Aqualia
Connecting Waterpeople
Isle Utilities
Regaber
UNOPS
Saint Gobain PAM
IIAMA
Aqualia
Blue Gold
Cajamar Innova
BELGICAST by TALIS
Hidroconta
ICEX España Exportación e Inversiones
Fundación Botín
Grundfos
DuPont Water Solutions
Elmasa Tecnología del Agua
Likitech
ACCIONA
Fundación Biodiversidad
DAM-Aguas
Asociación de Ciencias Ambientales
Lama Sistemas de Filtrado
Minsait
Smagua
Miya Water
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Hach
Control Techniques
Baseform
VisualNAcert
Idrica
STF
Gestagua
EMALSA
Almar Water Solutions
Red Control
Molecor
Aganova
Filtralite
Ulbios
Redexia network
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Agencia Vasca del Agua
ADECAGUA
ISMedioambiente
HANNA instruments
Fundación CONAMA
TEDAGUA
Cibernos
Xylem Water Solutions España
ESAMUR
CAF
EPG Salinas
ITC Dosing Pumps
Sacyr Agua
Rädlinger primus line GmbH
Fundación We Are Water
FLOVAC
Bentley Systems
Innovyze, an Autodesk company
Grupo Mejoras
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
AGENDA 21500
FENACORE
NOVAGRIC
AECID
UPM Water
IAPsolutions
Vector Motor Control
Consorcio de Aguas de Asturias
J. Huesa Water Technology
Elliot Cloud
Insituform
Global Omnium
GS Inima Environment
NaanDanJain Ibérica
Catalan Water Partnership
ABB
Ingeteam
Terranova
Barmatec
AZUD
Schneider Electric
Aigües Segarra Garrigues
s::can Iberia Sistemas de Medición
SCRATS
BACCARA
biv Innova
Saleplas
LACROIX
Kamstrup
Confederación Hidrográfica del Segura
TecnoConverting
Prefabricados Delta

Millones de personas están en riesgo de morir de hambre por la sequía en el Cuerno de África

  • Millones personas están riesgo morir hambre sequía Cuerno África
    Familia desplazada por la sequía en el Cuerno de África. (Imagen: © UNFPA Ethiopia/Paula Seijo)
  • Los largos meses sin lluvia en esa zona del este del continente africano han arrasado con los cultivos y el ganado, forzando a la población a desplazarse en busca de comida y agua. Tres agencias de la ONU advierten de la amenaza de hambruna en la región y piden fondos para mitigar la catástrofe.

Sobre la Entidad

ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 
Molecor

Tras cuatro temporadas de lluvias fallidas, “una amenaza de hambruna se cierne sobre el Cuerno de África”, alertaron este lunes tres organismos especializados de la ONU, añadiendo que “la situación podría empeorar debido a la perspectiva sin precedentes de una quinta temporada mala de lluvias entre octubre y diciembre”.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y la Agricultura (FAO) explicaron que los prolongados meses de sequía en el Cuerno de África han arrasado los cultivos y el ganado, obligando a muchas personas a abandonar sus hogares en busca de agua y alimentos.

La sequía extrema es generalizada y persistente, y afecta sobre todo a Somalia, las tierras áridas y semiáridas de Kenya, y las zonas de pastoreo de Etiopía, que reciben escasas precipitaciones.

Según las agencias, las cuatro temporadas consecutivas de lluvias fallidas han convertido la situación en un evento climático que no se había registrado desde hacía al menos 40 años.

Pronósticos sombríos

Los últimos pronósticos estacionales a largo plazo indican que son muy altas las probabilidades de que la temporada de lluvias de octubre a diciembre también sea seca.

“Si estos pronósticos se materializan, la emergencia humanitaria en la región, de por sí grave, se agravará aún más”, advirtieron los organismos.

Según las previsiones de la OMM, es probable que la temporada de lluvias de 2022, de marzo a mayo, sea “la más seca que se haya registrado, devastando los medios de vida y provocando un fuerte aumento de la inseguridad alimentaria, hídrica y nutricional”.


Noticias ONU//Thelma Mwadzaya. Residentes del condado de Turkana, en Kenya, donde sus habitantes sufren las consecuencias de la sequía y la inseguridad alimentaria.

Millones en situación de hambre

El Grupo de Trabajo sobre Seguridad Alimentaria y Nutrición estima que 16,7 millones de personas se enfrentan actualmente a una inseguridad alimentaria aguda alta. Según la ONU, esta cifra podría ascender a 20 millones de personas para el próximo mes de septiembre.

En Somalia, los análisis realizados en abril pasado revelaron una amenaza de hambruna e indicaron que más de 80.000 personas sufrían ya hambre extrema, una señal de desastre. Además, en Kenya y Somalia, casi 2,5 millones de personas se encuentran en situación de emergencia. Tanto las emergencias como los desastres están asociados con una mayor mortalidad.

Etiopía, Somalia y Kenya también observaron números significativamente más altos de niños con desnutrición grave, ingresados ​​para recibir tratamiento en el primer trimestre de este año en comparación con años anteriores. Más de un millón de personas han sido desplazadas en Somalia y el sur de Etiopía.

Asimismo, la ONU estima que 3,6 millones de cabezas de ganado murieron en Kenya y Etiopía. En las zonas más afectadas de Somalia, uno de cada tres animales ha muerto desde mediados de 2021.

Los conflictos y la inflación intensifican la crisis

La inseguridad alimentaria y la desnutrición aguda se han acentuado debido a diversos factores que se han sumado a la sequía, como los conflictos y la inseguridad, el aumento de los precios mundiales de los combustibles, los alimentos y los fertilizantes, los desafíos macroeconómicos y la pandemia de COVID-19.

Según la ONU, los déficits de agua se han exacerbado con las muy altas temperaturas atmosféricas, que continuarían durante la estación seca de junio a septiembre. En las zonas de cultivo, las cosechas volverán a estar muy por debajo de la media, lo que provocará una dependencia prolongada de los víveres que se ofrezcan en los mercados, pero las familias tendrán un acceso limitado a los alimentos debido a los altos precios de los productos básicos.

© UNICEF/Oloo. Una madre con su hijo en brazos caminado junto a los cadáveres del ganado muerto a causa de la grave sequía en Marsabit, en Kenya.

Se precisan recursos y acciones inmediatas

La OMM, la FAO y el PMA temen que esto conduzca a un mayor deterioro de la ya catastrófica situación de seguridad alimentaria y desnutrición en 2023.

“Independientemente de las lluvias entre octubre y diciembre, las condiciones no se recuperarán lo suficientemente rápido como para que la seguridad alimentaria mejore antes de mediados de 2023”, enfatizaron.

En estas condiciones, “es necesaria una rápida intensificación de las acciones inmediatas para salvar vidas y evitar el hambre y la muerte”, concluyeron los organismos, instando a un aumento urgente de la respuesta financiera a esta región para mitigar la grave emergencia alimentaria, incluido el riesgo de hambruna en Somalia.

Redacción iAgua

La redacción recomienda