Los glaciares más populares de Nueva Zelanda se derriten a un ritmo nunca visto

2.966
0
  • glaciares más populares Nueva Zelanda se derriten ritmo nunca visto
    Glaciar Franz_Josef (Wikipedia/CC).
2966

Los dos glaciares más populares de Nueva Zelanda, el Fox y el Fran Josef se están derritiendo tan rápidamente que se ha prohibido por seguridad la circulación de los senderistas, poniendo fin a una tradición de más de un siglo y la única manera de poner un pie en ellos ahora, es sobrevolarlos en helicóptero.

El turismo en Nueva Zelanda está en auge y casi un millón de personas visitaron el año pasado los glaciares y los espectaculares valles que se han labrado.

Los operadores turísticos ofrecen vuelos al glaciar y cada año unas 150.000 personas hacen avistajes panorámicos en helicópteros que se posan brevemente en la parte superior de los glaciares, según consigna el diario británico Daily Mail.

Los glaciares se están derritiendo actualmente un ritmo nunca registrado anteriormente

Es así como en noviembre pasado un helicóptero de turismo se estrelló en el glaciar Fox, al sobrevolar el área que es patrimonio de la humanidad, matando a siete turistas de Gran Bretaña y Australia.

Sentado cerca de la base del glaciar Franz Josef, Wayne Costello, un gerente de operaciones del distrito del Departamento de Conservación, dijo que cuando llegó hace ocho años, sobre la roca donde estaba sentado ahora, había toneladas de hielo. En su lugar, el glaciar ahora sólo tiene de largo unos 800 metros más allá del valle.

Debido a la fusión, las paredes del valle que una vez fueron sujetadas por los glaciares han quedado expuestas y vulnerables a las caídas de rocas, haciendo que el senderismo sea demasiado peligroso.

Los operadores turísticos dejaron de hacer caminatas guiadas sobre el Franz Josef en 2012 y en el Fox en 2014.

"Los glaciares se están derritiendo actualmente un ritmo nunca registrado anteriormente", dijo Heather Purdie, un científico de la Universidad de Canterbury considera que el cambio climático es el factor determinante.

"Sabemos que los glaciares de todo el mundo, incluyendo los glaciares Fox y Franz Josef, están respondiendo a temperaturas más cálidas y se están retirando", dijo.

Febrero fue el segundo mes más caluroso jamás registrado en Nueva Zelanda. Las altas temperaturas incluso han creado un nuevo tipo de atracción turística sobre el otro lado de las montañas.

En ese sentido, Purdie sostiene que los glaciares se están retirando tan rápidamente, que han dejado lugar que los turistas paseen en barco por los lagos para ver algunos de los grandes icebergs que se van recortando a la distancia.

Comentarios