Aqualia
Connecting Waterpeople

"El 5G será una revolución en conectividad con mayor velocidad, más fiabilidad y menor latencia"

1
191
  • " 5G será revolución conectividad mayor velocidad, más fiabilidad y menor latencia"
    Eduard Martín, director 5G de Mobile World Capital Barcelona,
  • La quinta es la generación de tecnologías de telefonía móvil más esperada. Según auguran todos los expertos, el 5G revolucionará nuestro día a día y, por ende, la manera en que gestionamos y consumimos el agua.
Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Sobre la Entidad

Mobile World Capital Barcelona
Mobile World Capital Barcelona es una iniciativa que impulsa el desarrollo digital de la sociedad y ayuda a mejorar la vida de las personas a nivel global.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Minsait
· 191
1

Desde su nacimiento en la década de los 70, la telefonía móvil ha evolucionado hasta cotas que pocos podían imaginar. Los teléfonos móviles personales han desplazado a la telefonía fija por cable de nuestras casas y han dotado al ciudadano de múltiples aplicaciones y servicios.

La llegada del 5G supone una revolución dentro de otra, la revolución digital. El aumento de la velocidad de transmisión de datos por encima de un gigabit por segundo cambiará la forma en que utilizamos nuestros dispositivos móviles y permitirán conectar todo tipo de objetos a la red (IoT).

Entrevistamos a Eduard Martín, director 5G de Mobile World Capital Barcelona, entidad, entre otras actividades, encargada del Mobile World Congress.

Pregunta: Sr. Martín, ¿cuál ha sido su recorrido profesional hasta ocupar su cargo actual?

Respuesta: Soy Ingeniero Superior en Informática y estudié gestión de la Innovación en IESE. La mayor parte de mi carrera profesional la he desarrollado en el Instituto Municipal de Informática de Barcelona (Ayuntamiento de Barcelona). Allí he ocupado cargos que van desde la gestión de sistemas computacionales hasta el diseño y administración de redes, administración de equipos y procesos de transferencia de tecnología. He sido director de Innovación, Sociedad del Conocimiento y arquitecturas TIC, participando en la internacionalización del modelo TIC de la ciudad de Barcelona y colaborando en la concepción de la ciudad como un referente en el mundo de las ciudades inteligentes.

P.- Desde su punto de vista, ¿a qué retos se enfrentan las utilities como las del sector del agua ante el reto de la transformación digital?

R.- La gestión de los recursos hídricos y su distribución es uno de los grandes retos del sector donde las nuevas tecnologías pueden proporcionar soluciones sostenibles. Sin duda, la digitalización de la producción y la gestión de estos servicios proporcionarán ventajas económicas y oportunidades para una mejora de los mismos. En resumen, hablamos de la necesidad de optimizar los recursos para conseguir una gestión sostenible de los mismos.

"La combinación de comunicaciones excelentes con los datos recogidos nos permitirá reaccionar en menor tiempo a las incidencias y, por supuesto, mejorar los sistemas de distribución de los recursos hídricos​"

P.- ¿Qué oportunidades surgen en este cambio de paradigma?

R.- El big data o la Inteligencia Artificial, por ejemplo, pueden ser claves para una mejor gestión, también del agua. La tecnología nos permite acumular multitud de datos y analizarlos para gestionar de forma más eficiente y sostenible, tener información de consumo a tiempo real, planificar mejor las tareas de mantenimiento, invertir mejor a futuro, etc. En definitiva, ahorrar costes, ganar eficiencia y dar un mejor servicio. En relación a la conectividad, las redes inteligentes -5G- permitirán aumentar la información en tiempo real de los datos de distribución, el control de los canales por los que se distribuyen estos datos y una monitorización de los sistemas mucho más detallada. La combinación de comunicaciones excelentes con los datos recogidos nos permitirá reaccionar en menor tiempo a las incidencias y, por supuesto, mejorar los sistemas de distribución de los recursos hídricos. Es una gran oportunidad para la mejora de los procesos de negocio asociados a todo el sistema de gestión, distribución y control de estos valiosos recursos.

P.- En el ámbito concreto del Internet de las Cosas, ¿qué innovaciones están por llegar para gestores y usuarios?

R.- Internet de las Cosas se ha convertido ya en el Internet de “todo”. Aplicable a la industria a través de la automatización de los procesos productivos mediante la utilización de sensores, actuadores y todo tipo de elementos que permiten un control remoto y preciso de las operaciones, nos abre un mundo de posibilidades que obviamente tienen ya una aplicación en el mundo de la gestión del agua. Desde la operación mecánica de los sistemas hídricos, hasta la gestión inteligente para una distribución adaptativa a las necesidades que los consumidores precisan. La irrupción del 5G como tecnología de comunicaciones inteligente (es decir, no solo más rápida y eficiente, sino también adaptativa a las necesidades) supone un paso adelante para la generalización de un control de nuestros recursos hídricos que se adapte a las necesidades reales de la población, y que permita a los operadores ajustar sus servicios con criterios de sostenibilidad. Sin duda alguna, las nuevas tecnologías proporcionan herramientas a los operadores y a los consumidores que permitirán un uso y consumo más responsable y, por tanto, más ajustado a la realidad.

P.- ¿Cómo cree que puede cambiar la gestión del agua tras la llegada del 5G?

R.- El 5G será una revolución en conectividad, con mayor velocidad, más fiabilidad y menor latencia. Lo más importante es que hará posible la extensión de tecnologías como el Internet de las cosas o la Inteligencia Artificial. Y serán estas tecnologías las que realmente cambiarán la gestión del agua y de muchos otros recursos. Con tecnologías como el 5G tendremos información en todo momento, más exacta y fiable y, por lo tanto, los procesos industriales podrán ajustarse exactamente a sus necesidades. En el caso de las comunidades de riego rurales, el control exacto del flujo del agua y la aplicación de las políticas y los acuerdos son elementos fundamentales que gracias a la aplicación de tecnología punta pueden simplificarse y, así, ayudar a una mejor gestión de los recursos.

P.- ¿En qué plazo de tiempo podremos empezar a ver cambios relevantes?

R.- Algunas de estas tecnologías dependerán de la extensión de la red de 5G, que se prevé que esté completa a principios de 2021. Pero ya se están desarrollando multitud de pilotos para ensayar cómo aplicaremos tecnologías como el Internet de las Cosas a cada negocio o servicio. Los avances durante los próximos años serán importantes en el desarrollo de dispositivos que aprovechen las capacidades de las redes 5G y que utilicen el big data para proporcionar toda la información que los operadores y los consumidores necesitan. Yo apostaría por seguir el Plan de Acción Europeo, que fija el año 2025 como el año de extensión de las redes inteligentes de gran capacidad (como 5G).

P.- ¿En qué grado cree que la industria en general, y la del agua en particular, está recopilando y procesando los datos de su actividad?

R.- La industria en general es muy consciente de la necesidad de acelerar sus procesos de digitalización. Y en el caso del sector del agua también. En España, el interés de los operadores del agua por las redes 5G y las tecnologías de los datos es evidente y desde hace años que se utilizan estos avances para la mejor prestación de sus servicios a los consumidores. Obviamente hay que seguir trabajando, pero en nuestro mundo el camino de la innovación nunca es un camino con un final: es un camino continuo. En los próximos años veremos una incorporación masiva de las tecnologías digitales en la industria (ya se está produciendo) y, por supuesto, en la industria del agua. Los paradigmas en los procesos de producción irán cambiando y es muy importante que se aproveche esta gran oportunidad para mejorar y perfeccionar todos estos procesos de producción en aras a su sostenibilidad.

"Las nuevas tecnologías proporcionan herramientas a los operadores y a los consumidores que permitirán un uso y consumo más responsable y, por tanto, más ajustado a la realidad"

P.- La capacitación, el talento y el emprendimiento son elementos clave en este escenario. ¿Hasta qué punto?

R.- El talento y el emprendimiento son centrales. Sin ellos no hay revolución digital. Este es un tema que debe preocuparnos. España está en el lugar 17 (de 28 miembros de la UE) en competencias digitales y ocupa el puesto 18 en formación de especialistas en tecnología. Mientras tanto, en Barcelona, por ejemplo, la demanda de talento digital ha aumentado un 40% en un año. La oferta, en cambio, solo un 7%. Debemos saber aprovechar la oportunidad que se abre con esta revolución, impulsar el reskilling de los profesionales, conseguir más vocaciones en este campo y promover la especialización. Pero no solo hemos de trabajar para que se creen escenarios óptimos para el desarrollo del talento digital, sino que hemos de trabajar también para que exista capacitación digital de todas las personas con la finalidad que las tecnologías y su comprensión estén al alcance de todos. Talento para producir, y capacitación para recibir estos nuevos servicios.

P.- Pongámonos en el papel de Robert Zemeckis en Regreso al Futuro II y viajemos 30 años adelante. ¿Cómo se imagina la gestión del agua en 2050?

R.- Mucho más adaptativa a las necesidades cruzadas del territorio y la población. Con datos directos y de contexto más ricos obtenidos de los parámetros reales de consumo y de necesidad, combinados con excelentes tecnologías de comunicación (como las redes 5G), la redistribución de los recursos hídricos podrá ajustarse más en cada momento a las necesidades reales, adaptándose a su uso industrial, doméstico, rural, etc.

Las nuevas tecnologías permitirán dentro de 30 años la personalización de servicios y, por tanto, la sostenibilidad basada en la racionalización. El mundo del agua seguirá estos mismos paradigmas.