El Proyecto Manglares cierra con la designación de dos nuevos sitios Ramsar en Honduras

142
0
142

(PNUMA)  La producción de almejas ahumadas por una cooperativa de mujeres en Nicaragua, la valoración económica de los servicios ambientales que ofrece uno de los parques nacionales en Honduras, o la creación de material pedagógico sobre los manglares en Guatemala, son solo algunos de los frutos sembrados y cosechados por el Proyecto Manglares, que ha facilitado alternativas económicas compatibles con el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales en la costa Caribe de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

La huella que deja el proyecto es aún más amplia, e incluye la construcción de senderos para incrementar el atractivo turístico de pequeñas comunidades rodeadas por manglares basados en su conservación, la celebración de cursos de capacitación de técnicos forestales en la medición del carbono azul (el carbono almacenado por ecosistemas marino-costeros como los manglares), y la designación de dos nuevos sitios Ramsar en Honduras.

Estos son algunos de los resultados alcanzados por el Proyecto Manglares, ejecutado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) con los ministerios de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Honduras y Nicaragua, con el apoyo financiero del Gobierno de España.

Los días 12 y 13 de abril de 2013, en La Ceiba, Honduras, se reunieron el equipo del proyecto y otros invitados especiales, incluyendo a representantes de los Gobiernos de los países vecinos y del mundo de la cooperación. El objetivo era difundir los logros, las experiencias y las lecciones aprendidas en el marco de la implementación del proyecto, además de discutir los retos y desafíos que se han encontrado. Aunque el taller marca el cierre oficial del proyecto, los participantes también abordarán los posibles próximos pasos y las oportunidades de futuro para dar continuidad al Proyecto Manglares.

El taller se completará con una visita de campo, en la que se apreciarán los logros del proyecto comunitario “Generando beneficios a través de la conservación del manglar, producción local, pesca y turismo comunitario en Salado Barra”, en el área protegida Cuero y Salado. Allí, un grupo de mujeres ha empezado a producir artesanías que ponen de relieve la riqueza de los recursos naturales del sistema lagunar y costero. Además, se ha capacitado a guías turísticos y se ha reforzado la capacidad del área para albergar campamentos ambientales y recibir a personas que practican la pesca deportiva. Por otro lado, se ha creado un vivero de varias especies forestales, incluyendo el manglar, que se están utilizando para restaurar algunas zonas vulnerables del área protegida.

En el marco de la reunión, el Gobierno de Honduras recibió un reconocimiento especial por la designación de sus dos nuevos sitios Ramsar, el Sistema de Humedales de la Isla de Utila y Sistema de Humedales Cuyamel-Omoa, que esta semana han sido incluidos formalmente en la lista de humedales de importancia internacional de la Convención Ramsar, gracias al apoyo del Proyecto Manglares. La designación de estos sitios ha sido el resultado de una colaboración exitosa entre el punto focal de la Convención para Honduras, la Direccion de Biodiversidad de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA-DiBio), y las organizaciones que manejan estos sitios, incluyendo el Cuerpo de Conservación de Omoa, la municipalidad de Utila y el Bay Islands Conservation Association (BICA Utila). 

Comentarios