Salvemos Cabana exige que se depuren responsabilidades en el IGAPE por la relación del director con Mineira de Corcoesto

262
0

Sobre la Entidad

Salvemos Cabana
Plataforma ciudadana de Cabana de Bergantiños (A Coruña, Galicia) que promueve el activismo en términos de conservación y defensa ambiental.
  • La Plataforma considera que de confirmarse los hechos denunciados por el Grupo Parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda, Javier Aguilera, al frente del Instituto Galego de Promoción Económica, debe ser cesado de manera fulminante desde la Consellería de Economía e Industria ante la gravedad de las acusaciones.

Los acontecimientos, que derivan del recurso potestativo de reposición presentado por Mineira de Corcoesto S.L. / Edgewater ante la paralización de su proyecto de minería a cielo abierto en la parroquia cabanesa de Corcoesto, quedan patentes en el documento publicado por AGE, en el que el director del IGAPE habría avalado durante una cena el proyecto ante los inversores de Edgewater, sin tener conocimiento alguno del proyecto.

Tal como ha denunciado públicamente el diputado Antón Sánchez, Javier Aguilera habría actuado "de manera totalmente irregular dentro de un procedimiento administrativo", reconociendo "contactos y compromisos con la propia multinacional al margen de la más mínima ética", lo que incluso podría ser considerado como una infracción sancionable a nivel penal.

Como agencia adscrita a la Consellería de Economía e Industria para el desarrollo económico de Galicia, el Instituto Galego de Promoción Económica (IGAPE) tiene entre sus objetivos apoyar todas aquellas actividades "que contribuyan a mejorar el sistena productivo gallego, facilitando los procesos de creación, consolidación y crecimiento empresarial" pero no a cualquier precio, ni mucho menos sin ningún tipo de control, de manera especial en el caso del personal encargado de su gestión.

Por todo ello, y ante estos hechos tan graves la asociación considera que la Xunta de Galicia debe de abrir con urgencia una investigación sobre el particular y depurar responsabilidades de manera inmediata, tanto en la propia agencia como entre el personal encargado del control de la misma dentro de la Consellería de Economía e Industria.

Desde Salvemos Cabana, tan sólo cabe hacer público su rechazo contudente a este tipo de actitudes cuando se producen y se confirman, que lejos de considerar el legítimo ejercicio de lo público, ponen de manifiesto la absoluta falta de respeto por parte de determinados responsables a las instituciones democráticas y su normal funcionamiento al atentar contra las reglas del juego que deben respetar todos los actores en el proceso.

Comentarios