave problema de salud pública. En referencia a esto, a nivel europeo hay un principio rector, conocido como de Cautela o Precaución, que está recogido en el artículo 174 del Tratado constitutivo de la UE, y que quienes ejercen la tarea de Gobierno deberían de tener en cuenta. En esencia, hace referencia al concepto coloquial de que "más vale prevenir que curar", y que frente a la irresponsabilidad y el desconocimiento, el sentido común es en definitiva el valor más preciado de cualquier gestor con responsabilidades públicas a cualquier nivel.

Comentarios