Connecting Waterpeople
Contenido premium

Antonio Ibañez: “Phygital para nosotros en Minsait es la gran apuesta de futuro”

Antonio Ibáñez, director de Sostenibilidad y Agua en la división Phygital de Minsait (Foto: Juanma Guzmán)
Fotos de:Juanma Guzmán
Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

La digitalización es un hecho innegable en nuestras vidas. La transformación digital ha tomado velocidad de crucero y está cambiando la forma en la que, entre otras cosas, gestionamos los recursos hídricos. Esta imparable tendencia ha traído, afortunadamente, a nuevos actores al sector del agua que años atrás tenían un papel menor pero que, actualmente, son protagonistas de primer nivel. Minsait es uno de los casos más evidentes de ello. 

Indra, una de las multinacionales españolas con mayor proyección internacional en múltiples sectores estratégicos, tiene cada vez mayor presencia con Minsait. Su actividad en el sector del agua ha crecido exponencialmente durante los últimos años, pasando de ser un proveedor de consultoría y software a acompañar a las entidades responsables en la gestión del agua en el proceso de transformación digital dentro de un ecosistema donde la apuesta por la innovación juega un papel estratégico. Ahora con Phygital da un paso adelante en la puesta de la compañía por la gestión integrada de todas las capacidades que tiene la compañía sobre el mundo físico.

Antonio Ibáñez es un apasionado de la tecnología que, en una meteórica carrera dedicada a la transformación digital de empresas de servicios, lidera desde hace tres años el segmento global del agua de Minsait. Ibáñez nos recibe en las oficinas de Minsait en Alcobendas, Madrid, en un momento en que la transformación digital ha alcanzado una velocidad de vértigo y necesita más que nunca profesionales con las ideas claras y pasión por lo que hacen. Profesionales como él.

Publicado en iAgua Magazine 36 - Octubre 2021
iAgua Magazine 36

¿Cuál es su trayectoria profesional y cómo llegó al mundo del agua?

Soy un apasionado de la tecnología, me viene de vocación, desde los doce años que empecé con la programación del ZX Spectrum ya tenía muy claro que mi vida debía ir ligada al mundo digital y todas las decisiones en mi carrera han ido en esa línea.

Me licencié en Informática en la Universidad de Granada y luego me fui a Madrid a hacer un Máster en Gestión de las Comunicaciones y Tecnologías de la Información en la Escuela de Organización Industrial. El máster me daba la posibilidad de hacer prácticas en una empresa multinacional, y entré en Ericsson como jefe de proyecto en pleno despliegue del GSM; allí se implantó SAP y tuve la oportunidad de hacerme experto certificado en varios módulos de SAP R/3. Por entonces había mucha demanda de consultores de SAP y me ofrecieron saltar de cliente a consultora, que era justo lo contrario a lo habitual.

Phygital es la apuesta de futuro en la que buscamos gestionar de forma integrada todas nuestras capacidades sobre el mundo físico

Con Atos-Origin estuve haciendo implantaciones de sistemas comerciales en algunas utilities incluidas algunas empresas de agua como Aigües de Reus, luego me pasé a Deloitte y en entre otros trabajé en proyectos para Canal de Isabel II y Hera, una empresa de agua de Italia. Habiendo aprendido italiano me quedé por allí unos años trabajando por Suiza e Italia para Business Integration Partners (BIP) con base en Milán.

Hace once años decidí volver a España y entré en el mercado de Energía en Indra, ahora Minsait, la compañía que agrupa los negocios de transformación digital y tecnologías de la información de Indra, donde empecé como director de proyecto para Aqualia. He sido director de cuenta para los principales clientes energéticos, Endesa, Iberdrola, Viesgo, EDP, Naturgy, REE y hace tres años tuve la suerte de poder empezar a dirigir el mercado Global de Agua.

En este último periodo, junto con mi equipo, hemos puesto muchas energías en consolidar los productos específicos de agua ya existentes y en añadir al porfolio otros nuevos. El año pasado impulsamos mucho nuestro producto Onesait Smart Metering y en la actualidad estamos muy centrados en los nuevos productos para gestión de calidad del agua en cuencas hidrográficas, gestión de riego inteligente y eficiencia operativa en plantas de tratamiento de aguas residuales.

En el sector de la electricidad una idea innovadora se convierte en proyecto en semanas o meses y en agua es raro que el deseo de hacer algo innovador no necesite más de un año para arrancarlo

¿Y actualmente?

Pues ahí sigo disfrutando cada día más del mundo del agua, ahora la novedad es que lo hago dentro de una nueva división de Minsait que llamada Phygital y con el cargo de director de Sostenibilidad, en la que además de llevar la práctica de agua sumo las prácticas de eficiencia energética, sostenibilidad empresarial y economía circular. Estoy muy ilusionado con poder ampliar mi campo de acción en algo tan importante como es la sostenibilidad. Estamos haciendo crecer y consolidando una oferta muy potente en este campo y que espero que guste mucho a nuestros clientes.

Hace referencia a Phygital, ¿qué es para Minsait?

Phygital para nosotros en Minsait es la gran apuesta de futuro en la que buscamos gestionar de forma integrada todas las capacidades que tiene la compañía sobre el mundo físico, refiriéndonos a todo tipo de sensores y equipos que tengan capacidad de enviar o recibir datos, lo que es el internet de las cosas (IoT) o el Industrial IoT, y el mundo digital, con la necesidad de gestionar cientos de miles de señales y de datos a los que ponerles inteligencia con plataformas y herramientas digitales. Siempre con el objetivo de hacer proyectos end-to-end, que vayan desde la identificación de una oportunidad de negocio o mejora, hasta su implantación y posterior soporte y mantenimiento, buscamos que sean soluciones que aporten valor añadido a nuestros clientes y que sean innovadoras y sostenibles.

Phygital también supone liderar un ecosistema de partners que impulse la innovación y el desarrollo del sector, estos partners pueden ser fabricantes de equipos, propietarios de soluciones digitales de nicho o hiperescaladores con plataformas cloud como Google, Amazon o Microsoft.

Además, también nos apoyan en la implantación de determinadas tecnologías de nicho o por geografías, incluso pueden ser habituales competidores con los que podemos trabajar conjuntamente para aportar mejores soluciones.

Somos un equipo de más de 750 profesionales con competencias en experiencias de usuario (UX), arquitectos de soluciones digitales y product owners, expertos en imagen digital y desarrollo de algoritmos de inteligencia artificial, expertos en el ciclo integral del agua y en activos y redes de distribución, para hacer los proyectos y productos lo más avanzados e innovadores posible.

Ha trabajado en los sectores de la energía y las telecomunicaciones. ¿Cuáles diría que son las principales similitudes y diferencias con el sector del agua?

Pues hay muchas similitudes y también algunas diferencias, empezando por lo que es común, hay un core en estos sectores que se apoya en la gestión de activos y de infraestructuras en muchos casos críticas, que es muy parecido. Hay plantas de diferentes tipos y también redes lineales de distribución que se gestionan de forma muy parecida. Los retos y necesidades de estas infraestructuras son los mismos: desde la obsolescencia de las redes y su necesidad de modernización, la necesidad de optimizar de forma preventiva el mantenimiento de los equipos, la necesidad de digitalizar al máximo todos los elementos de la red y su control.

Además, también hay muchas similitudes en la parte comercial. Hablamos de empresas con una base de clientes habitualmente muy grande a los que hay que acercarse y dar una atención cada día más ágil y personalizada. El mercado demanda que esa relación sea cada vez más omnicanal, que los clientes puedan empezar una gestión o reclamación en el móvil y que esta pueda tener continuidad en una oficina o tienda y acabar de nuevo en un portal web o incluso en las redes sociales. Hoy en día los sistemas de CRM y comerciales de última generación se hacen imprescindibles, ya que los actuales no tienen suficientemente implantadas las tecnologías móviles y la omnicanalidad. Además, sus costes de desarrollo y mantenimiento son elevados. Las soluciones Saas se tienen que imponer.

Es importante tener una visión estructurada y un plan de digitalización solido para planificar las actividades

Diferencias, también las hay. La más destacada para mí, como proveedor de tecnología y gestor de iniciativas digitales son las distintas velocidades en los procesos de transformación digital. El mundo del agua en relación con el mundo de la energía, y aún más al de las Telco, es muchísimo más lento, hay excepciones, como en todo, pero al estar mucho más cerca de la administración pública todo se hace menos ágil y complicado. En el sector de la electricidad una idea innovadora se convierte en proyecto en semanas o meses y en agua es raro que el deseo de hacer algo innovador no necesite más de un año para arrancarlo.

El nivel de oferta integrada que ofrece Indra y Minsait hay pocas empresas en el mundo que lo pueden ofrecer

Esperemos que se desarrollen formas y modelos de contratación en las administraciones públicas que sean mucho más ágiles.

La transformación digital del sector del agua ha llegado para quedarse. ¿Cuál es el estado del arte en estos momentos?

Es un sector con grados de madurez muy diferentes. Las primeras diferencias son geográficas, nosotros somos una empresa global que estamos en 140 países y estamos haciendo proyectos de forma simultánea en distintos continentes. Ahora mismo en el mercado de agua, por poner un ejemplo, estamos haciendo proyectos en Gambia, Bahréin, Filipinas, Perú, España, Italia, Brasil, México, entre otros países. En cada geografía los proyectos son de temáticas muy diferentes, y esto indica un grado de madurez dentro de mismo sector muy diferente. En África hacemos proyectos muy del core de los procesos en los que dotamos a todo un país de herramientas para gestionar desde los clientes a su red; y por el contrario en Brasil, Estados unidos o España, estamos ya en otro grado de madurez completamente diferente; aquí estamos más centrados en temas de smart metering, de detección de fugas por imágenes de radar tomadas por un satélite o en plataformas de big data de inteligencia operativa de las infraestructuras.

En España la situación es bastante homogénea, el grado de digitalización es razonablemente maduro, pero como en todo, queda mucho camino por andar y hay muchos frentes que abordar y desarrollar.

Hay algunas empresas que son punteras en innovación, con proyectos muy avanzados, pero la gran mayoría van haciendo proyectos más de renovación, los más innovadores se impulsan con un ritmo algo lento. Lo dicho, queda mucho por hacer.

Lo que es importante es que se tenga una visión estructurada y un plan de digitalización sólido para planificar las actividades; no se debe poner la tecnología atendiendo solo a criterios de la moda del mercado o ir apagando fuegos porque no se tomaron las decisiones de modernización a tiempo. De cómo abordar un plan de digitalización hoy en día y sobre las herramientas a elegir hay mucho que hablar y opinar.

¿Cuáles son los mayores retos de esta transformación para las utilities del agua?

Seguro que me dejo alguno, pero las grandes líneas de trabajo que vemos serían las siguientes:

  • Agua no contabilizada, ya sea por pérdidas comerciales o por pérdidas físicas. Son necesarios nuevos sistemas comerciales que permitan integrar el ciclo comercial con la gestión de red y utilicen la analítica avanzada para detectar situaciones anómalas, fraude y perdidas.
  • Eficiencia energética en plantas e instalaciones, con dispositivos de última generación que permiten ahorros en la operativa de las plantas, se apoyen en la monitorización y la inteligencia de los datos y faciliten detectar patrones de uso y situaciones de funcionamiento anómalo en los equipos. Actuando sobre ellos se consiguen ahorros de forma sencilla.
  • La gestión de activos y su mantenimiento es otro gran reto, hay que sensorizar, monitorizar y automatizar los activos para poder aprovechar esa información y disponer de elementos de decisión y mejora en la red.
  • Los temas de calidad y gestión de alertas, ya sea en cuencas hidrográficas o en distribución, son una tendencia. Hay una gran demanda de nuevos equipos de control que mejoren los sensores tradicionales y que, con las nuevas tecnologías de comunicación, permitan mejorar la gestión de los escasos recursos hídricos a través de alarmas y analítica avanzada. Esta automatización también es necesaria para ayudar a las agrupaciones de regantes a avanzar en sistemas de riego inteligente.

Son varias las empresas que acompañan a los gestores del ciclo integral del agua en el proceso de transformación digital. ¿Cuáles son los rasgos diferenciadores de la oferta de Minsait?

Minsait no es solo una consultora de servicios. Tienes toda la parte de fabricación de hardware y equipamientos electrónicos de Indra que sirve de base para muchos proyectos. Recordemos que hacemos radares de submarinos, sistemas de control de vuelo o del AVE, sistemas de defensa antimisiles en el Eurofighter y Eurocopter. Por otro lado, tenemos en el grupo, una empresa de ingeniería como Prointec, la mayor empresa de ciberseguridad europea SIA, una empresa de telecontrol como ACS, DIVE de inteligencia artificial o Paradigma, empresa digital por excelencia. El nivel de oferta integrada que ofrece Indra y Minsait hay pocas empresas en el mundo que lo pueden ofrecer.

La digitalización permite reducir los costes operativos, y optimizar los procesos de una empresa haciéndola más competitiva

Otro elemento clave es la vocación y estrategia que tenemos para crear producto propio. Onesait es la marca de producto de Minsait, Onesait Platform, Onesait Customer, Onesait Grid, Onesait Metering, Onesait Efficiency, forman parte de una extensa gama de productos de utilities, industria o servicios financieros.

Invertir en digitalización ¿es rentable?

La digitalización permite reducir los costes operativos y optimizar los procesos de una empresa haciéndola más competitiva, algo que cobra más relevancia en entornos de crisis como el actual. Creo que los gestores que no apuesten por la digitalización y no hagan una buena gestión de su transformación digital están poniendo su empresa en una situación de desventaja competitiva con respecto a los que sí lo hagan. Ya hemos visto lo que ha pasado con Nokia o Kodak. Eran los líderes de mercados y casi de un día para otro han perdido su posicionamiento por no poder o saber adaptarse a los cambios digitales y a los nuevos tiempos.

La COVID ha acelerado la digitalización de muchas empresas, incluida Minsait

Y desde el punto de vista económico en momento de crisis también es importante desarrollar proyectos que tengan claro retorno, es la clave. Así dicho parece sencillo, pero ¿cuántos proyectos inútiles se realizan o cuantos proyectos que eran necesarios por una mala ejecución y en concreto por una mala gestión del cambio nunca llegan a ser productivos? Hay que cuidar todos los aspectos, incluida la formación y la comunicación en las organizaciones, las personas son clave.

Hablando de crisis, ¿cómo habéis afrontado desde Minsait la pandemia por la COVID-19?

Pues hemos sufrido bastante, han sido dos años complicados, especialmente 2020, pero dentro de lo que cabe creo que estamos llevando la situación algo mejor que muchos de nuestros competidores. Fuimos muy agiles cuando empezó la pandemia, los más de 40.000 empleados pudieron teletrabajar desde el primer día sin demasiados problemas porque en Indra ya teníamos experiencia en los modelos de trabajo en remoto.

Ya utilizábamos herramientas tipo Jira, que organizan y monitorizan el trabajo de los técnicos y que permiten garantizar la productividad de los equipos en remoto, el uso masivo de Teams y otras herramientas similares ha creado un nuevo modo de vida y de trabajo que va a permanecer y que es muy eficiente. La gente se ha deslocalizado y vuelve a sus ciudades de origen, y es probable que esa situación permanezca.

Nuestros clientes también han facilitado mucho las cosas, ya que se han podido realizar proyectos de enorme complejidad en remoto y con los equipos distribuidos, esos proyectos han sido todo un éxito, y marcan el futuro, sin necesidad de realizar desplazamientos y expatriaciones de expertos a otros países. Podríamos decir que la COVID ha acelerado la digitalización de muchas empresas, incluida Minsait.

  • "El sector del agua es un sector con grados de madurez muy diferentes"
  • "La arquitectura técnica de los sistemas es muy importante"

En este sentido, el Plan de Recuperación para Europa prevé importantes inversiones para digitalización. ¿Cómo esperan que impacte en el sector del agua?

¿Llegará el maná prometido?, ¿llegará a tiempo? Algo parece que se va moviendo, pero está yendo bastante lento, quizás más de lo esperado. Creo que es una oportunidad inigualable para avanzar y modernizar la operativa, las infraestructuras y las empresas de agua en Europa. Retos que comentaba antes como el de la eficiencia energética, la modernización y digitalización de infraestructuras deberían recibir fondos. Esperemos que el reparto de dichos fondos sea equilibrado y que tenga buen uso. Hemos participado recientemente junto con Canal, Emasesa, Movistar y las principales empresas del sector, en una petición de fondos para avanzar en la difusión de sistemas de medida inteligente. Esperemos que se puedan asignar recursos con agilidad a un tema tan importante.

Minsait tiene una importante presencia en América Latina. En el caso concreto de esta región, ¿qué retos afrontan?

América en general y América Latina en particular es el ámbito geográfico por excelencia de Minsait. Tenemos una amplia presencia en todos y cada uno de los países de la zona. En EE. UU. tenemos la base en Atlanta con Minsait ACS, más de cuatrocientos empleados especializados en sistemas de control (SCADAs y DMSs), en Brasil tenemos la segunda oficina más grande de la región, que agrupa más de 3.000 expertos en transformación digital. México y Colombia también tienen oficinas con más de 2.000 profesionales expertos.

El reto de dentro de veinte años es que el planeta sea sostenible y una gestión eficaz del agua es clave para lograrlo

Desde el punto de vista de la digitalización, como comentaba antes, los grados de madurez digital varían de unos países a otros, pero en general los retos son básicamente los mismos. Si tuviera que poner énfasis en retos principales de América Latina, creo que en primera línea estaría la renovación de los sistemas core, especialmente los sistemas comerciales y de medida. Y eso incluye expandir la digitalización al segmento de las empresas medianas y pequeñas, que no tienen la misma disponibilidad de acceso a los recursos de las grandes compañías. Con el objetivo de llevar la digitalización y dar acceso a los nuevos sistemas comerciales y de medida existentes, así como a los de gestión de activos y de movilidad a estas medianas y pequeñas empresas de agua, Minsait está trabajando para poner a disposición sus soluciones en modalidad SaaS (Soluciones en infraestructura cloud y con modalidad de pago por uso).

En el proceso de transformación digital estamos viendo el desarrollo e implantación de diferentes tecnologías. ¿Cuáles son y cuáles cree que están teniendo mayor impacto?

Empezaría por la base. Hoy en día se habla mucho del concepto de plataforma, creo que la arquitectura técnica de los sistemas es muy importante, el presente y el futuro son ya phygital, no se puede seguir apostando por arquitecturas clásicas; cada día hay más equipos conectados a la red, son cientos de miles de señales que se envían y que dan una información difícil de procesar.

El PRTR es una oportunidad inigualable para avanzar y modernizar la operativa y las infraestructuras las empresas de agua en Europa

Hoy la inteligencia de los sistemas se distribuye, hay equipos con inteligencia en la red, en el Edge, estos son capaces de tomar decisiones autónomamente y solo envían hacia la nube la información relevante, la cual tiene que ser recogida de forma muy eficiente dado su volumen, y luego ha de ser almacenada en bases de datos que son diferentes a las tradicionales, son más distribuidas para poder escalar, tienen que tener capacidad de almacenar datos y series temporales y eso lleva a que sean capaces de procesar con velocidad esta información.

El reto principal de América Latina es la renovación de los sistemas core, especialmente los sistemas comerciales y de medida

Además, estas nuevas arquitecturas deben de facilitar y tener herramientas para su procesamiento a través de algoritmos y su puesta a disposición a través de cuadros de mando que los usuarios puedan componer de manera autónoma. Existen plataformas que son proporcionadas por los hyperescaladores (Google, Amazon o Microsoft) y las hay que son abiertas como la que usamos en Minsait, Onesait Platform, donde estamos desarrollando todos nuestros nuevos productos y soluciones verticales y creando nuevas versiones de los más antiguos.

Por otro lado, existen tecnologías más centradas en la parte física que se están aplicando al mundo del agua y que son de lo más variado, desde la fibra óptica para identificar perdidas en tuberías de cierto caudal, a imágenes de radar de onda L que permiten identificar fugas hasta diez metros bajo tierra midiendo la capacidad dieléctrica de la tierra, equipos que consiguen mejorar la eficiencia energética en las plantas, contadores con baterías cada vez más duraderas y con detectores de fuga por ultrasonidos. El mundo de los sensores para la calidad de agua cada día evoluciona más. En Minsait aspiramos a ser un hub tecnológico donde trabajemos con nuestros partners poniendo a disposición de nuestros clientes las tecnologías más innovadoras. Invito a todos los partners con soluciones diferenciales a que se pongan en contacto con nosotros para ampliar nuestro ecosistema de soluciones.

El Agua No Registrada es otro de los grandes desafíos de las entidades gestoras del ciclo integral del agua en las ciudades. ¿Cuál es el enfoque de Minsait para afrontar esta problemática?

Gran parte de las empresas del sector del agua han integrado las tecnologías de la información como uno de los elementos clave en sus planes estratégicos y han avanzado en gran medida en la adopción de estas tecnologías. Sin embargo, el proceso de adquisición de datos de forma remota es uno de los procesos críticos de las empresas de abastecimiento de agua, que aún tiene un amplio recorrido por delante.

En este ámbito, la adopción de smart devices y smart meters, cuya instalación ha aumentado considerablemente en los últimos años, es el principal elemento facilitador para la digitalización de los procesos de adquisición de datos en campo.

Por otra parte, la información proporcionada por una red de medidores inteligentes es un elemento clave para poder cuantificar el volumen de agua no contabilizada, así como sus causas (fugas, consumos no autorizados, errores de medida…) y localización de estas.

Desde el punto de vista de la digitalización, los grados de madurez digital varían de unos países a otros, pero los retos son los mismos

No obstante, el despliegue de una red de medidores inteligentes y el gran volumen de información que se obtiene de ellos no es lo suficientemente valioso sin la capacidad de gestionar y explotar dicha información. En Minsait somos conscientes de la importancia de la gestión del dato y, con esta premisa como base de nuestro trabajo, hemos desarrollado Onesait Metering, una solución capaz de gestionar la información proveniente de la red de sensores y dispositivos IoT desplegada en campo.

A través de la plataforma Onesait, Minsait integra avanzadas herramientas que facilitan, entre otras cosas, el control de las pérdidas comerciales y no comerciales en las redes de distribución. Esta plataforma se integra con la solución Onesait Sensing para la detección de fugas y amenazas en tiempo real. Incluye un sistema automático basado en el uso de la tecnología DAS (Distributed Acoustic Sensor) que utiliza fibra óptica de comunicaciones estándar y monitoriza las redes de transporte y distribución mediante la transformación de las señales ópticas en alarmas con una interfaz intuitiva y funcional para el usuario.

En Minsait aspiramos a ser un hub tecnológico donde trabajemos con nuestros partners poniendo a disposición de nuestros clientes las tecnologías más innovadoras

Entre todas las soluciones que tiene Minsait para el mundo del agua, ¿cuál destacaría como la más innovadora?

Ahora mismo hay una de ellas que destacaría por encima de las demás, al ser una solución revolucionaria en el ámbito de la depuración de aguas residuales. Me refiero a la tecnología Oblysis, una solución que permite mejorar la operativa de las plantas, ahorrando hasta un 40% de energía, reduciendo el volumen de fango en torno al 35%-40%, reduciendo también el consumo de aditivos y trasformando las plantas de fango activo a fango granular. Es algo único y revolucionario que permite operar eficientemente y a su vez contribuir a reducir el impacto medioambiental, contribuyendo a la mejora de la calidad del vertido. Trabajamos de forma conjunta con los operadores identificando los ahorros a conseguir y que serán compartidos con ellos y sin necesidad de inversión por su parte.

Para concluir la entrevista, ¿cómo le gustaría que se gestionara el agua dentro de veinte años?

Como directivo de una empresa de tecnología y dedicándome al agua me gustaría ir viendo que el esfuerzo de nuestro trabajo y el de nuestros partners genere un impacto real en nuestros clientes y que esto se note, que el mudo del agua sea cada vez más eficiente y sostenible gracias a nosotros y a lo que hacemos.

Ojalá el agua cada vez pueda ser más accesible a todo el mundo, que cada vez llegue con más calidad a los ciudadanos y que la consigamos hacer potable de nuevo con poco esfuerzo, a través de unas redes de distribución cada vez más eficientes, sin perdidas, y con una depuración las aguas residuales moderna y eficiente. Al final el reto de dentro de veinte años es que el planeta sea sostenible y una gestión eficaz del agua es clave para lograrlo.