Aqualia
Connecting Waterpeople

El Gobierno boliviano socializa una estrategia nacional de agua y saneamiento en áreas rurales

0
88

Sobre la Entidad

MMAyA
Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia.
Sofrel
Bentley Systems
· 88
0

Personalidades

  • Gobierno boliviano socializa estrategia nacional agua y saneamiento áreas rurales

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua socializó la “Estrategia Nacional de Agua y Saneamiento para el Área Rural y Pequeñas Localidades” (ENRAS), que orientará las políticas públicas del sector para contribuir al cumplimiento de la cobertura universal de servicios básicos con accesibilidad, disponibilidad, calidad y asequibilidad en el territorio nacional.

La Estrategia fue socializada a través de un taller, en la ciudad de La Paz, entre los representantes de instituciones nacionales y municipales vinculadas con el área; contó con la presencia del ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, la viceministra de Agua Potable y Saneamiento, Julia Collado, y representantes del BID y de la Agencia de Cooperación Española – AECID.

Esta estrategia se va a constituir en un instrumento que indique las principales líneas de acción para los siguientes años, nuestro horizonte de desarrollo para poder consolidar las metas establecidas en la Agenda Patriótica 2025 en cuanto al acceso universal de los servicios básicos para el conjunto de la población boliviana”, manifestó Ortuño, durante la inauguración del taller.

La Estrategia recoge los avances en el sector durante los últimos veinte años e identifica las lecciones aprendidas, buenas prácticas y áreas de mejora de la experiencia de al menos 4.700 proyectos de agua y saneamiento ejecutados y en actual ejecución, correspondientes a diez programas gubernamentales.

En el marco de la Agenda Patriótica, el Gobierno nacional tiene como una de sus prioridades alcanzar en el año 2025, el acceso universal a servicios de agua y saneamiento.

Entre los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo Económico Social 2016 -2020 se tienen como metas: lograr el 95% de acceso a servicios de agua en el ámbito urbano y 70% en saneamiento. Para el área rural en este mismo período se pretende alcanzar una cobertura de 80% en agua y 60% en saneamiento.

La redacción recomienda