La innovación, decisiva para dar respuesta a retos como la gestión de las aguas en Cobre Las Cruces

37
0
37

El consejero delegado de Cobre Las Cruces (CLC) -la compañía ubicada en los términos municipales de Gerena, Guillena y Salteras (Sevilla), propiedad de First Quantum Minerals-, Damien Marantelli, ha destacado este lunes las 250.000 toneladas de cátodos de cobre de máxima calidad (99,999%) en los cincos años desde que se iniciara la producción en junio de 2009 y ha señalado el estudio que están realizando para prolongar la vida de la mina, pudiendo llegar hasta 2040.

En un desayuno con medios de comunicación convocado por la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Sevilla, Marantelli que ha señalado que la producción ha contado con un incremento progresivo que en la primavera de 2012 alcanzó su máxima capacidad de diseño, 6.000 toneladas mensuales de cátodos. La producción en 2013 fue de 68.000 toneladas, mientras que la previsión para que la previsión para el ejercicio actual es de entre 69.000 y 72.000 toneladas, que supone en torno al 25 por ciento del consumo nacional de cobre en España.

La facturación de CLC en 2013 fue de 370 millones de euros, un doce por ciento inferior a la de 2012, debido a variaciones en el precio del cobre y otros factores relacionados con el mercado. Las ventas se realizaron en un 75 por ciento en España, mientras que el 25 por ciento se exportó a países como Turquía, Italia y Portugal.

El consejero delegado ha destacado la puesta en marcha de la planta de tratamiento de aguas a finales de 2011

Más del 40% del empleo es de municipios del entorno

Marantelli ha destacado la aportación que CLC está teniendo en la dinamización socioeconómica de la comarca en la que se asienta. "Podemos asegurar que nuestra actividad ha sido fundamental para paliar los efectos de la crisis e incluso introducir elementos positivos contrarios a la tendencia general", ha afirmado.

CLC proporciona empleo directo a 900 personas, de las que 250 pertenecen a la plantilla de la empresa. Más del 40 por ciento de las personas que trabajan en CLC son de los pueblos vecinos. "Hacemos un esfuerzo constante de formación para capacitar a sus residentes para desempeñar las tareas que requiere la empresa y priorizamos su incorporación siempre que sea posible", ha señalado.

Junto al compromiso local, la innovación y la sostenibilidad son los pilares de la gestión en CLC. "La innovación está presente en toda nuestra organización -dice Marantelli- y ha sido decisiva para dar respuesta a grandes retos como la gestión de las aguas y de los residuos, que hoy se consideran ejemplos de minería sostenible".

En este sentido, el consejero delegado ha destacado la puesta en marcha de la planta de tratamiento de aguas a finales de 2011, "que nos permite depurar toda el agua que drenamos del acuífero Niebla-Posadas para reinyectarla posteriormente con calidad de potable, lo que está mejorando sensiblemente las condiciones del acuífero".

Del mismo modo, ha hecho referencia al encapsulamiento de los residuos de producción -eliminando la tradicional balsa de lodos de las explotaciones mineras- y la restauración paisajística progresiva. "Todas estas soluciones aplicadas en CLC se consideran hoy buenas prácticas mineras y se están incorporando en la planificación de otros proyectos mineros", ha apuntado.

930 millones en inversiones

Esto ha sido posible gracias a una fuerte apuesta inversora que acumula ya más de 930 millones de euros, "lo que hace de CLC la mayor inversión privada en la provincia de Sevilla en los últimos cuatro décadas". "First Quantum ya ha confirmado que en los próximos años destinará otros 150 millones a inversiones en CLC con el objetivo de aplicar las mejores tecnologías disponibles, tanto productivas como de gestión ambiental. Este mismo año ya se están aplicando inversiones para mejorar el rendimiento de la planta y aumentar su capacidad de recuperación de cobre, que en la actualidad supera el 90 por ciento".

Con independencia de estas inversiones, CLC está volcada actualmente en dos proyectos encaminados a prolongar la vida de la mina y a desarrollar una tecnología capaz de aprovechar al máximo los metales de la Faja Pirítica Ibérica.

15 años más

La actividad de CLC se centra hoy día exclusivamente en el aprovechamiento de sulfuros secundarios de cobre, con una previsión de finalización en torno a 2021. Sin embargo, existen otros minerales en el yacimiento, como el gossan -que contiene oro, plata y plomo-, y unos 40 millones de toneladas de sulfuros primarios polimetálicos que contienen principalmente un 1,1 por ciento de cobre y un 2,7 por ciento de cinc.

"Actualmente estamos realizando los estudios que nos permitirán saber si sería viable técnica y económicamente su aprovechamiento. En caso afirmativo esto podría significar entre diez y 15 años más de actividad minera, lo que supondría una magnífica noticia en términos de mantenimiento de empleo y nuevas inversiones", ha afirmado.

Por otra parte, CLC lidera un proyecto de I+D que agrupa un consorcio de 34 compañías de doce países europeos. Su objetivo es desarrollar una nueva tecnología hidrometalúrgica para la obtención de metales de los yacimientos polimetálicos de la Faja Pirítica. "Se trata de crear una planta piloto de demostración capaz de procesar los sulfuros complejos de esta zona geográfica. De este modo se podrían aprovechar sosteniblemente recursos para los que hoy no existen ningún tratamiento óptimo", ha considerado.

Preguntado sobre los últimos conflictos laborales en empresas subcontratadas por CLC, Marantelli ha apuntado que en los contratos con estas empresas hay una cláusulas y condiciones a cumplir que están unidos a la seguridad, el medio ambiente y la legislación laboral. No obstante, ha advertido de que CLC no puede supervisar el trabajo que realizan estas empresas fuera de la mina.

"Podríamos trabajar con contratistas de carácter nacional que tienen las condiciones que se les pide, pero no es lo que queremos. Queremos apoyar las empresas locales", ha subrayado el consejero delegado, que ha señalado que supervisarán la viabilidad económica de las empresas que subcontraten.

Por otra parte, preguntado sobre su interés por otros yacimientos como el de Aznalcóllar (Sevilla), Marantelli ha destacado la decisión de CLC de no participar en esta licitación, sino concentrarse en la mina que ya tienen. "Habrá oportunidades en el futuro", ha apostillado.

Fundación

Otro de los hitos de estos cinco años ha sido la puesta en marcha -en 2010- de la Fundación Cobre Las Cruces, como instrumento para reforzar las actuaciones de responsabilidad social de la empresa. Desde su creación ha promovido o financiado más de 250 actividades de las que se han beneficiado más de 8.000 personas. La fundación desarrollar su labor principalmente en los municipios de Gerena, Guillena, Salteras y La Algaba, pero su trayectoria le ha llevado a extender actividades por el conjunto de la provincia de Sevilla.

Entre otros programas, la fundación ejecuta el denominado Plan de Desarrollo Municipal con sus municipios vecinos, que supone la aportación de 6,2 millones de euros en cuatro años para iniciativas locales de generación de empleo y fomento del emprendimiento, infraestructuras, equipamientos y actividades sociales, culturales, deportivas y medioambientales. Por su alcance y contenido, se trata del mayor acuerdo de ámbito municipal suscrito por una entidad privada en la provincia de Sevilla.

Comentarios