Aqualia
Connecting Waterpeople
Elmasa Tecnología del Agua
Grundfos
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Hidroconta
EMALSA
Asociación de Ciencias Ambientales
GS Inima Environment
Prefabricados Delta
Filtralite
FENACORE
Red Control
Saleplas
Cibernos
Sacyr Agua
Insituform
Bentley Systems
TEDAGUA
J. Huesa Water Technology
Aigües Segarra Garrigues
Saint Gobain PAM
Elliot Cloud
HANNA instruments
Miya Water
EPG Salinas
Barmatec
NOVAGRIC
STF
ACCIONA
Grupo Mejoras
Fundación CONAMA
IIAMA
Redexia network
DuPont Water Solutions
Minsait
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Rädlinger primus line GmbH
biv Innova
ICEX España Exportación e Inversiones
CAF
Consorcio de Aguas de Asturias
LACROIX
AZUD
Ulbios
Schneider Electric
ABB
Fundación Botín
Control Techniques
BACCARA
Kamstrup
Hach
s::can Iberia Sistemas de Medición
Baseform
Cajamar Innova
ADECAGUA
FLOVAC
AGENDA 21500
BELGICAST by TALIS
AECID
Idrica
Fundación Biodiversidad
Xylem Water Solutions España
Innovyze, an Autodesk company
Ingeteam
Regaber
ESAMUR
Agencia Vasca del Agua
Isle Utilities
IAPsolutions
Lama Sistemas de Filtrado
Catalan Water Partnership
Gestagua
ITC Dosing Pumps
Fundación We Are Water
Likitech
Almar Water Solutions
Confederación Hidrográfica del Segura
Blue Gold
VisualNAcert
Molecor
UNOPS
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Aganova
DAM-Aguas
UPM Water
NaanDanJain Ibérica
SCRATS
TecnoConverting
Global Omnium
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Vector Motor Control
Aqualia
ISMedioambiente
Isle Utilities Webinar Series - 7 de julio:

Shell pagará a Nigeria 70 millones de euros por dos vertidos de petróleo en el Delta del Níger

  • Delta del Níger
    Delta del Níger
ABB

La compañía Royal Dutch Shell pagará una indemnización de 55 millones de libras esterlinas (unos 70 millones de euros) a Nigeria por dos vertidos de petróleo de 2008 tras llegar a un acuerdo con las comunidades afectadas.

El pacto supone el mayor acuerdo extrajudicial relacionado con un vertido de petróleo en Nigeria y representa un avance para la región del Delta del Niger, que ha sufrido varios desastres medioambientales, aunque se queda lejos de los miles de millones de dólares en compensaciones y multas paganos por BP tras el vertido de la plataforma de Macondo en el Golfo de México en 2010.

Aunque el pacto es claramente superior a los 30 millones de libras que Shell había anunciado anteriormente que estaría dispuesta a pagar, el acuerdo solo representa una fracción de los 300 millones de libras que reclamaba la comunidad Bodo del Delta del Níger.

El pago se divirirá de tal modo que 35 millones de libras se destinarán a 15.600 personas de la comunidad Bodo y los otros 20 se asignarán a un fondo para proyectos para esta región, con iniciativas como clínicas médicas y escuelas, según ha explicado Martyn Day, representante de Leigh Day, la firma británica que defiende los intereses de esta comunidad nigeriana.

Cada miembro de la comunidad Bodo recibirá una compensación de 2.200 libras, que equivale a más de 600.000 nairas, en lo que será el primer caso en el que una empresa paga directamente a individuos por los daños causados en una comunidad, según ha destacado Day.

Otras denuncias anteriores se habían tramitado a través de las autoridades nigerianas y la consecuencia fue que el dinero fue entregado a los jefes locales, para que lo distribuyeran entre las personas de su colectivo.

Publicidad

"Es poco habitual tener a miles de beneficiarios", ha asegurado Day. "El dinero irá directamente a sus cuentas bancarias y esperemos que esto sea un modelo para futuras denuncias", ha explicado. En ocasiones se ha acusado a bandas armadas de ser las responsables de los vertidos en esta región pero Shell ha aceptado que los vertidos en la comunidad Bodo fueron causados por la corrosión.

"Desde el principio, hemos aceptado la responsabilidad por los dos lamentables vertidos en Bodo", ha afirmado Mutiu Sunmonu, el director gerente de Shell Petroleum Development, la mayor alianza empresarial petrolera de Nigeria.

"Siempre hemos querido compensar a la comunidad de manera justa y estamos agradecidos por haber alcanzado un acuerdo", ha asegurado. Según las estimaciones de Leigh Day, los miembros de la comunidad Bodo han perdido hasta 300 libras al año por los vertidos de petróleo.

Los denunciantes mantienen que las dos fugas en el oleoducto provocaron el vertido de una cantidad equivalente a unos 500 barriles de crudo, aunque Shell dijo en un primer momento que eran unos 4.000 barriles. Posteriormente, la empresa reconoció que podía ser mucho mayor aunque no volvió a dar una estimación de barriles.

Shell ha anunciado que habrá una operación de modernización del oleoducto tras una fase inicial de limpieza, aunque no ha concretado cuánto se prolongará todo el proceso.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda