Aqualia
Connecting Waterpeople
Fundación Botín
DuPont Water Solutions
Saint Gobain PAM
Grundfos
Saleplas
ABB
Rädlinger primus line GmbH
Bentley Systems
Hach
VisualNAcert
CAF
Blue Gold
ADECAGUA
Innovyze, an Autodesk company
Cajamar Innova
biv Innova
Fundación Biodiversidad
AECID
TEDAGUA
Hidroconta
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Control Techniques
Grupo Mejoras
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ICEX España Exportación e Inversiones
Prefabricados Delta
STF
CALAF GRUP
LACROIX
Insituform
Schneider Electric
BACCARA
ISMedioambiente
Confederación Hidrográfica del Segura
Agencia Vasca del Agua
FLOVAC
ITC Dosing Pumps
Consorcio de Aguas de Asturias
Redexia network
Barmatec
Sacyr Agua
Red Control
Filtralite
Terranova
Fundación CONAMA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Fundación We Are Water
EMALSA
Kurita - Fracta
Isle Utilities
Almar Water Solutions
Miya Water
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Aigües Segarra Garrigues
Ulbios
EPG Salinas
Elmasa Tecnología del Agua
Idrica
Vector Motor Control
Smagua
AZUD
Lama Sistemas de Filtrado
DAM-Aguas
IIAMA
SCRATS
Catalan Water Partnership
Kamstrup
Molecor
Baseform
BELGICAST by TALIS
Aganova
Gestagua
NaanDanJain Ibérica
AGENDA 21500
IAPsolutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
HANNA instruments
ACCIONA
NOVAGRIC
Likitech
Elliot Cloud
J. Huesa Water Technology
TecnoConverting
Minsait
Asociación de Ciencias Ambientales
UNOPS
GS Inima Environment
Global Omnium
FENACORE
Xylem Water Solutions España
ESAMUR
Aqualia
Regaber
Ingeteam
Cibernos
UPM Water

La sequía reduce la producción agrícola y contribuye a aumentar el hambre en el mundo

  • sequía reduce producción agrícola y contribuye aumentar hambre mundo

Sobre la Entidad

ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 
ABB

Temas

Agro |

Un nuevo informe de la ONU, junto a otros organismos, sobre seguridad alimentaria y nutrición en el mundo destaca que el número de hambrientos continúa creciendo por tercer año consecutivo. Los fenómenos climáticos extremos, los conflictos o la desaceleración económica entre los principales causantes del fenómeno. América Latina, donde un 6,1 % de la población está subalimentada, sigue la tendencia mundial, debido en gran parte a la situación en Venezuela.

El estudio destaca que la variabilidad y las condiciones extremas climáticas son los principales factores responsables del reciente crecimiento del hambre a nivel mundial y una de las causas principales  de las últimas crisis alimentarias.

El impacto de los eventos climáticos fue otro factor a la hora de estudiar el hambre en América Latina. Sánchez puso como ejemplo la sequía provocada en América Central por el fenómeno El Niño, especialmente durante los años 2015 y 2016, en El Salvador, Guatemala, Honduras.

“Los efectos de la sequía fueron graves y prolongados, con un inicio tardío e irregular de las lluvias, precipitaciones por debajo de la media, temperaturas por encima de la media y niveles de los ríos entre un 20% y un 60% por debajo de lo normal”, se lee en el estudio.

La sequía, una de las peores en los últimos 10 años, redujo significativamente la producción agrícola, con pérdidas estimadas de entre el 50 y el 90% de las cosechas.

El ministerio de Agricultura de Guatemala estimó que se perdieron 82.000 toneladas de maíz, valoradas en casi 31 millones de dólares; se perdieron 118.200 toneladas de frijol negro, con un costo de 102,3 millones de dólares y más de 3,6 millones de personas necesitaron ayuda humanitaria como resultado de esta sequía. 

“Son países donde la agricultura sigue teniendo un papel muy importante y ésta es altamente sensible a los cambios climáticos. Las temperaturas anómalas asociadas con este fenómeno afectan al rendimiento agrícola y son fenómenos que terminan incidiendo en la salud y en la nutrición”, destacó.

El informe busca entender cómo los eventos climáticos afectan al hambre y a la nutrición. Una situación que afecta a “los pilares de la seguridad alimentaria” como la disponibilidad de alimentos y su acceso, utilización y  estabilidad.

Ante este escenario, Sánchez destacó la necesidad de plantear estrategias como, por ejemplo, promover la capacidad de adaptación a las situaciones climáticas adversas a través de una serie de elementos.

“Contamos con el conocimiento y las herramientas para comenzar a atender esa prioridad. Existen herramientas como los sistemas de seguimiento y alerta rápida relativo a los riesgos climáticos, la protección social, la infraestructura a prueba del clima, los mecanismos de manejo más eficientes del agua y la diversificación de cultivos, y se ha comprobado que tienen un efecto importante”, destacó.

Redacción iAgua

La redacción recomienda