Aqualia
Connecting Waterpeople
EMALSA
Rädlinger primus line GmbH
Gestagua
Fundación We Are Water
Regaber
Baseform
Likitech
ICEX España Exportación e Inversiones
IAPsolutions
FENACORE
LACROIX
Hach
NaanDanJain Ibérica
Isle Utilities
Innovyze, an Autodesk company
Elliot Cloud
Molecor
Schneider Electric
Almar Water Solutions
Fundación Botín
BELGICAST by TALIS
s::can Iberia Sistemas de Medición
TEDAGUA
GS Inima Environment
Ulbios
AECID
STF
IIAMA
EPG Salinas
DAM-Aguas
Grupo Mejoras
AZUD
ISMedioambiente
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Vector Motor Control
Asociación de Ciencias Ambientales
Terranova
biv Innova
Ingeteam
Barmatec
VisualNAcert
Control Techniques
Catalan Water Partnership
Minsait
Agencia Vasca del Agua
Redexia network
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Miya Water
Consorcio de Aguas de Asturias
Prefabricados Delta
UNOPS
FLOVAC
NOVAGRIC
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Cajamar Innova
Fundación CONAMA
Confederación Hidrográfica del Segura
SCRATS
Aqualia
Blue Gold
Filtralite
Grundfos
TecnoConverting
J. Huesa Water Technology
Cibernos
ADECAGUA
ACCIONA
HANNA instruments
Kamstrup
Saleplas
Insituform
Xylem Water Solutions España
CAF
ITC Dosing Pumps
Smagua
DuPont Water Solutions
Elmasa Tecnología del Agua
Bentley Systems
ESAMUR
Lama Sistemas de Filtrado
ABB
Red Control
AGENDA 21500
Sacyr Agua
Idrica
Aigües Segarra Garrigues
BACCARA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Fundación Biodiversidad
Global Omnium
Hidroconta
Saint Gobain PAM
UPM Water
Aganova

La ONU avisa que la adaptación al cambio climático avanza a un ritmo insuficiente

  • ONU avisa que adaptación al cambio climático avanza ritmo insuficiente

Sobre la Entidad

ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 

La preparación de los países para enfrentar un futuro de riesgos climáticos crecientes avanza a un ritmo insuficiente, reveló hoy el cuarto Informe de ONU Medio Ambiente sobre la Brecha de Adaptación.

La investigación subraya la creciente disparidad entre las inversiones hechas hasta el momento a favor de la resiliencia y los costos reales de una adaptación exitosa, la cual permitiría alcanzar el desarrollo sostenible y garantizar comunidades saludables y economías prósperas.

En los compromisos asumidos por los Estados como parte de los Acuerdos de París, solo 40 países en desarrollo tienen metas de adaptación cuantificables, mientras que 49 incluyen metas cuantificables en sus leyes y políticas nacionales.

El cambio climático tendrá un impacto significativo en la salud humana en las próximas décadas, y si bien se ha avanzado en la reducción de las enfermedades y lesiones relacionadas con el cambio climático, los esfuerzos actuales de adaptación no son suficientes para minimizar el impacto futuro en la salud.

La investigación destaca que, a menos que los esfuerzos de adaptación se fortalezcan considerablemente, la morbilidad y la mortalidad relacionadas con el calor y los eventos extremos continuarán aumentando.

Aunque el informe expresa preocupación por la diferencia entre los objetivos globales de adaptación y la acción real en el terreno, destaca como positivo el aumento en las leyes y políticas que incluyen la adaptación. Al menos 162 países abordan explícitamente la adaptación a nivel nacional a través de un total de 110 leyes y 330 políticas.

En los compromisos asumidos por los Estados como parte de los Acuerdos de París, solo 40 países en desarrollo tienen metas de adaptación cuantificables, mientras que 49 incluyen metas cuantificables en sus leyes y políticas nacionales.

Los países de ingresos bajos y medios han mostrado un progreso constante. Sin embargo, sin signos de aceleración y bajo las tasas actuales de mejora, les tomará muchas décadas alcanzar a los países más ricos para cerrar la brecha en la capacidad de adaptación, indica el reporte.

El informe destaca que lo que se necesita con urgencia para reducir aún más esta disparidad en el campo de la salud es la voluntad política y los recursos financieros requeridos para implementar las acciones más importantes a favor de la resiliencia de los sistemas de salud, los sistemas de alerta temprana y una agenda de desarrollo más amplia dirigida a reducir la vulnerabilidad a los riesgos sanitarios, como las enfermedades infecciosas y la inseguridad alimentaria y nutricional.

Redacción iAgua

La redacción recomienda