Hidroconta
Connecting Waterpeople
Xylem Water Solutions España
s::can Iberia Sistemas de Medición
Barmatec
Fundación Botín
Filtralite
Ingeteam
Laboratorios Tecnológicos de Levante
CAF
EMALSA
NTT DATA
Catalan Water Partnership
Baseform
Agencia Vasca del Agua
Terranova
DATAKORUM
Fundación CONAMA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
FENACORE
ESAMUR
Saint Gobain PAM
Fundación Biodiversidad
Hach
Aganova
AGS Water Solutions
HRS Heat Exchangers
Sivortex Sistemes Integrals
Innovyze, an Autodesk company
Vector Energy
STF
Minsait
TecnoConverting
Likitech
Rädlinger primus line GmbH
Lama Sistemas de Filtrado
Red Control
ISMedioambiente
Grupo Mejoras
GS Inima Environment
Schneider Electric
Confederación Hidrográfica del Segura
Kamstrup
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
TEDAGUA
KISTERS
Aqualia
J. Huesa Water Technology
Sacyr Agua
Idrica
Regaber
RENOLIT ALKORPLAN
Consorcio de Aguas de Asturias
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
SCRATS
EPG Salinas
NSI Mobile Water Solutions
ONGAWA
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Danfoss
AGENDA 21500
MOLEAER
Almar Water Solutions
ACCIONA
Global Omnium
AECID
TFS Grupo Amper
LACROIX
Hidroconta
VisualNAcert
Molecor
Gestagua
AMPHOS 21
Asociación de Ciencias Ambientales
ICEX España Exportación e Inversiones
Amiblu
ADECAGUA

Se encuentra usted aquí

La OMM reclama mejoras en el monitoreo de un ciclo hidrológico cada vez más errático

WMO State of Global Water Resources 2022 report - Animation - English

  • En el informe sobre el estado de los recursos hídricos mundiales se ofrece una evaluación global independiente.
  • Se requieren más inversiones y un mayor intercambio de datos para fortalecer la gestión del agua.
  • El cambio climático intensifica los fenómenos extremos, como las crecidas, las inundaciones y las sequías.
  • La gestión de los recursos hídricos es fundamental para la acción climática.
  • La información hidrológica contribuye a la ejecución de la iniciativa Alertas Tempranas para Todos.

Sobre la Entidad

Organización Meteorológica Mundial
La OMM es un organismo especializado de la ONU. Es su portavoz autorizado acerca del estado y el comportamiento de la atmósfera terrestre, su interacción con los océanos, el clima que produce y la distribución resultante de los recursos hídricos.

El ciclo hidrológico se está desequilibrando como consecuencia del cambio climático y de las actividades humanas, según un nuevo informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en el que se proporciona una exhaustiva evaluación de los recursos hídricos mundiales.

Las sequías y las precipitaciones extremas se cobran un alto precio en vidas y castigan duramente a las economías. La fusión de la nieve, el hielo y los glaciares ha exacerbado peligros como las crecidas y pone en jaque la seguridad hídrica a largo plazo de muchos millones de personas.

Y, a pesar de todo ello, se sabe demasiado poco sobre el verdadero estado de los recursos mundiales de agua dulce. No se puede gestionar lo que no se mide, tal y como se apunta en la edición de 2022 del informe de la OMM sobre el estado de los recursos hídricos mundiales, en el que se pide un cambio fundamental de las políticas.

Debe mejorarse el monitoreo y la evaluación de los recursos hídricos, el intercambio de los correspondientes datos y la colaboración transfronteriza, y la consecución de estas mejoras pasa indefectiblemente por un aumento de la inversión. Se trata de un empeño de importancia decisiva para ayudar a la sociedad a hacer frente a los crecientes episodios extremos de exceso o escasez de agua, según se explica en la publicación.

El informe de la OMM sobre el estado de los recursos hídricos mundiales en 2022 se basa en un informe publicado el año pasado en el marco de un proyecto piloto. Esta edición contiene información más amplia sobre variables hidrológicas importantes, como las aguas subterráneas, la evaporación, el flujo fluvial, el almacenamiento terrestre de agua, la humedad del suelo, la criosfera (agua congelada), los flujos de entrada a los embalses y los desastres de naturaleza hidrológica. Integra observaciones obtenidas in situ, datos de teledetección satelitales y simulaciones de modelos numéricos a fin de evaluar los recursos hídricos a escala mundial.

"Este informe de la OMM brinda una visión global y coherente de los recursos hídricos en todo el mundo, y pone de manifiesto la influencia de los cambios que experimentan el clima, el medioambiente y la sociedad", afirma el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas.

"Los glaciares y la cobertura de hielo menguan ante nuestros ojos. El aumento de las temperaturas no solo ha acelerado el ciclo hidrológico, también lo ha alterado. Una atmósfera más cálida retiene más humedad, y por ello estamos viendo precipitaciones e inundaciones mucho más intensas. Y en el extremo opuesto, se multiplica la evaporación y se agudiza la sequedad del suelo y la intensidad de las sequías", señala el profesor Taalas.

"La inmensa mayoría de los desastres están relacionados con el agua, por lo que la gestión de ese recurso y su monitoreo son parte esencial de la iniciativa mundial Alertas Tempranas para Todos. Muchos de los países en los que se ejecutarán las medidas prioritarias de la iniciativa sufrieron grandes crecidas, inundaciones o sequías en 2022. Ni uno solo de ellos disponía de datos hidrológicos oportunos y exactos que ayudaran a adoptar decisiones basada en pruebas y permitieran adoptar medidas preventivas", explica Petteri Taalas.

"Este informe es un llamamiento a la acción para intensificar la puesta en común de datos a fin de posibilitar la emisión de alertas tempranas significativas y la adopción de políticas de gestión del agua más coordinadas e integradas que sean un elemento central de la acción climática", dice el profesor Taalas.

La publicación, en la que se combinan aportaciones de docenas de expertos, complementa el emblemático informe de la OMM sobre el estado del clima mundial, al objeto de proporcionar información integrada y holística a los encargados de la formulación de políticas.

En la actualidad, 3 600 millones de personas carecen de un acceso adecuado al agua por lo menos durante un mes al año, y se espera que de aquí a 2050 esa cifra aumente hasta superar los 5 000 millones, según datos de ONU-Agua.

Figura en la que se compara el caudal fluvial medio correspondiente a 2022 con la media histórica del período 1991-2020.

 

Principales conclusiones

Variables hidrológicas

En el informe se brinda una evaluación cuantitativa —independiente y coherente a escala mundial— de los recursos hídricos de las grandes cuencas fluviales. Para ello se comparan los valores que adoptaron diversas variables en el año objeto de estudio con sus correspondientes medias a largo plazo. Estas variables son, entre otras, el caudal fluvial, las aguas subterráneas, la evaporación, la humedad del suelo o los flujos de entrada a los embalses.

En 2022, más del 50 % de las cuencas hidrográficas mundiales experimentaron alteraciones respecto a sus caudales fluviales normales. En la mayoría de esas zonas, las condiciones fueron más secas de lo normal, mientras que en un porcentaje menor de cuencas se registraron valores por encima —o muy por encima— de lo normal. Se trata de datos muy similares a los de 2021. En más del 60 % de los principales embalses los flujos de entrada fueron normales o inferiores a lo normal, todo un reto para suministrar agua a todos los usuarios en un clima cada vez más variable.

A lo largo de 2022, las anomalías en la humedad del suelo y la evaporación siguieron la misma pauta que las anomalías registradas en las variables relativas al caudal fluvial. Así, por ejemplo, en Europa aumentó la evaporación y disminuyó la humedad del suelo y los caudales fluviales durante el verano a causa de una ola de calor de primer orden y de la sequía. Esto no solo provocó problemas en la agricultura, sino también la parada de centrales eléctricas por falta de agua de refrigeración.

Es probable que el paso de las condiciones típicas de La Niña en 2022 a las condiciones características de El Niño en 2023 tenga importantes repercusiones en el ciclo hidrológico, que se analizarán en el informe del año próximo.

Criosfera

El Tercer Polo, que abarca la meseta tibetana, el Himalaya, el Karakórum, el Hindu Kush, el Pamir y los montes Tien Shan, es vital para el abastecimiento de agua de casi 2 000 millones de personas. Entre 2000 y 2018, el balance total de masa de los glaciares disminuyó más de un 4 %. Se ha producido una notable reducción de la cubierta de nieve y un gran aumento del volumen de los lagos glaciares.

Ello ha repercutido en la escorrentía fluvial en las cuencas de los ríos Indo, Amu Darya, Yangtsé y Amarillo, una muestra de la creciente influencia del cambio climático en la región.

En 2022, la cubierta de nieve en los Alpes, crucial para alimentar grandes ríos como el Rin, el Danubio, el Ródano y el Po, se mantuvo muy por debajo de la media. Los Alpes europeos fueron testigo de una pérdida de masa glaciar sin precedentes.

Desde 2009, los Andes subtropicales han experimentado una disminución constante de acumulación de nieve en invierno, lo que ha afectado al suministro de agua de las ciudades en el conjunto de Chile y el oeste de la Argentina. Aunque en 2022 se produjeron nevadas ligeramente superiores a la media en algunas zonas, las principales cuencas hidrográficas siguieron registrando condiciones inferiores a la media, especialmente en la vertiente argentina, lo que supuso restricciones de agua sostenidas en los centros urbanos más poblados.

Desastres relacionados con el agua

En el verano de 2022, numerosas zonas de Europa sufrieron episodios severos de sequía que dificultaron el transporte fluvial por ríos como el Danubio y el Rin y alteraron la producción de electricidad en centrales nucleares de Francia por falta de agua de refrigeración.

La navegación por el río Misisipi, en los Estados Unidos, se vio afectada por el bajísimo nivel del agua, consecuencia de la pertinaz sequía que castigó ese país.

En América del Sur, la cuenca del Río de la Plata ha soportado condiciones continuadas de sequía desde 2020. Esto provocó un descenso significativo de la producción hidroeléctrica en 2022, debido a los bajos caudales de los ríos. Ese mismo año también se produjeron varios casos de falta de suministro de agua en el Paraguay.

En China, la sequía severa que azotó la cuenca del río Yangtsé provocó que el caudal fluvial, los flujos de entrada a los embalses y la humedad del suelo fueran muy inferiores a la media.

Una pertinaz sequía ocasionó una grave crisis humanitaria en el Cuerno de África. En cambio, la cuenca del Níger y gran parte de Sudáfrica registraron caudales fluviales superiores a la media, vinculados a las grandes inundaciones de 2022.

Una crecida de enormes proporciones azotó la cuenca del río Indo, en el Pakistán, y causó al menos 1 700 víctimas mortales, 33 millones de damnificados y unas pérdidas económicas estimadas en más de 30 000 millones de dólares de los Estados Unidos. Una ola de calor a principios de año intensificó el deshielo de los glaciares, con el consiguiente aumento del nivel de los ríos, que todavía crecieron más a raíz de las fuertes lluvias monzónicas, cuyos acumulados duplicaron con creces la media de julio y agosto.

Figura que muestra una selección de fenómenos hidrológicos de gran impacto ocurridos en todo el mundo en 2022. Los círculos indican crecidas e inundaciones (en azul) y sequías (en rojo).

Respuesta de la OMM

En el informe se hace hincapié en la falta de datos hidrológicos verificados y de fácil acceso. Cabe destacar especialmente los casos de África, Oriente Medio y Asia, donde se dispone de muy pocos datos observacionales. Así pues, existe una necesidad imperiosa de invertir en monitoreo y en intercambio de datos, de acuerdo con la Política Unificada de Datos de la OMM.

Con el Sistema Mundial de la OMM de Estado y Perspectivas de los Recursos Hídricos (HydroSOS), actualmente en fase de desarrollo, se quiere dar respuesta a este desafío.

Alcance del informe

En la edición de 2022 del informe sobre el estado de los recursos hídricos mundiales se han realizado varios avances importantes. Se han añadido capítulos nuevos, en los que se abordan componentes adicionales del ciclo hidrológico: aguas subterráneas, humedad del suelo, evapotranspiración, nieve y hielo, y flujos de entrada a los embalses. Los datos de estos componentes adicionales se obtuvieron mediante la integración de datos observacionales y de teledetección por satélite y de resultados de simulaciones de modelos numéricos.

En comparación con el año precedente, se produjo un notable aumento del volumen de datos de observación sobre caudales, procedentes de más de 500 estaciones. Tras el control de calidad, esa cifra se redujo a 273 estaciones, frente a las 38 utilizadas en el informe anterior. Sin embargo, el intercambio de datos se limitó a solo 14 países, lo que deja a regiones como África, Oriente Medio y Asia notablemente infrarrepresentadas en cuanto a datos de observación disponibles.

La resolución espacial del análisis global es ahora más precisa y alcanza un total de 986 cuencas fluviales de todo el mundo.

Asociados

El informe sobre el estado de los recursos hídricos mundiales contiene aportaciones de una amplia red de expertos en hidrología, entre otros, Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales, Centros Mundiales de Datos, miembros de la comunidad mundial de modelización hidrológica y organizaciones de apoyo como la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y el Centro de Investigación en Geociencias (GFZ) de Alemania. 

Redacción iAgua

La redacción recomienda

08/11/2023 · Climática

El Niño - Spanish - animation 2023

14/09/2023 · Cambio Climático

United in Science 2023 - English

04/09/2023 · Cambio Climático

The State of the Climate in Africa 2022 - Animation - English

27/07/2023 · Cambio Climático

WMO State of the Climate in Asia 2022 animation - English - July 2023