Connecting Waterpeople

Así se ha incrementado la inversión en agua, saneamiento y riego en los últimos 12 años en Bolivia

0
64
  • Así se ha incrementado inversión agua, saneamiento y riego últimos 12 años Bolivia

Sobre la Entidad

MMAyA
Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia.
Bentley Systems
· 64
0

Bajo la política de erradicación de la extrema pobreza, la mejora de la calidad de vida, salubridad y el desarrollo económico, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, ejecutó una inversión pública de 343,77 millones de dólares en obras de agua, saneamiento, riego y manejo integral de cuencas y recursos hídricos en doce años de gestión, en favor de Santa Cruz, con el fin de mejorar la calidad de vida de las familias cruceñas.

Se han ejecutado programas, planes y proyectos con importantes resultados para la disposición de agua segura en el marco del derecho a agua potable y un desarrollo ascendente en materia de recuperación de la vocación productiva de las comunidades cruceñas, ampliando la superficie para cultivos y garantizando la producción de alimentos, en el marco de la soberanía alimentaria.

Solo en agua potable y alcantarillado sanitario, la inversión acumulada para el departamento llega a 250 millones de dólares, en un incremento progresivo durante los últimos doce años.

En infraestructura para riego, se ha invertido un total de 50 millones de dólares en diferentes programas y proyectos. Esta inversión representa más del doble de lo que se invirtió en ese rubro entre 1993 y 2005, cuando el acumulado, llegaba a 22 millones de dólares.

Con esa inversión el Gobierno del presidente Evo Morales ha logrado poner bajo riego una superficie de 10.951 hectáreas, beneficiando de manera directa a 9.619 familias que se dedican a la actividad del agro y fortalecimiento de la producción para la soberanía y seguridad alimentaria.

En proyectos y obras de manejo de cuencas y recursos hídricos para Santa Cruz, se destinó más de 43 millones de dólares con el propósito de proteger fuentes de agua y evitar riadas e inundaciones que puedan afectar a zonas productivas.

La redacción recomienda