Aqualia
Connecting Waterpeople
LACROIX
Isle Utilities
Schneider Electric
Sacyr Agua
J. Huesa Water Technology
AGENDA 21500
STF
Hach
Saleplas
Global Omnium
Grundfos
Lama Sistemas de Filtrado
ADECAGUA
TecnoConverting
Confederación Hidrográfica del Segura
Agencia Vasca del Agua
BELGICAST by TALIS
Kamstrup
Rädlinger primus line GmbH
IIAMA
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
UNOPS
Xylem Water Solutions España
Idrica
Elliot Cloud
Minsait
NOVAGRIC
FLOVAC
Innovyze, an Autodesk company
GS Inima Environment
CAF
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
BACCARA
Redexia network
Blue Gold
VisualNAcert
Miya Water
Aganova
AZUD
Prefabricados Delta
Cajamar Innova
s::can Iberia Sistemas de Medición
Barmatec
TEDAGUA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Elmasa Tecnología del Agua
Catalan Water Partnership
EMALSA
ESAMUR
Gestagua
ITC Dosing Pumps
NaanDanJain Ibérica
Fundación CONAMA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Asociación de Ciencias Ambientales
biv Innova
IAPsolutions
EPG Salinas
Cibernos
ACCIONA
AECID
Baseform
Consorcio de Aguas de Asturias
Bentley Systems
Molecor
Almar Water Solutions
Ulbios
Fundación We Are Water
FENACORE
DuPont Water Solutions
Saint Gobain PAM
Ingeteam
Aigües Segarra Garrigues
Control Techniques
Red Control
ICEX España Exportación e Inversiones
Aqualia
ABB
UPM Water
Likitech
Grupo Mejoras
Regaber
Filtralite
SCRATS
ISMedioambiente
Fundación Biodiversidad
Vector Motor Control
HANNA instruments
Insituform
Fundación Botín
Hidroconta
DAM-Aguas
Isle Utilities Webinar Series - 7 de julio:

Vertido de petróleo en el delta del Níger ¿intento de robo?

  • Desastre anterior en el Delta del Níger (Flickr/CC, https://www.flickr.com/photos/sosialistiskungdom)
    Desastre anterior en el Delta del Níger (Flickr/CC, https://www.flickr.com/photos/sosialistiskungdom)
  • Shell achaca el último vertido de petróleo en el delta del Níger a un intento de robo.
  • Las comunidades locales responsabilizan del vertido a Shell.

La empresa petrolera neerlandesa Shell ha asegurado este lunes que el reciente vertido de unos 3.800 barriles de petróleo en el delta del Níger fue provocado por un intento de robo en sus oleoductos, afirmando que no es la primera vez que esto ocurre en lo que va de año.

Shell dice que el oleoducto Trans Níger exporta unos 180.000 barriles de crudo al día a la terminal de exportación de Boni, donde se registró el último vertido, que ha contaminado las aguas que utilizan los pescadores nigerianos para ganarse el sustento.

Jurgen Janzen, subdirector del oleoducto, gestionado por la filial nigeriana de la empresa, ha apuntado que los responsables del intento de robo abrieron uno de los tubos para intentar extraer el petróleo.

"Tenemos miles de pozos en el delta (del Níger). No podemos estar en todos esos pozos. Vienen (los ladrones) a nuestros pozos, y ahí se ven las consecuencias", ha dicho, según ha recogido la emisora estadounidense Voice of America.

"Normalmente nuestros helicópteros realizan vuelos (de supervisión) por la mañana. La barcaza se habrá ido y lo que se ve es un montón de petróleo en los alrededores, porque no les importa el medio ambiente, sólo quieren coger el petróleo cuanto antes ir irse de allí", ha explicado.

Publicidad

Sin embargo, las comunidades locales responsabilizan a Shell de los vertidos, que han causado graves daños en la zona del delta. Los residentes de Bodo, una comunidad que sufrió dos vertidos en 2008, han denunciado a la compañía ante un tribunal británico. El pasado mes de junio, ofreció 30 millones de libras (37,8 millones de euros) a 15.000 residentes en la comunidad, que lo rechazaron.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional publicó en noviembre un informe en el que aseguró que la compañía tenía constancia de que sus oleoducto en Bodo era defectuoso, una acusación que ha sido rechazada por Shell.

Además, la Asamblea Nacional de Nigeria decidió a finales de noviembre que la petrolera neerlandesa debe pagar 3.960 millones de dólares (3.165 millones de euros) en concepto de indemnización por el vertido que tuvo lugar en 2011 frente a las costas de Bonga.

El Parlamento se basó en el informe de daños ambientales que varias agencias gubernamentales han elaborado en estos tres años, en el que se proponen indemnizaciones que llegan hasta los 11.500 millones de dólares (9.193 millones de euros).

La decisión de la sede legislativa no es vinculante, ya que tiene el poder de recomendar al Gobierno determinadas cuestiones, pero no de obligarle a llevar a cabo medidas concretas.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda