Connecting Waterpeople
Indra

Desafíos y expectativas en la transformación digital del sector del agua en América Latina

3
795
  • Desafíos y expectativas transformación digital sector agua América Latina
  • Latinoamérica está en una posición privilegiada cuando hablamos de reserva de agua dulce, dado que tres de sus países (Brasil, Colombia y Perú) están entre los diez primeros con mayor cantidad de agua. Su gran reto está en saber cómo aprovechar esta ventaja para transformarla en una gran oportunidad de mejora y transformación del sector del agua en la Región.

Sobre la Entidad

Minsait
Minsait, una compañía de Indra, es una empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
· 795
3

Temas

En la lista de mercados emergentes del Índice Dow Jones, se encuentran países de América Latina como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, donde el auge de sus economías, unido al crecimiento poblacional en las ciudades, está incitando a un cambio en la gestión del agua en la región. Uno de los retos a los que se enfrentan los gestores del agua radica en que están dentro de un sector muy conservador, donde hay muchas iniciativas innovadoras en marcha, pero, por lo general, se tarda entre 6 y 7 años en que un proyecto llegue a una posición sostenible desde el punto de vista comercial. Esto es debido en parte a un enfoque de gestión orientado al uso específico que se le da al agua (riego, generación hidroeléctrica, o la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento), lo que limita tener una visión global e integral de la problemática en la gestión del recurso hídrico.

A nivel de prestación de los servicios de agua potable y saneamiento, en América Latina los perfiles de gestión son heterogéneos, pero se enfrentan a problemáticas similares que se concentran principalmente en los niveles de cobertura, las pérdidas de agua potable, la eficiencia operativa y el nivel de la calidad de los servicios, principalmente en materia de continuidad. Ante la problemática de cobertura y la necesidad de abastecer a una demanda en constante crecimiento, resulta necesario que, antes de emprender proyectos de ampliación de las fuentes, se realicen acciones que impliquen menores costes de inversión y que tengan un menor impacto negativo medioambiental, como son las orientadas a la reducción de las pérdidas de agua y a la disminución del consumo.

Latinoamérica está en una posición privilegiada cuando hablamos de reserva de agua dulce; el reto es cómo aprovechar la situación ​

La región presenta un promedio de pérdidas de agua del orden de un 40% del volumen producido, que se originan tanto en las operaciones realizadas en campo (roturas o filtraciones) como en el ámbito comercial, donde se identifican hurtos, así como problemas derivados de los procesos de medición y control del consumo de agua potable a nivel domiciliario. Esta situación provoca que los niveles de consumos no medidos puedan rondar entre el 20% y el 80%, y que se alcance un indicador promedio de morosidad de cuatro meses a seis meses. Se hace, pues, evidente, la necesidad de emprender acciones orientadas, por un lado, a reducir el nivel de agua no contabilizada en prácticamente la totalidad de los países de la región y, por otro, a extender la macromedición y la micromedición, complementadas con programas de mejora de los procesos de gestión comercial, principalmente en facturación y recaudación.

En el ámbito de eficiencia operativa, no se dispone de datos sólidos que permitan determinar una valoración cuantitativa en este ámbito en América Latina, pero sí es cierto que se ve altamente afectada por la frecuencia de los cortes de servicio, con un impacto directo en la continuidad del suministro, y en la cantidad de reclamaciones de los usuarios, que constituyen evidencias sobre los problemas de calidad de la prestación. Se requiere conocer mejor el estado operativo de la red y su repercusión sobre los usuarios, así como aplicar acciones que agilicen la detección de posibles incidencias y su resolución, optimizando el uso de los recursos empleados para resolver una avería y conseguir reducir el número de clientes afectados gracias al conocimiento de las actuaciones realizadas en campo para minimizar sus efectos.

Las oportunidades de mejora de América Latina están siendo acompañadas de un proceso de transformación digital a nivel mundial

Estas oportunidades de mejora de América Latina, reconocidas como líneas de acción prioritarias, están siendo acompañadas de un proceso de transformación digital a nivel mundial que está invitando a los gestores del agua a explorar nuevas vías de gestión y operación que, hasta hace pocos años, eran impensables en un sector tan tradicional.

Esta nueva situación que está viviendo el sector del agua hace que los departamentos TI de las compañías tomen protagonismo y se integren en un trabajo colaborativo con las áreas de negocio en busca de nuevas soluciones digitales para gestionar el ciclo integral del agua. Latinoamérica se convierte así en un entorno prometedor para que las TIC contribuyan al uso y gestión inteligente de este recurso.

Desde Minsait, una compañía de Indra, hemos venido acompañando desde hace más de tres décadas a las utilities de agua de América Latina en ese proceso de desarrollo TI y estamos viendo cómo, en el corto y medio plazo, la transformación digital impactará cada vez más en los modelos y procesos de este negocio.

Con el fin de afrontar la transformación digital y de impulsar nuevos modelos de negocio orientados al cliente, hemos desarrollado Onesait Utilities, una suite completa de soluciones enfocadas a dar respuesta a los nuevos retos y oportunidades para las utilities en la nueva era digital.

Dentro de las áreas más destacadas en desarrollo en América Latina, está el despliegue de las redes inteligentes (Smart Grids), con el fin de promover un uso más racional del agua, lo que supone muchos retos, como el desarrollo de sistemas de información adecuados e interconectados. Para ello, Minsait dispone de Onesait Utilities Metering, su solución para la gestión inteligente de la medida, que cubre la adquisición, gestión, certificación y el intercambio de información proveniente de los medidores, independientemente del tipo y la marca del medidor. Asimismo, soporta el análisis y la toma de decisiones a través de tecnología Big Data, e incluye funciones avanzadas como previsión de la demanda, comportamiento del cliente y seguimientos de los activos.

En Minsait buscamos que esos despliegues de macromedición y micromedición, tan requeridos en la región, sean optimizados y se garantice que los valores de la red requeridos estén siempre disponibles y sean fiables como inputs para todos los sistemas de operación de las empresas de agua.

Desde Minsait, compañía de Indra, hemos venido acompañando desde hace más de 3 décadas a las utilities de agua de América Latina

Disponer de información de la medida, tanto a nivel macro como micro, permite a las empresas de agua dar un paso adelante para implementar soluciones de control del flujo a través de la red de abastecimiento para la reducción de las pérdidas de agua, tanto física como comercial. Gracias a nuestro producto Onesait Utilities Metering se puede tener control de las pérdidas reales y aparentes, realizar balances, tanto a lo largo de la red como a través de las distintas áreas comerciales de las empresas de agua. Posee, además, un enfoque “end to end”, que engloba desde la gestión de las medidas hasta la gestión de las acciones estratégicas establecidas para la reducción del porcentaje de pérdidas, ya que el trabajo a realizar no solo debe quedarse en identificar las pérdidas, sino que debe identificarse cuál es su tipología, su causa y establecer un plan acción para contrarrestarla. La solución se complementa con funcionalidades basadas en inteligencia artificial que ayudan a conocer el comportamiento de la red y a localizar las fugas de forma georreferenciada. Adicionalmente, el sistema incorpora los estándares de la metodología IWA (International Water Association) y permite la monitorización de las pérdidas en términos hídricos y monetarios.

Dentro de los planes establecidos para la reducción de pérdidas, se deben identificar acciones de origen operacional o comercial que requerirán ejecutar trabajos en campo de forma eficiente, contribuyendo así a reducir los consumos y los cortes de servicio en tiempo y frecuencia. Para ello, Minsait cuenta con Onesait Utilities Workforce, la solución que busca mejorar el rendimiento de los equipos de trabajo en campo, canalizando la información relevante y optimizando las operaciones mediante tecnología de movilidad.

Por otro lado, es necesario integrar las áreas comerciales y de operación para dotar a las utilities de agua de una visión unificada del desempeño. Durante los años que hemos estado acompañando a las grandes utilities de este sector en Latinoamérica en la implementación del sistema comercial Onesait Utilities Customers, hemos observado que ha ido creciendo el interés por optimizar los procesos comerciales. Nuestra solución les ha permitido integrar la movilidad y obtener impactos en las acciones que involucran directamente al cliente, garantizando un mejor servicio y reduciendo los costes de los trabajos de “back office”.

No cabe duda de que el interés por la transformación digital ha brotado en las empresas de agua de América Latina. Aunque aún queda un largo camino por recorrer, observamos que los pasos que se están dando prevén un cambio en el sector, que se traduce en un enorme protagonismo de la tecnología de soporte a la gestión integral y en el interés del ciudadano en integrarse de forma activa en la gestión del agua.