Innovyze, an Autodesk company
Connecting Waterpeople
Saleplas
Almar Water Solutions
ONGAWA
BACCARA
SCRATS
Agencia Vasca del Agua
NOVAGRIC
EPG Salinas
Ingeteam
s::can Iberia Sistemas de Medición
NTT DATA
Rädlinger primus line GmbH
FENACORE
ESAMUR
J. Huesa Water Technology
Fundación CONAMA
TFS Grupo Amper
Aqualia
Cibernos
ADECAGUA
Hach
Terranova
Isle Utilities
STF
Asociación de Ciencias Ambientales
TEDAGUA
Confederación Hidrográfica del Segura
UPM Water
Elliot Cloud
Innovyze, an Autodesk company
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
AG-ZOOM
Aigües Segarra Garrigues
VisualNAcert
Aganova
AGENDA 21500
HANNA instruments
Likitech
Ulbios
Catalan Water Partnership
CAF
Control Techniques
Global Omnium
Red Control
Redexia network
Consorcio de Aguas de Asturias
Xylem Water Solutions España
Elmasa Tecnología del Agua
Kurita - Fracta
Idrica
Minsait
IIAMA
Filtralite
Cajamar Innova
ACCIONA
Gestagua
Grupo Mejoras
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
IAPsolutions
Danfoss
Vector Motor Control
Fundación Biodiversidad
BELGICAST by TALIS
Blue Gold
Kamstrup
Hidroconta
Fundación We Are Water
AECID
Sacyr Agua
Smagua
Lama Sistemas de Filtrado
EMALSA
AMPHOS 21
Regaber
CALAF GRUP
Prefabricados Delta
UNOPS
Molecor
Laboratorios Tecnológicos de Levante
AZUD
Barmatec
biv Innova
ICEX España Exportación e Inversiones
TecnoConverting
Baseform
DATAKORUM
Saint Gobain PAM
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Bentley Systems
Insituform
LACROIX
ITC Dosing Pumps
DAM-Aguas
GS Inima Environment
Schneider Electric
FLOVAC
ISMedioambiente
ABB
Fundación Botín

Las aguas residuales tratadas, una fuente sorprendente de microplásticos

  • aguas residuales tratadas, fuente sorprendente microplásticos

Sobre la Entidad

ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 

Recientemente se ha prestado mucha atención a los microplásticos, así como a la amenaza que estos suponen para los ecosistemas marinos y de agua dulce, y para la salud de las personas.

En general, se ha dado por sentado que los microplásticos (que no superan los 5 milímetros de diámetro) provienen de la mayoría de artículos de plástico que usamos, que ni se reciclan ni se incineran después de su uso. Estos artículos terminan en un vertedero, en los ríos y en los océanos, donde gradualmente se descomponen en partículas cada vez más pequeñas.

Un nuevo estudio, sin embargo, concluye que las aguas servidas tratadas son también una fuente clave de microplásticos, lo que implica que las plantas de tratamiento no son efectivas para filtrar estas partículas microscópicas.

La investigación hecha en Reino Unido, y publicada en julio de 2018, se enfocó en seis cuencas fluviales del norte de Inglaterra.

"El hecho de que la cantidad de microplásticos presente en las aguas receptoras (donde se liberan los vertidos) era mayor aguas abajo de cada una de las seis plantas de tratamiento estudiadas confirma que las aguas residuales tratadas son una fuente clave de microplásticos", concluyeron los autores.

El estudio también encontró microplásticos aguas arriba de las plantas de tratamiento. Estos, a su vez, provienen de lodo de aguas residuales aplicado a tierras agrícolas como fertilizante, la liberación difusa de microplásticos secundarios y la deposición atmosférica, que es el proceso mediante el cual las partículas viajan vía aérea y caen en la superficie terrestre a través de la precipitación.

Los lodos de aguas residuales, que contienen microplásticos, a menudo se usan como fertilizantes en tierras agrícolas, con consecuencias aún desconocidas. Flickr

Un hallazgo sorprendente fue que, aunque la composición de los microplásticos variaba espacial y temporalmente, estaba dominada por fibras, fragmentos y escamas, y no por perlas y bolillas.

"Los esfuerzos de gestión para reducir las concentraciones de microplásticos en ríos y océanos deben centrarse en una amplia gama de fuentes", además de abordar la incapacidad de las instalaciones de tratamiento para filtrar los microcontaminantes, sugiere el estudio.

Un nuevo estudio, sin embargo, concluye que las aguas servidas tratadas son también una fuente clave de microplásticos

Un motivo adicional de preocupación es que los microplásticos pueden atrapar productos químicos nocivos o actuar como un vehículo para su dispersión. Estas partículas atadas químicamente pueden ser ingeridas por organismos pequeños, que son comidos por animales más grandes y así sucesivamente ascienden en la cadena alimenticia hasta nuestros platos.

Los estudios han vinculado los aditivos que se filtran de ciertos microplásticos a la alteración endocrina en peces, lo que afecta la capacidad reproductiva de estos animales y el sistema hormonal de los vertebrados e invertebrados por igual.

ONU Medio Ambiente está enfocando en promover las "soluciones basadas en la naturaleza" para la conservación del agua, que es el tema del Día Mundial del Agua 2018, el Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos y la Semana Mundial del Agua de Estocolmo.

La Semana Mundial del Agua, que se celebra en Estocolmo del 26 al 31 de agosto, es una oportunidad para crear conciencia sobre la interacción entre los microplásticos y la contaminación química en los ecosistemas marinos y de agua dulce.

Redacción iAgua

La redacción recomienda