Haití, el país con el nivel más bajo de agua potable de América

78
0
78

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha advertido de que Haití "sigue siendo vulnerable en muchos frentes", cuatro años después del terremoto que devastó el país caribeño, por lo ha reiterado su petición de ayuda.

"Unas 145.000 personas siguen viviendo en campamentos al aire libre, hay crisis alimentarias y tienen el nivel más bajo de agua potable de América", ha dicho en un mensaje dirigido al personal de la ONU en Puerto Príncipe.

Por ello, ha insistido en su llamamiento a "seguir ayudando a Haití en este momento de extrema necesidad". "Debemos intensificar nuestros esfuerzos para construir un futuro más estable y próspero para el pueblo haitiano", ha apuntado.

No obstante, Ban también ha destacado "los progresos" que "el compromiso del personal de la ONU, combinado con la resistencia del pueblo haitiano", ha conseguido en estos cuatro años, según ha informado la organización internacional en un comunicado.

"El 90 por ciento de la población desplazada ha abandonado los campamentos al aire libre, hay más niños en los colegios, los sistemas sanitarios se están fortaleciendo y la actividad económica se ha reavivado", ha señalado.

El 12 de enero de 2010 un terremoto de 7,2 grados en la escala Richter azotó Haití, acabando con la vida de 220.000 personas, incluidos 102 efectivos de la ONU, dejando a 1,5 millones sin hogar y destruyendo el 75 por ciento de las construcciones.

Meses después de este desastre natural, el país caribeño sufrió un brote de cólera que se cobró la vida de miles de personas. La población local acusa a los 'cascos azules' de introducir la cepa que dio lugar a la epidemia.

Comentarios