Aqualia
Connecting Waterpeople
UNOPS
NOVAGRIC
Vector Motor Control
Fundación We Are Water
DAM-Aguas
J. Huesa Water Technology
Barmatec
Consorcio de Aguas de Asturias
Baseform
Elmasa Tecnología del Agua
Molecor
biv Innova
Cibernos
ABB
Global Omnium
AGENDA 21500
Kamstrup
Red Control
CAF
Schneider Electric
Grundfos
IAPsolutions
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
NaanDanJain Ibérica
Aqualia
Likitech
GS Inima Environment
TecnoConverting
Smagua
Fundación Botín
ICEX España Exportación e Inversiones
Gestagua
Fundación CONAMA
Saint Gobain PAM
VisualNAcert
ACCIONA
Asociación de Ciencias Ambientales
FLOVAC
BACCARA
Minsait
AZUD
Miya Water
DuPont Water Solutions
Confederación Hidrográfica del Segura
Rädlinger primus line GmbH
CALAF GRUP
EPG Salinas
Idrica
TEDAGUA
Redexia network
ESAMUR
Almar Water Solutions
Control Techniques
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Ingeteam
Ulbios
Grupo Mejoras
Insituform
Blue Gold
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Lama Sistemas de Filtrado
LACROIX
Danfoss
Sacyr Agua
BELGICAST by TALIS
IIAMA
Hidroconta
Agencia Vasca del Agua
SCRATS
s::can Iberia Sistemas de Medición
Regaber
EMALSA
Kurita - Fracta
Innovyze, an Autodesk company
Terranova
Aigües Segarra Garrigues
Prefabricados Delta
Isle Utilities
Cajamar Innova
HANNA instruments
ITC Dosing Pumps
Fundación Biodiversidad
ISMedioambiente
AECID
Catalan Water Partnership
Aganova
Saleplas
Xylem Water Solutions España
Elliot Cloud
Filtralite
FENACORE
ADECAGUA
STF
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Bentley Systems
Hach
UPM Water
[Webinar] ¿Cómo pueden los gestores municipales e industrias optimizar la operación del ciclo del agua y reducir el OPEX?

Las agencias de la ONU aumentan la asistencia a los afectados por las inundaciones en Pakistán

  • agencias ONU aumentan asistencia afectados inundaciones Pakistán
    Población desplazada por la inundaciones en Pakistán recibiendo de un tanque provisto por UNICEF. (Imagen: © UNICEF/Asad Zaidi)
  • Más de la tercera parte del país se encuentra anegada, afectando a unos 33 millones de personas.
  • Además de las necesidades básicas de albergue, alimentos y agua, las enfermedades diarreicas, el dengue, la malaria y las infecciones respiratorias y cutáneas encuentran un ambiente propicio de propagación.
  • Los organismos humanitarios intensifican sus trabajos de socorro.

Sobre la Entidad

ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 
Molecor

s lluvias monzónicas torrenciales que han azotado a Pakistán durante las últimas semanas provocaron inundaciones y aludes devastadores, dejaron más de 1200 muertos y lesionaron al menos a 6000, destruyeron más de 1,1 millones de viviendas e infraestructura esencial y tienen bajo el agua más de un tercio del territorio del país, afectando a unos 33 millones de personas, o el 15% de la población.

Según cálculos de los organismos de la ONU en el terreno, más de 6,4 millones de personas precisan ayuda humanitaria urgente. Las necesidades más acuciantes son albergue, agua potable y alimentos, así como cuidados sanitarios.

Riesgos de salud

Entre las principales afectaciones destaca la alteración de los servicios de salud, lo que coloca en un alto riesgo a las familias más vulnerables. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que en las actuales condiciones es muy fácil la rápida transmisión de enfermedades que pueden ser mortales, como la diarrea, el cólera, el dengue o la malaria.

La agencia de sanitaria de la ONU subrayó la necesidad imperiosa de proporcionar atención y suministros médicos suficientes, incluido el apoyo a la atención de la salud mental e informó que su personal en el terreno trabaja en la identificación y detección de posibles brotes de enfermedades para atenderlas de inmediato, aunque el acceso a muchos lugares siniestrados es muy complicado todavía.

© UNICEF/A. Sami Malik. Distribución de kits de higiene a las familias afectadas por las inundaciones en la provincia de Balochistán, Pakistán.

Inseguridad alimentaria

El director en Pakistán del Programa Mundial de Alimentos (PMA), también resaltó los desafíos logísticos que suponen las anegaciones para llevar asistencia vital a la población damnificada en un país donde ya antes del siniestro había mucha gente que precisaba ayuda.

“La situación en Pakistán era grave incluso antes de las inundaciones con el 43% de los pakistaníes en situación de inseguridad alimentaria. Había un gran problema con la región en su conjunto, incluido Afganistán, donde el mayor reto sería reiniciar la producción agrícola que ayudaría a la gente a alimentarse. El PMA estaba cada vez más preocupado por cómo afectarían las inundaciones a la población de Afganistán”, dijo Chris Kaye.

Escala inimaginable

Los trabajadores de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Pakistán afirmaron que la escala del desastre que encaran los pakistaníes es inimaginable. “Muchos están viviendo a la intemperie mientras esperan el socorro que las autoridades locales y la comunidad humanitaria trata de hacerles llegar los más pronto posible. Otros están hacinados en campamentos de socorro o se quedan con familias que los acogen”, detallaron.

Para ayudar a aliviar las necesidades más acuciantes, ACNUR distribuye tiendas de campaña, mantas, láminas de plástico, cubos y otros artículos para el hogar en las provincias de Khyber Pakhtunkwa y Baluchistán, que se cuentan entre las más afectadas. También está enviando suministros a Sindh y planea asistir a unos 50.000 hogares en las áreas más destruidas con más de un millón de pertrechos de primera necesidad.

Además, el organismo ha movilizado a sus trabajadoras nacionales para que brinden apoyo a las mujeres y niñas siniestradas.

Pakistán acoge actualmente a 1,3 millones de refugiados afganos, 420.000 de los cuales viven en comunidades que han quedado inundadas.


El PMA distribuye comida a la población afectada por las inundaciones en Pakistán. (Imagen: PMA/Kapil Dev)

Los niños

Por su parte, el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) hizo hincapié en el impacto del desastre en infraestructuras que proveen servicios esenciales a los niños, como educación y salud, con al menos 18.000 escuelas dañadas o destruidas en el país.

UNICEF estima 16 millones de niños han sido afectados y que 3,4 millones de ellos requieren ayuda humanitaria.

El Fondo explico que muchos de los 72 distritos más afectados ya se encontraban entre los más vulnerables de Pakistán y que el 40% de los niños ya sufría de retraso en el crecimiento antes de que llegaran las inundaciones.

“Muchos niños ahora corren un mayor peligro, sin hogar, escuela o incluso agua potable segura, por lo que hay un riesgo de muchas más muertes infantiles, y la situación seguirá deteriorándose ya que el invierno está a solo ocho semanas de empezar en algunas partes del país”, apuntó.

UNICEF informó que está brindando servicios y suministros de emergencia como agua potable, tabletas de purificación de agua, kits de higiene, medicamentos, vacunas, alimentos terapéuticos para niños, mujeres embarazadas y lactantes y mosquiteros.

 “En los próximos días y semanas, nuestro objetivo es llegar primero a los niños y las familias con equipos médicos vitales, medicamentos esenciales, vacunas y kits de parto seguro, agua potable y tabletas para el tratamiento del agua, suministros sanitarios, suministros nutricionales y mosquiteros. También queremos ayudar a los niños a reanudar el aprendizaje y apoyaremos al gobierno para que restablezca los servicios críticos para los niños lo antes posible”, detalló.

La semana pasada, la ONU hizo un llamamiento humanitario de 160 millones de dólares para cubrir las necesidades de 5,2 millones de personas afectadas por las inundaciones en Pakistán.

Redacción iAgua

La redacción recomienda