Noruega contribuye con 10 millones de dólares para apoyar a los servicios climáticos destinados a la adaptación en África

76
0

Sobre la Entidad

Organización Meteorológica Mundial
La OMM es un organismo especializado de la ONU. Es su portavoz autorizado acerca del estado y el comportamiento de la atmósfera terrestre, su interacción con los océanos, el clima que produce y la distribución resultante de los recursos hídricos.
  • Noruega contribuye 10 millones dólares apoyar servicios climáticos destinados adaptación África

La Organización Meteorológica Mundial se ha asociado con las principales organizaciones de investigación, organismos del sistema de las Naciones Unidas y organizaciones humanitarias para poner en marcha el Programa de servicios climáticos para la adaptación en África en un esfuerzo por mejorar la capacidad de resistencia frente al cambio climático de algunos de los países más vulnerables del mundo.

El Programa, financiado gracias a una subvención de 9.750.000 dólares de Estados Unidos (60.000.000 de coronas noruegas) concedida por el Gobierno de Noruega, es la primera iniciativa impulsada por varios organismos, que se ejecutará en el contexto del Marco Mundial para los Servicios Climáticos (MMSC). Se trata de un enfoque único, en el que participan especialistas en ciencias naturales y sociales, así como importantes organismos humanitarios y de desarrollo que actúan sobre el terreno, para garantizar que los servicios climáticos estén adaptados a las necesidades prácticas de la comunidad de usuarios.

Se estima que 70 países, muchos de ellos países menos adelantados, tienen servicios climáticos inadecuados o no disponen de ellos

Los desafíos son considerables. Se estima que 70 países, muchos de ellos países menos adelantados, tienen servicios climáticos inadecuados o no disponen de ellos, y no están preparados para hacer frente a las dificultades que suponen tanto las variaciones naturales del clima como el cambio climático provocado por el hombre.

El Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), señor Michel Jarraud, y el Secretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, señor Hans Brattskar, han firmado hoy el acuerdo en el marco de la Conferencia anual sobre el Cambio Climático, que se está celebrando en Varsovia.

“El Programa de servicios climáticos para la adaptación en África es un modelo de cómo diversos asociados pueden unirse para garantizar que las ventajas de los progresos científicos beneficien a aquellos que están más expuestos a los riesgos relacionados con el tiempo y el clima”, ha afirmado el Secretario General de la OMM, señor Michel Jarraud. “La financiación de Noruega nos permitirá poner en marcha servicios climáticos para ayudar a los países africanos a adaptarse a la evolución del clima y aumentar su capacidad de resistencia frente a las sequías, crecidas y otros fenómenos extremos.”

“África es el continente más vulnerable a varios de los efectos del cambio climático. Ya se ve afectado por la disminución de la producción de alimentos, crecidas e inundaciones en zonas costeras y deltas, y la propagación de enfermedades transmitidas por el agua y el paludismo. Amenudo son las personas más vulnerables las que más sufren, y es urgente tomar medidas efectivas y coordinadas. Noruega considera firmemente que, gracias a este programa de servicios climáticos, impulsado por varios organismos, se podrán prestar servicios climáticos a las personas más vulnerables y contribuir también a reforzar el Marco Mundial como centro de conocimiento y de adopción de medidas en materia de servicios climáticos”, ha declarado el Ministro noruego de Asuntos Exteriores, señor Børge Brende.

La prestación de más y mejores servicios climáticos ayudará a los agricultores a perfeccionar las estrategias de siembra y de comercialización basándolas en predicciones climáticas estacionales, ayudará a los gestores de riesgos de desastre a prepararse más eficazmente para hacer frente a las sequías y a las precipitaciones intensas, ayudará a los servicios de salud pública a centrarse en las campañas de vacunación y de prevención para limitar los brotes de enfermedades relacionados con el clima, como el paludismo y la meningitis, y contribuirá a mejorar la gestión de los recursos hídricos. Todas estas actividades facilitan la planificación adecuada de la adaptación a la evolución del clima.

Los países que se beneficiarán inicialmente serán sobre todo Malawy y la República Unida de Tanzanía. El Programa se basará en los servicios climáticos existentes en las esferas de la seguridad alimentaria, la nutrición y la salud, y la reducción de riesgos de desastre a nivel nacional, local y regional. Está previsto que, en el futuro, el Programa de servicios climáticos para la adaptación en África entre en funcionamiento en otros países africanos y sirva de modelo en otras partes del mundo.

“El apoyo de Noruega al proyecto del MMSC en Malawi permitirá examinar el modo de satisfacer mejor las necesidades de los usuarios de Malawi y brindar oportunidades para avanzar”, ha afirmado el Director del Departamento de Cambio Climático y Servicios Meteorológicos de Malawi, señor Jolamu L Nkhokwe. “Mientras que en Malawi se ha hecho gran hincapié en la capacidad de predecir pautas de precipitación a gran escala, es un dato conocido que los usuarios a menudo solicitan paquetes adaptados a sus necesidades que integren información muy diferente, como detalles sobre las precipitaciones previstas, otras variables climáticas e información sobre las consecuencias de las condiciones climáticas esperadas. En el marco de este proyecto, varios métodos estadísticos sencillos de reducción de escala de los productos climáticos a gran escala se ajustarán al tipo de información sobre precipitaciones que solicitan muchos usuarios en Malawi.”

Ayudará a los gestores de riesgos de desastre a prepararse más eficazmente para hacer frente a las sequías y a las precipitaciones intensas

La Directora General de la Agencia Meteorológica de Tanzanía, doctora Agnes Kijazi, ha declarado que “El Programa representará una oportunidad importante para aumentar la disponibilidad de una amplia serie de datos y garantizar un mayor acceso a toda la información y datos disponibles. Por otra parte, el Programa facultará a la Agencia Meteorológica para prestar mejores servicios a nuestros clientes principales, en particular el sector agrícola y las autoridades responsables de la gestión de desastres en el país, lo que contribuirá, a su vez, a mejorar la seguridad alimentaria y la gestión de desastres a nivel nacional.”

Siete organizaciones asociadas se encargan de la ejecución del Programa de servicios climáticos para la adaptación en África: la OMM, el Programa de investigación sobre el cambio climático, la agricultura y la seguridad alimentaria del Grupo consultivo sobre investigación agrícola internacional (GCIAI), el Centro de Investigación Internacional sobre el Clima y el Medio Ambiente, el Instituto Chr.Michelsen, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se observa un impulso creciente hacia la prestación de servicios climáticos tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo en el contexto del Marco Mundial para los Servicios Climáticos. Se trata de una iniciativa impulsada por los países que tiene por objeto proporcionar servicios climáticos precisos y accesibles a los usuarios, entre los que figuran las autoridades encargadas de la gestión de desastres, los servicios del agua y la energía, los organismos de salud pública, el sector del transporte, los agricultores y la comunidad en general.

Este nuevo Programa se basa en los logros realizados en el marco de otro programa patrocinado por Noruega, a saber, el Programa “Marco Mundial para los Servicios Climáticos – Adaptación y reducción de riesgos de desastre en África”, iniciado en 2011 con el objetivo de contribuir a la mejora de los desastres relacionados con fenómenos meteorológicos y climáticos y a la adaptación al cambio climático en África mediante la puesta en marcha del Marco Mundial. Entre los efectos tangibles obtenidos hasta la fecha gracias al apoyo de Noruega se encuentra la organización de seminarios itinerantes destinados a los agricultores en 17 diferentes países de África, durante los cuales los agricultores recibieron información relacionada con el tiempo y el clima, el futuro cambio climático y las consecuencias para la región, el riesgo climático para la producción de diferentes cultivos en la región y una mejor gestión de los riesgos.

Comentarios