Aqualia
Connecting Waterpeople

Cochabamba recibe 1.487 millones de dólares para agua, riego e infraestructuras

0
105

Sobre la Entidad

MMAyA
Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia.
Indra
Bentley Systems
· 105
0
  • Cochabamba recibe 1.487 millones dólares agua, riego e infraestructuras

A 12 años de la administración del presidente Evo Morales, el departamento de Cochabamba se benefició con más de 1.487 millones de dólares para riego, agua potable, energía y proyectos camineros, como el tramo denominado ‘Y’ de la Integración.

De acuerdo con la información del Jefe de Estado, la construcción del denominado tramo ‘Y’ de la Integración Paracaya-Mizque-Aiquile demandó una inversión de 298,4 millones de dólares.

Buena parte del tramo ya está entregado, sólo falta Aiquile-Panizal, que está en plena construcción, pronto entregaremos la Y de la Integración en Cochabamba”, precisó el Presidente en su informe de gestión ante la Asamblea Legislativa. En tanto que el presupuesto para la Doble Vía en ejecución Sillar-Villa Tunari-Ichilo es de 699,6 millones de dólares. “Ustedes saben que está en plena ejecución, sólo falta un tramo de Chimoré hasta Cristal Mayu”, manifestó.

Adelantó que están garantizados los recursos económicos para el proyecto doble vía El Sillar. Se prevén 453 millones de dólares, cuyo estudio a diseño final y ejecución está cargo de la Sinohydro Corporation Ltda. Sucursal-Bolivia.

El tramo central de 28,4 kilómetros está entre los municipios de Colomi y Villa Tunari, en la provincia Chapare de esa región cochabambina. 

Además, el presidente Morales dijo que después de más de 50 años se concluyó el proyecto Múltiple Misicuni con una inversión de 490,4 millones de dólares para el suministro de agua potable a la ciudad, riego y la generación de energía eléctrica.

De acuerdo con la información, la represa, que ya almacenó 46 millones de metros cúbicos de agua, provee 420 metros cúbicos del recurso hídrico a la capital metropolitana de la Llajta, 120 para riego y para la generación de 120 megavatios de energía eléctrica.

“Cuando llegué a Cochabamba en 1980 escuchaba Misicuni, y las copleras en carnaval cantaban Misicuni asicuni (que hace reír, en quechua), ahora Misicuni es cusicuni (una alegría) porque hemos cumplido”, concluyó.

La redacción recomienda