Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y la Agencia Vasca del Agua colaboran para continuar recuperando las aguas del Río Ibaizabal

169
0
169

(URAGENTZIA) Las labores llevadas a cabo en los últimos años por las diferentes instituciones hidráulicas han mejorado el estado ecológico de las masas de agua que integran la Unidad Hidrológica Ibaizabal y han permitido comenzar a disfrutar de este paraje para todo tipo de actividades recreativas difíciles de imaginar hace no muchos años.

No obstante, las presiones a las que aún se ven sometidas algunas de estas masas de agua, procedentes de diversas fuentes, impiden, de momento, alcanzar los objetivos ambientales establecidos por los actuales documentos de planificación hidrológica.

Por ello, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y la Agencia Vasca del Agua han llegado a un acuerdo, con el fin de llevar a cabo un estudio de caracterización de las fuentes puntuales de contaminación actual existentes hoy en día, en esta zona. Así pretenden evaluar su impacto, de cara a planificar y establecer actuaciones encaminadas a su progresiva eliminación. Este estudio tendrá un presupuesto de 331.771,74 €, financiado al 50% por cada una de las instituciones, y está previsto que tenga una duración de 12 meses. En el acuerdo las dos instituciones se comprometen también a compartir la información necesaria para el estudio.

Los trabajos han sido encomendados a TRAGSA, que dispone ya de un convenio con el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia desde el año 2010. Una sociedad mercantil integrada en el sector público estatal, que tiene la consideración de medio propio instrumental y servicio técnico de la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y los poderes adjudicadores dependientes de ellas. En cualquier caso, el acuerdo contará también con una Comisión de Seguimiento, formada por técnicos de ambas entidades, encargada de coordinar las actividades, determinar los criterios y metodología de trabajo, así como acordar, en su caso, la participación de otros entes y organismos en la ejecución del presente convenio.

Los trabajos están estructurados en tres fases:

  • Recopilación y actualización de la información existente, obtención de nueva información y gestión de toda la información disponible a través de un Sistema de Información Geográfica (GIS).
  • Modelación matemática en función de la información obtenida.
  • Planificación de actuaciones en función de los resultados obtenidos.

La primera fase, y parte fundamental del estudio, será la recopilación, obtención y actualización periódica de la información sobre zonas servidas por sistemas de saneamiento, ya que permitirá, por un lado, delimitar con precisión las zonas y población no servidas por sistemas de saneamiento colectivos, de cara a definir el alcance de las autorizaciones de vertido de cada municipio y, por otro lado, identificar el origen de los vertidos existentes, lo que permitirá definir y priorizar actuaciones en materia de saneamiento.

Dada la amplitud de la zona a estudiar, se ha considerado oportuno acotar el ámbito. En este sentido, se comenzará con el estudio en la cuenca del río Ibaizabal a modo de cuenca piloto, Se realizará un inventario y caracterización de vertidos directos al eje principal del Ibaizabal en el tramo comprendido entre el límite de influencia de mareas (barrio de La Peña en Bilbao), hasta la EDAR de Elorrio. La longitud de río a inventariar será de unos 50 km. Se ha elegido esta zona por varias razones:

  • Es uno de los principales tributarios del estuario del Nervión.
  • Los municipios que integran la cuenca disponen de redes generales de saneamiento agrupadas. Además la mayor parte de las infraestructuras de red primaria han sido ya ejecutadas y se encuentran en servicio.
  • La contaminación fecal que esta cuenca aporta al estuario es inusualmente alta, teniendo en cuenta que la mayor parte de la población está servida por sistemas generales de saneamiento.

Es importante indicar que esta labor debe realizarse en unas condiciones concretas. En primer lugar, durante estación seca y a ser posible en estiaje riguroso, para que las aguas infiltración de lluvia no enmascaren los resultados. En segundo lugar, puesto que debe indicar la actividad que los origina, debe realizarse fuera del periodo vacacional veraniego, en el que las industrias pueden parar su actividad y la población fluctuar sensiblemente.

En una fase más avanzada del estudio, y cuando se hayan caracterizado todos los vertidos, se efectuará una caracterización de la calidad de las aguas en el eje principal del Ibaizabal, con el fin de obtener información sobre el impacto y la dispersión de las cargas aportadas a la cuenca a través de vertidos directos y de los tributarios.

Comentarios